domingo 23/1/22
Seminarios antiracistas impartidos por sionistas

El racismo de Starbucks le mete en un lío

Cerrará ocho mil tiendas en Estados Unidos la tarde del 29 de Mayo, para desarrollar “talleres de prejucios implícitos” con la plantilla La campaña tan criticable como el comportamiento antiracial de la marca

Starbucks

Starbucks provocó la detención de dos hombres negros, con acusaciones de allanamiento, mientras esperaban a un amigo en la tienda de Filadelfia. El hecho provocó manifestaciones dentro de la tienda.

Como consecuencia, más de 8,000 tiendas en EE. UU. cerrarán  durante varias horas el próximo mes para llevar a cabo entrenamientos para sus casi 175,000 trabajadores. Starbucks ha estado bajo sospecha desde hace mucho tiempo; en 2015, el entonces CEO, Howard Schultz, lanzó una campaña que fracaso en las tiendas,  acusada por superficial y mal concebida: le sorprendió el nivel de "odio visceral y desprecio por la compañía".

Todos los esfuerzos de la cadena han caído por los suelos cuando el video, que se volvió viral durante el fin de semana, mostró que los dos hombres negros fueron arrestados por la policía.

Las autoridades afirman que a los agentes de policía se les dijo que los hombres habían pedido usar el baño de la tienda, pero se les negó porque no habían comprado nada y se negaron a irse. Un portavoz de Starbucks dijo el martes que el empleado ya no trabaja en la tienda, pero se negó a dar más detalles.

Los talleres de prejuicios implícitos

Starbucks, ha anunciado, a continuación de la crisis del fin de semana su plan para llevar a cabo talleres de “!prejuicios implícitos” raciales para sus empleados.

El “prejuicio implícito” una elusión hispter, aparentemente progre, un término tomado de la psicología, se ha convertido en una nueva expresión de moda en los medios que se refiere a las actitudes inconscientes y estereotipos que tienen los individuos alrededor de ciertos grupos de personas.

El sesgo racista del incidente en Starbucks ha sido notablemente explícito y reducirlo a “prejuicio implícito” es reducirlo de categoría y, naturalmente, menos escandaloso.

Los talleres de prejuicios implícitos se han convertido en un truco de relaciones públicas. Cuando talleres sesgo implícito - que dependen en gran medida de la psicología social para comprender y superar los prejuicios raciales inconscientes de nuestro cerebro y los estereotipos - se ofrecen para enmascarar racismo, violencia o sexismo explícito

En el caso de Starbucks, Jonathan Greenblatt, CEO de Anti-Defamation League (ADL), se ha presentado como uno de los "expertos" para desarrollar el plan de estudios del taller de sesgo implícito. La ADL es una firme defensora de Israel y aboga contra el boicot y la ocupación palestina.

Es algo irónico que se involucre en un taller de racismo al tiempo que apoya la vigilancia y la opresión de Israel sobre el pueblo palestino.

Comentarios