domingo 13/6/21
importante

Los pasos a seguir cuando tienes una idea

Tener una buena idea no es fácil, requiere de mucho trabajo. Por eso, hay que tomar precauciones para que nadie se quede con tu idea y, una vez que se tiene todo preparado, hacer una campaña de marketing que llame la atención de los posibles clientes

idea
Los pasos a seguir cuando tienes una idea.

Hay personas a las que les gusta inventar cosas. Se pasan el día trabajando en proyectos que parecen imposibles pero, según los van desarrollando, parece que tienen sentido. Cuando alguien tiene una idea lo normal es que no quiera que nadie más pueda usarla, salvo uno mismo. En especial si es algo que pueda revolucionar la vida de las personas. Para que esa idea que te ronda la cabeza no pueda ser usada por nadie, lo mejor es aprender como patentar una idea. Esto es importante porque, de lo contrario, alguien puede venir y robarte esa idea, esto quiere decir, que otra persona sepa en lo que se está trabajando y al no estar la idea patentada pueda usarla en su propio beneficio. Para poder informarte sobre los pasos a seguir, lo mejor, es ir a un Gabinete de peritos judiciales de patentes y marcas que puedan ofrecer consejos para evitar situaciones incómodas y poder realizar la patente de la idea.

Requisitos para patentar una idea

Para aquellos que tienen una idea y quieren patentarla deben saber que el primer requisito que han de cumplir es no contarla a nadie hasta que se haya hecho efectiva la patente. En caso de que la idea haya sido divulgada se puede acabar con la oportunidad de poder patentarla y quedarse con la exclusividad. Así que hay que tener mucho cuidado y pensar antes de decidir si contarle a alguien la idea o no. En caso de que la persona que cuente la idea antes de patentarla sea un tercero, también podría haber problemas a la hora de patentarla. Mejor es no contar a nadie la idea que se ha tenido.

Antes de registrar la idea que se ha tenido es mejor utilizar buscadores de patentes para asegurarse que, la idea que uno tiene, no está ya registrada. Esto es importante porque uno de los requisitos para poder registrar una idea es que sea algo novedoso, que no se conocida en ningún sitio. También hay que pensar que lo que se registra no es una idea de negocio sino la marca. Como en el caso de algunos productos también se puede registrar la forma del envase en el que venga el contenido.

Por último, para poder hacer un registro, lo que se ofrece debe tener una aplicación en la industria. Son tres requisitos que, aunque parecen fáciles de llevar a cabo, pero en realidad no lo son tanto.

Abrir un negocio

Cuando se consigue patentar esa idea que se ha estado estudiando por tiempo, es momento de pensar en cómo comercializar el producto. Al ser algo novedoso, hay que mostrarle al público lo beneficioso que es para ellos comprarlo.

Para ello, antes de vender nada, hay que conseguir las licencias para abrir un negocio. Como se puede apreciar el tema legal requiere de mucho esfuerzo y trabajo, son muchas cosas las necesarias. Pero es importante poder cumplir con ellas.

Para iniciar un negocio hay que pedir diferentes permisos como el apertura de negocio. Dependiendo de a qué se va a dedicar uno, tal vez, necesite de un permiso para el trabajo por ejemplo de un carnet de manipulador de alimentos para trabajos en los que haya que manipular comida. Lo mejor es ir a informarse sobre las licencias pertinente porque, dependiendo de la comunidad, también pueden existir otro tipo de leyes que no haya en otras.

Finalizados los trámites es hora de dar publicidad a esa idea tan innovadora y llamar la atención de los compradores. Esto se puede hacer fácilmente con un rollup. Un cartel publicitario que puede ayudar a llamar la atención de la gente. En la página de Oedim se puede encontrar roll up barato con la mejor impresión y calidad para ayudar a publicitar tu negocio.

Comentarios