Martes 22.01.2019

Organización práctica para reformar la casa

Cada cierto tiempo es necesario reformar la casa por múltiples razones, la llegada de un nuevo miembro a la familia, querer algo más moderno y actual, incluso darle un valor añadido para una posterior venta

El problema no es reformar la casa, sino cómo hacerlo, siendo este el mayor obstáculo de muchas familias que no saben por dónde empezar ni a quién acudir.

Antes de proseguir, hay que diferenciar entre reformar la casa o hacer unos arreglos. El cambio de pintura o la instalación de una nueva pieza en el baño puede considerarse como una reforma pequeña, más bien arreglos cotidianos que toda casa tiene y que cualquier persona puede hacer.

Las reformas de casa y del negocio en manos de expertos

Sin embargo y cuando se habla de la reforma de una casa, se habla de modificaciones integrales en su estructura, así como un cambio total a la imagen de una parte o de la totalidad de la casa.

Por esta razón reformar la casa implica organización, conocimientos especializados y recursos. Dependiendo de las habilidades de quien lidere los trabajos de remodelación, se pueden maximizar para conseguir hacer grandes cambios con poco dinero.

En este sentido no es recomendable que los propios miembros de la familia se encarguen de reformar la casa, sino que es mejor dejar esta labor en manos expertas, siendo importante confiar en una empresa de reformas en Fuengirola.

Este tipo de empresas cuentan con mucha experiencia en reformas de baños, cocinas, suelos y de cualquier parte de un inmueble.

El objetivo central de reformar la casa o negocio es darle una nueva utilidad al espacio transformado, como por ejemplo convertir una sala grande en dos espacios totalmente integrados de sala y comedor, con mobiliario moderno, una iluminación agradable y suelos de alta calidad.

En otras palabras, nuevos espacios en los que quieras permanecer en ellos todo el día. Por supuesto, dichas reformas tienen que hacerse atendiendo a los gustos y presupuestos de los clientes.

Pasos para reformar una casa o negocio

Lo primero que se debe considerar ante una reforma es ponerse en contacto con una empresa de reformas en Benalmadena que cuente con una amplia experiencia en la remodelación de inmuebles.

Este tipo de negocios puede presentar muestras de trabajos anteriores altamente satisfactorios. Cuenta con personal cualificado y tiene acceso a los mejores proveedores que le garantizan los materiales necesarios para una buena reforma.

En cuanto a reformar la casa se debe aplicar el refrán que dice que “lo barato sale caro”. Así que más vale invertir en una buena empresa de remodelaciones con amplia experiencia y que utilicen materiales de calidad.

Hay que escoger la mejor época del año para reformar la casa

Por ejemplo, hacer los trabajos durante la temporada de exámenes, a pocos días de un acontecimiento especial como una boda o durante la ausencia de la pareja, suelen ser malos momentos para llevar a cabo estas remodelaciones, ya que la familia estará bastante estresada.

Por eso antes de nada hay que hablar con la empresa en cuestión para dejar todo bien atado, como fechas concretas.

Estos profesionales son una buena opción cuando necesitas hacer una reforma en casa debido a su experiencia y todo lo referente a los materiales que utilizan, que sean de calidad, como puede ser recurrir a una empresa de reformas en Torremolinos que lleve tiempo trabajando en el sector.

Aunque la empresa de reformas sabe hacer su trabajo, es bueno que los propietarios de la casa estén presentes en la supervisión de las obras, con el fin de estar tranquilos y seguros de la remodelación que se está realizando.

En la medida en que avanzan los trabajos, hay que estar en estrecha comunicación con el responsable de la remodelación, como suele ser normal hacer con una empresa de reformas en Marbella.

Siempre hay que disponer de dinero extra para sufragar gastos que no estaban previstos en el presupuesto original. Esto siempre ocurre cuando hay grandes reformas y en ocasiones suelen aparecer imprevistos como tirar una pared o cambiar una tubería de sitio.

Es importante explicar muy bien qué es lo que se va a reformar en la casa, incluso es válido mostrar fotos, hacer dibujos o enseñarles ejemplos de otras casas.

Aparte de esto, siempre hay que tener en cuenta que a veces no pueden complacer los caprichos de los clientes al 100%, ya que todo depende del espacio, la disponibilidad de los muebles, el acceso a los materiales, el presupuesto familiar, etc.

Siguiendo estos consejos y con la asesoría de una empresa de reformas que tenga suficiente experiencia en los trabajos, se puede reformar la casa con excelentes resultados.

Comentarios