Viernes 20.07.2018
APERTURA DE FRENTES

Open Banking y PSD2 abren nuevas oportunidades de negocio en el sector financiero

Cada vez más empresas de servicios financieros forman parte del denominado ‘fintech’ o sector tecnológico financiero

FinTech.
FinTech.

La introducción de las nuevas tecnologías en el sector financiero en los últimos años, ha provocado una auténtica revolución en los viejos métodos y formas de ofrecer productos y servicios que tenían las entidades bancarias hacia los clientes. Empresas de servicios financieros en general, que desde hace tiempo trabajan con equipos y herramientas tecnológicas avanzadas, que permiten crear productos innovadores que facilitan la vida de las personas.

El denominado 'fintech' o sector tecnológico financiero no ha dejado de crecer desde su aparición, y por ejemplo, en los últimos tres años ha crecido un 48% a nivel mundial. Una cifra increíble, que también se ve reflejada en España donde este sector ocupa a más de 300 Pymes y autónomos. Un tipo de servicio financiero excepcional que ofrece ventajas a los clientes desde el primer momento, para que estos puedan realizar las gestiones a través de herramientas como la Plataforma Open Banking.

Plataformas que cuentan con un modelo financiero moderno y diferente, que ha cambiado por completo el modelo de la banca tradicional mediante la directiva de servicios de pago psd2. Todo con el único objetivo de mejorar la competencia y la protección hacia el consumidor, para que este obtenga la máxima transparencia a la hora de realizar operaciones bancarias.

Porque con open banking se abre un nuevo horizonte en el sector financiero, que tan solo trae ventajas para todos los actores implicados (empresas y consumidores).

¿Qué es Open Banking y qué servicios ofrece?

Se puede decir, que el Open Banking hace referencia a la posibilidad de generar negocios y ecosistemas digitales de APIs financieros innovadores, que permitan facilitar las gestiones a los clientes para que los clásicos procesos tediosos del pasado pasen a ser rápidos y simples.

Algo que hace años parecía inimaginable, pero que en la actualidad se ha convertido en un servicio financiero real que cada vez utilizan más personas en su día a día. Porque a través de los servicios de pago psd2, los usuarios pueden acceder a plataformas de gestión de pagos automáticos, eliminado así cualquier tipo de traba burocrática.

Además este tipo de servicio financiero se caracteriza por su facilidad de uso, ya que a través de su manejo los clientes obtienen soluciones rápidas sin necesidad de desplazamientos.

Ante este contexto, no parece extraño que cada vez más empresas y entidades financieras apuesten por transformar su método de trabajo adaptándose a las nuevas pautas impuestas por el fintech. Un modelo financiero, que está revolucionado las formas en las que los consumidores interactúan con los productos y servicios ofrecidos por las entidades.

Por ejemplo, con su uso los usuarios pueden consultar su situación económica en cualquier momento y desde cualquier parte del mundo con conexión a Internet. Un hecho que hace años hubiera provocado desplazamientos y pérdidas de tiempo, y que en la actualidad tan solo es cuestión de minutos.

¿Qué ventajas aporta Open Banking y PSD2 a los usuarios?

Como ya se ha comentado anteriormente, la aparición de Open Banking y PSD2 en el sector financiero ha provocado una transformación de las formas tradicionales impuestas por este. Cambios en forma de ventajas para los usuarios, que ahora pueden realizar todo tipo de gestiones bancarias desde un dispositivo conectado a Internet.

Todo ello, obteniendo un previo asesoramiento financiero personalizado sobre los productos a consumir, para que estos sepan desde el primer momento cuáles son los más apropiados para sus necesidades. Una gran oportunidad de negocio tanto para las entidades bancarias tradicionales (que no saben cómo contrarrestar los estragos de la crisis económica todavía presentes), como para los usuarios que pueden operar con productos y servicios emergentes.

Un modelo financiero en el que todos ganan, y que permite fortalecer la relación entre los clientes y las entidades bancarias mediante la generación de confianza, a través del uso de un método seguro y simple que deja atrás las trabas bancarias del pasado. La transformación del sector financiero ya no es una idea, sino que ha pasado a ser una auténtica realidad que sigue cambiando el futuro de los servicios financieros constantemente. Con el objetivo principal de mejorar la experiencia para el consumidor, y que este pueda realizar las gestiones pertinentes en el menor tiempo posible.

Comentarios