sábado 31/7/21

Metodología BIM al servicio de la ingeniería civil

Un proyecto de ampliación y remodelación de la playa de vías y andenes del AVE en Chamartín (Madrid); la sustitución de los tirantes del Puente del Centenario en la autovía SE-30 en Sevilla; y la ampliación a 4 carriles del tramo de 10,4 km de la autopista A9 entre Badhoevedorp y Holendrecht, en los Países Bajos
infraestructura

La actualización de estas infraestructuras mediante el uso de la metodología BIM ejemplifica a la perfección la versatilidad que ofrece a la ingeniería civil la apuesta por la digitalización del sector de la construcción basada en Building Information Modeling (BIM). 

Según el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA), que ostenta la presidencia de la Comisión Interministerial para la incorporación de la metodología BIM en la licitación pública (CBIM), las ventajas inmediatas de aplicar BIM son:

  • la reducción del tiempo global invertido en el proyecto
  • la disminución de los costes
  • la eficiencia energética lograda
  • la transparencia
  • la calidad
  • la seguridad

En el mismo sentido, sobresale el informe de la Comisión Europea European Construction Sector Observatory (marzo de 2019). Esta investigación afirma que el uso de BIM supone un ahorro en la fase de construcción de entre el 13 % al 21 % y en la fase de operaciones, del 10 % al 17 %. Por lo tanto, los ingenieros también son uno de los agentes de la cadena de valor del sector de la construcción que más puede beneficiarse del manejo de programas de ingeniería civil basados BIM.

Existe otro estudio reciente, el ICE BIM Survey, sobre la ingeniería civil y su relación con la metodología BIM que merece la pena referenciar. El análisis del ICE (Instituto de Ingenieros Civiles del Reino Unido) ha arrojado conclusiones interesantes:

  • El 82 % de los ingenieros civiles afirman que ha sido una buena decisión instaurar la metodología BIM en su oficina.
  • El 41 % de los encuestados estaban satisfechos con la velocidad de entrega y el 37 % con la reducción de los sobrecostes.

Aún más relevantes si cabe son los siguientes resultados:

  • El 73 % de los expertos BIM sitúan a los datos incompletos como el origen más importante de los errores detectados en la fase de diseño; y el 55 %, a los cambios que se llevan a cabo en el diseño del proyecto.
  • Las siguientes fuentes de errores identificadas en el estudio son, por un lado, el intercambio de información entre los miembros del proyecto (45 %) y, por otro, el uso de un programa de ingeniería civil incompatible (43 %).

Con lo anteriormente citado, quedan relevados cuáles son los beneficios más importantes que aporta la metodología BIM a los ingenieros civiles. No obstante, merece reforzar y ampliar aún más algunos de los beneficios:

  • Brinda seguridad en la transmisión de datos sin pérdida de información.
  • Proporciona transparencia, flexibilidad y sencillez a la colaboración profesional eliminando los problemas propios del uso de softwares de distintos fabricantes.
  • Garantiza el trabajo sobre la última versión de los datos de un proyecto, dado por la actualización automática de toda información que sea modificada.
  • Reduce los plazos al minimizar la probabilidad de sufrir ineficiencias o errores, que son comunes en la estrategia de trabajo 2D, por ejemplo, en las variaciones manuales de diseño y cálculos.
  • Ayuda valiosa para la gestión de obras, con ventajas que engloban la confirmación de que un diseño es efectivamente susceptible de ser construido, la mejora significativa en la proyección de los costes para la licitación del proyecto (lo que genera una propuesta económica más precisa, sencilla y rápida), y permite planificar y simular virtualmente la fase de construcción en virtud de lo cual el modelo 3D informa automáticamente sobre la secuencia y la programación de la construcción. Además del mayor grado de detalle que permite realizar un programa de ingeniería civil basado en BIM en el inicio de la fase de diseño para la prefabricación y la construcción modular. Optimiza el procedimiento de conclusión del proyecto gracias al control preciso y en tiempo real de la fase de construcción.
  • Favorece del desarrollo de ciudades conectadas, en tanto los expertos vaticinan que el IoT (Internet of Things), los SIG (Sistemas de Información Geográfica), el big data y el aprendizaje automático ampliarán significativamente sus aplicaciones en las ciudades en los próximos años. Ante esta realidad será más necesario que nunca un procedimiento cohesionado y centralizado en el momento de compartir los datos. Es ahí donde la metodología BIM ofrece una solución flexible y segura en forma de plataforma abierta, colaborativa y eficaz. Las ciudades podrán mejorar así las infraestructuras, los edificios, el medio ambiente, la seguridad, entre otros elementos.

A modo de ejemplo, los programas de ingeniería civil basados en metodología BIM como los desarrollados por ALLPLAN mejoran significativamente el diseño de puentes y el diseño y despiece de armaduras.

En el caso, del diseño, construcción y modelado de puentes, Allplan Bridge se caracteriza además por integrar en un único modelo paramétrico el análisis estructural y la elaboración de los detalles. Además, dado que el proceso de ejecución de un puente suele estar sujeto a numerosos cambios, resulta esencial que el acceso al modelo central BIM esté garantizado para todos los profesionales implicados. Los flujos de trabajo eficientes mejoran enormemente la coordinación y los resultados finales optimizando la rentabilidad del proyecto. Los diseños de armados, por ejemplo, resultan así de altísima calidad y se consiguen en un tiempo significativamente menor, ayudando así a mantener la previsión presupuestaria y los plazos de entrega preestablecidos.

Comentarios