sábado 18.01.2020

Con el marketing digital toda mujer puede convertirse en una emprendedora libre

Las crisis económicas que los países han vivido han dejado muchas lecciones, una de ellas es la necesidad de obtener la libertad financiera. Las mujeres no se han quedado atrás, gracias a la tecnología y plataformas que apoyan el empoderamiento femenino, cada vez más amas de casa y trabajadoras dependientes han roto esas cadenas y hoy en día viven su vida según sus términos
Con el marketing digital toda mujer puede convertirse en una emprendedora libre

Desde hace décadas, las mujeres han buscado empoderarse, eliminando las etiquetas impuestas de que sólo debían ser amas de casa o simples asalariadas sin oportunidad de ascender. Con creces, las mujeres han demostrado “de qué están hechas” y hoy en día ocupan importantes cargos políticos, gubernamentales, ejecutivos, en definitiva, puestos clave en organizaciones de todas las escalas.

En el ámbito empresarial también las mujeres han venido ganando un vasto terreno, pero no sólo en cuanto a jerarquías ocupacionales, en la actualidad, las vemos siendo las líderes de sus propios emprendimientos y para este gran avance han tenido un aliado fundamental como es el marketing digital.

Y es que concebir, diseñar, desarrollar y ejecutar una idea de negocio llevándola al ámbito digital se ha convertido en una gran oportunidad para las mujeres de poder encontrar su independencia económica, y esto es gracias a la tecnología, antes no era posible.

Muchos beneficios y un valioso apoyo

Los beneficios de desarrollar un emprendimiento digital saltan a la vista, hace que las probabilidades de éxito se multipliquen. El principal es que, a partir de cumplir este sueño, las mujeres van a empezar a vivir la vida según sus términos.

Se logra así un equilibrio entre el tiempo que se le dedica al trabajo y el que se le debe dejar a otros ámbitos que también son importantes. La mujer logra su libertad haciendo lo que le gusta, y que además, le otorga beneficios económicos, y esto le deja tiempo para realizar otras actividades.

Las mujeres no están solas en el momento de decidirse por vivir la vida según sus propios términos, por ser una emprendedora libre, cuentan con un valioso apoyo. Plataformas como Project Martina, creada y desarrollada por Asun Parra, ofrecen toda la información, herramientas y motivación necesaria para que las mujeres puedan arrancar con sus iniciativas de un emprendimiento online.

El aporte de esta iniciativa de una mujer que logró su independencia y libertad gracias a proyectos digitales, puede corroborarse con tan sólo revisar las valoraciones positivas que se han recogido mediante Project Martina opiniones muy favorables de todo lo que significa esta experiencia. Se tratan de historias de emprendedoras libres que alcanzaron sus sueños y que lo comparten con todas las mujeres para ayudarlas a vencer los miedos y sus propios obstáculos.

Identificar en qué fase estamos para avanzar

Este tipo de proyectos tiene como fin orientar a las mujeres, quienes en muchos casos, se pueden ver abrumadas con tanta información sobre cómo iniciar un emprendimiento y todas las estrategias de marketing digital que pueden utilizar.

En este sentido, Project Martina tiene entre sus fundamentos, que lo primero que se debe hacer es identificar “dónde estás” para aprovechar realmente todo el poder que tiene la red y así lograr un proyecto de éxito.

Es así como establece tres edades o fases, categorizadas de esta forma:

  • La edad de la inocencia: es el estadio inicial, ese momento de sueños, bonito, en el que se tiene clara la decisión de emprender y, en muchos casos, también se tiene clara la idea del proyecto a desarrollar. Es muy importante esta fase porque es cuando tenemos las alas para empezar a volar. Es el momento de la idea y la pasión, que no están mal, pero un proyecto no avanza sólo con idea y pasión.
  • La edad de la fuerza bruta: es el tiempo del arduo trabajo, el que hace que aquella mujer que está desarrollando un proyecto deba convertirse en esclava de él. Esto no es precisamente sinónimo de libertad o de vivir la vida según sus términos, salir de esta fase no es tan difícil, más aún con el auge de internet. Es obvio que quien permanece y se queda aquí no tiene ni un método, ni un mentor, los necesita.
  • La edad de la libertad: ésta es la fase a la que se llega con el Project Martina. Es cuando la emprendedora puede sentir y ver que ha creado un negocio con el que sí puede vivir con libertad. Obviamente, no se trata de crear un negocio millonario en el que la persona no trabajará nunca y que todo será diariamente perfecto. Se trata de trabajar pocas horas en una idea que emociona, y que a la vez, genera un ingreso económico.

La importancia de identificar cada fase está en que se trata de un proyecto conectado, si no se supera una etapa no se podrá llegar a la siguiente y todo se estancará. Ejemplos de muchas emprendedoras que han entendido esto también están disponibles en la cuenta Project Martina Instagram, que además, ofrece frases motivadoras, vídeos, sugerencias y recomendaciones que son muy importantes durante este camino.

Es importante, además, entender el “dónde estás”, ya que de esta manera se pueden identificar las fortalezas que ya se han alcanzado, además de las debilidades que se deben corregir para poder avanzar hacia las etapas que se deben recorrer para lograr el éxito.

Auge de las empresas digitales

Este tipo de apoyo que diversas plataformas dan a los emprendimientos digitales ha sido beneficioso hasta tal punto que esto se refleja en el crecimiento exponencial que este tipo de actividad económica tiene en el mundo. 

Es una actividad económica que cada vez gana más adeptos al tener muchos beneficios y pocos riesgos. Tiene como ventaja, con respecto a los negocios tradicionales, que suponen menores costes y estructuras operativas, y a la vez, mayores clientes potenciales y ventas.

La expansión del emprendimiento se ha dado con más auge en muchos países en este nuevo siglo tras etapas de recesiones económicas que han dejado muchas lecciones. Romper las cadenas del “trabajar para los demás” y así obtener libertad financiera es ahora el objetivo de millones de personas y mujeres en el mundo.

Todas estas ventajas cada vez son más aprovechadas por las mujeres, quienes cada día buscan capacitarse más para poder desarrollar esa idea de negocio que siempre han soñado, y gracias las facilidades que aporta internet hoy en día, pueden desarrollar.

 

Comentarios