viernes 16/4/21

Estrella Digital

Las licitaciones públicas, una solución a la crisis de pymes y empresas

Enfrentarse a una nueva crisis pone en riesgo la supervivencia y el futuro de muchas empresas de distintos sectores productivos. Sobrevivir a los envites de una recesión no es nada sencillo ante la dificultad de mantener la facturación o de poder incrementarla con nuevos clientes ante la debilidad del mercado interno

empresa

Ante esta situación, las licitaciones públicas se erigen como una solución muy interesante para incrementar la facturación realizando trabajos o prestando servicios para distintos organismos de la Administración Pública. Estas licitaciones suponen una importante fuente de ingresos para muchas empresas e incluso se pueden convertir en su salvavidas en una situación como la actual.

Pero, ¿qué es una licitación pública?

Una licitación pública es un procedimiento a través del cual un organismo público realiza un proceso de contratación para ejecutar obras o para proveerse de servicios o suministros. Pueden participar en este proceso todo tipo de empresas (PYMES, autónomos, grandes empresas) puesto que se trata de un proceso de selección abierto.

Tan solo hay que reunir los requisitos exigidos en la convocatoria, como suele ser la inscripción en el rolece o no tener impedimentos para contratos con la administración pública. Hay que prestar atención en cada licitación a las bases de la convocatoria o pliego de contratación donde se establecen las condiciones y requerimientos del concurso.

Las empresas descubrirán cuál será el proceso de evaluación y adjudicación del proyecto así como las condiciones técnicas y económicas requeridas. Existen diferentes procesos de licitación pública siendo los tres más importantes la subasta, el concurso y la obra.

¿Puede cualquier empresa presentarse a una licitación pública?

Cualquier empresa puede acceder a participar a un proceso de selección para realizar obras o prestación de servicios a organismos públicos. Es importante tener definida su especialidad y estar al tanto de las posibles ofertas de contratación pública que la empresa puede realizar. Para consultar las licitaciones públicas en vigor y participar en ellas hay diferentes formas. Las más importantes son:

Plataforma de Contratación del Sector Público

Plataforma que permite conocer las licitaciones publicadas en los distintos perfiles del contratante que se alojan en la misma. Se puede utilizar un formulario de búsqueda para conocer en qué estado se encuentran las licitaciones, la fecha de actualización o documentos que hayan publicado.

Plataformas de contratación autonómicas

Las comunidades autónomas cuentan con sus propias plataformas de contratación, así como también diputaciones y grandes ayuntamientos. El proceso de búsqueda es similar a la plataforma estatal.

Buscador de licitaciones de Infocif

Existe una web, Infocif, que pone a disposición de las empresas un gestor de licitaciones que permite acceder a todas las licitaciones que se van publicando en tiempo real. Con unos cuantos clics se puede descubrir toda la información necesaria para participar en cada una de ellas.

La inscripción en el ROLECE

Para poder participar en las licitaciones de las distintas administraciones públicas es necesario que la empresa o profesional esté inscrito en el ROLECE, siglas del Registro Oficial de Licitadores y Empresas Clasificadas del Estado. La inscripción en este registro acredita que la empresa es apta y capaz para participar en procesos de licitación como interesada.

Además es una forma de acreditar también que se cuenta con una solvencia financiera suficiente, así como el personal y las técnicas adecuadas. La inscripción en el ROLECE es suficiente para participar en procesos de todas las Administraciones Públicas del Estado, así que no es necesario inscribirse en otros registros autonómicos.

Así lo establece el artículo 159.4 a) de la Ley de Contratos del Sector Público donde dice "Todos los licitadores que se presenten a licitaciones realizadas a través de este procedimiento simplificado deberán estar inscritos en el Registro Oficial de Licitadores y Empresas Clasificadas del Sector Público''.

Por tanto, las empresas que quieran competir por una licitación pública deben estar inscritas en el ROLECE. Por las cuantías por las que hay que inscribirse son la gran mayoría de las licitaciones del sector público, como son entre 40.000€ y 2.000.000€ para las obras o de 15.000€ a 100.000€ por los servicios y los suministros.

Como se puede apreciar existe una fuente de ingresos muy importante por explorar para las empresas a través de las licitaciones públicas. Aunque la competencia por hacerse con estos contratos del sector público es siempre intensa, lo cierto es que es en momentos de crisis como este cuando suponen una gran oportunidad para conseguir nuevos ingresos con los que salir adelante.

Comentarios