martes 26/1/21

Instalación de cámaras termográficas: todo lo que necesitas saber

Cada vez son más las empresas que se deciden por contratar un servicio que aporte seguridad a sus empleados. Debido a la época en la que vivimos y a la “nueva normalidad” que nos ha dejado la pandemia del Covid-19 la instalación de cámaras termográficas se ha convertido en un servicio indispensable para conseguir entornos seguros y proteger a los trabajadores de las empresas

La termografía corporal resulta muy interesante debido a las grandes ventajas que presenta, ventajas que van más allá de medir la temperatura. Grupo Lasser es una empresa especializada en este tipo de tecnología. Se encargan de llevar a cabo la instalación, atendiendo a las necesidades del cliente, además de ofrecer un servicio de mantenimiento para asegurarnos que todo funcione como debería.

Si todavía no sabes qué pueden ofrecer a tu empresa las cámaras termográficas, te recomendamos seguir leyendo.

Ventajas de las cámaras termográficas

1. Medición de temperatura, clave para prevenir el COVID-19

Esta tecnología nos será de gran ayuda ante la situación que estamos viviendo. Las cámaras termográficas permiten medir la temperatura corporal al momento, evitando de esta manera, que las personas que presentan fiebre puedan acceder al recinto y consiguiendo minimizar la posibilidad de contagio. 

2. Seguridad

Una de las ventajas principales de las cámaras termográficas está relacionada directamente con la seguridad de la empresa. Y es que funcionan con un tipo de tecnología que es inmune a limitaciones visuales o a camuflajes.

Esta tecnología es capaz de detectar focos de calor. Así, no importará qué tipo de objeto pueda estar dentro del campo de visión, ya que el sensor de la cámara será capaz de detectar sin ningún tipo de problema lo que está pasando. 

3. Adaptación

Existen muchos sistemas de visión nocturna, pero la mayoría de los mismos necesitan tener algo de luz para funcionar. Una de las grandes ventajas de las cámaras termográficas es que se adaptan hasta a las situaciones más extremas, pudiendo crear imágenes nítidas, aunque la oscuridad sea total.

Así se podrán identificar intrusiones en donde otros sistemas no podrían hacer nada.

4. Mínima posibilidad de error

Ciertos sistemas, como los detectores de movimiento o la seguridad mediante infrarrojos, no son capaces de detectar con acierto los objetos, y esto hace que se despierten todas las alarmas.

Con las cámaras termográficas se pueden identificar los objetos y así determinar cuál es un riesgo/amenaza y cuál no lo es. Esto hace que la inversión en este tipo de tecnología se vea amortizada desde el primer momento.

5. No se pierde visión por los destellos de luz

Como ya hemos comentado, el sistema en el que se basan las cámaras termográficas para funcionar no requiere de una luz, y esto tiene una ventaja muy interesante. Los destellos de luz que producen dichas fuentes podrían arruinar la escena (por ejemplo, si se tiene que identificar un sujeto o un determinado objeto, estos destellos podrían impedirlo).

Las cámaras termográficas están diseñadas con un tipo de tecnología que evita que se pierda visión por destellos de luz.

6. Permiten obtener la rentabilidad antes de lo que te esperas

Además, estos sistemas no requieren de ningún equipo adicional para detectar intrusos, por lo que se considera un método efectivo para prevenir por sí mismos, sin que tengamos que adquirir otro tipo de dispositivo de forma manual.

Si quieres conseguir un entorno de gran seguridad para tu empresa y te han convencido todas las ventajas que las cámaras termográficas proporcionarán a tu negocio, te recomendamos que contactes con nuestra empresa de sistemas de seguridad. En Grupo Lasser estudiaremos tu caso para darte una solución 100% personalizada. 

Comentarios