lunes 17/1/22

El hub prevé arrancar este año en Nissan y recolocar a los despedidos

El Hub de Descarbonización (D-Hub), el proyecto liderado por QEV Technologies y Btech para reindustrializar Nissan, prevé aprovechar las tres plantas de Barcelona

Nissan

El Hub de Descarbonización (D-Hub), el proyecto liderado por QEV Technologies y Btech para reindustrializar Nissan, prevé aprovechar las tres plantas de Barcelona, recolocar a la totalidad de los trabajadores despedidos -unos 1.400- y reactivar la producción "durante el segundo semestre de 2022".

Este es el objetivo de los impulsores del consorcio, formado por varias empresas nacionales e internacionales, que trabajan junto a la Mesa de Reindustrialización de Nissan para formalizar el traspaso de las tres fábricas de la multinacional nipona e implementar este proyecto de electromovilidad, que fabricaría modelos eléctricos diferentes, como una furgoneta pequeña e incluso un vehículo de gran tamaño.

En un comunicado, el equipo del D-Hub se muestra optimista con los avances conseguidos y apunta a enero como "mes clave para oficializar el acuerdo y poder así centrar los esfuerzos en reiniciar la producción de las plantas a lo largo del año".

Los impulsores de esta iniciativa aseguran que la solución empresarial del D-Hub "va más allá de la sustitución de Nissan y el mantenimiento de la plantilla", ya que "supondrá un revulsivo para la automoción en España con la creación de un ecosistema de innovación en electromovilidad que atraerá inversiones de calado y transformará la movilidad del país en clave sostenible, acelerando así la implantación de la industria 4.0".

"El Hub de Descarbonización es un proyecto de país, con una visión integradora y con un enorme potencial. Estamos muy contentos y agradecidos por la confianza depositada para liderar la reindustralización de Nissan", destaca el consejero delegado de la empresa de movilidad eléctrica QEV Technologies, Joan Orús.

El directivo añade que el Hub apuesta por la tecnología y el talento local, y que no solo salvará los puestos de trabajo actuales, sino que irá "un paso más allá". "Nuestro objetivo es poner en marcha una nueva industria que sitúe a España en el mapa de la movilidad eléctrica y que genere nuevo valor y oportunidades, también para los jóvenes", remarca Orús.

Según Rafael Ruiz, consejero delegado del grupo de ingeniería Btech, "ésta es una oportunidad histórica para reindustrailizar y dar continuidad a la herencia de Motor Ibérica", pero también para demostrar que "en este país disponemos del talento y de las capacidades técnicas necesarias para liderar una empresa referente en movilidad eléctrica".

"Para ello, será clave la implicación del personal de Nissan, que cuenta con un equipo experto en producción de vehículos de altísima calidad y de primer nivel mundial", subraya Ruiz.

La alianza, resaltan sus impulsores, "plantea importantes inversiones en los próximos 5 años para la implementación de proyectos punteros en movilidad sostenible", y priorizará el trabajo con pymes españolas en la prestación de servicios de desarrollo y equipamiento.

"El proyecto contempla aumentar las cifras iniciales de inversión ante el gran interés de inversores de referencia nacionales e internacionales que apuestan por formar parte del proyecto y está abierto a nuevas posibles alianzas", aseguran sus responsables.

En concreto, el consorcio pondrá en marcha un plan que incluye la recuperación de marcas españolas míticas.

Por un lado, los socios tractores del D-Hub tienen previsto relanzar la mítica marca EBRO, que en el pasado dio nombre a vehículos de Motor Ibérica. Por otro lado, el plan incluye la industrialización de nuevos vehículos de la emblemática marca Hispano Suiza, y el lanzamiento de una nueva marca comercial centrada en la comercialización de vehículos para el reparto de última milla.

El Hub combinará, además, la producción de modelos eléctricos propios con la implantación de una línea de fabricación bajo licencia (Contract Manufacturing), diseñada para multiplicar el volumen de producción industrial.

"En este sentido, importantes actores de la nueva movilidad eléctrica como Ronn, Tevva, Volta, Inzile, Quantron o Voltia, entre otros, ya han confirmado su interés para formar parte del proyecto como futuros clientes del D-Hub", afirman desde el consorcio.

El proyecto contempla también continuar con la producción de algunas de las líneas que ya tiene Nissan bajo un nuevo nombre de marca y, a la vez, alojar otros proyectos punteros.

Es el caso de la fabricación de vehículos ligeros y microcoches, la implantación de un centro de homologación y certificación de baterías o la puesta en marcha de la fabricación de pilas de hidrógeno y de intercambiadores de baterías para micromovilidad.

El Hub cuenta con la colaboración de la consultora Improva en el desarrollo del proyecto, dada su especialización en reindustrialización, nueva movilidad y transformación de negocios. 

Comentarios