Martes 14.08.2018
Deporte

Evita lesionarte jugando al pádel con estos trucos

Los jugadores de pádel tienen que tener en cuenta una serie trucos para poder evitar lesiones. Es importante saber, que a pesar de que el pádel es un deporte muy poco lesivo, al fin y al cabo estamos en movimiento, realizando unos movimientos que no realizamos habitualmente, y por lo tanto, exponemos a nuestro cuerpo a posibles lesiones 

Lo primero que hay que considerar, es que si bien es cierto que para el pádel no es necesario estar en muy buena forma física, lo ideal es tratar de ir cogiendo algo de forma, al menos si pretendemos comenzar a jugar de forma regular.

Para ir cogiendo buena forma física, tan solo será necesario con que nos lo tomemos lo más en serio posible cuando estemos jugando, y que salgamos a caminar unas cuantas veces por semana. De esta forma, si vigilamos un poco nuestra alimentación, vamos a poder entrar en buena forma física rápidamente, y estar en perfectas condiciones para jugar al pádel contra cualquier tipo de contrincante. Vamos a echarle un vistazo a los diferentes trucos y consejos que podemos tener en cuenta para evitar lesiones.

Equipamiento adecuado

Uno de los primeros puntos que tenemos que tener en cuenta, es que debemos tener el equipamiento adecuado. Si bien es cierto que al comenzar no es necesario que hagamos grandes desembolsos en palas muy caras, o calzado muy caro, podemos optar por una pala de calidad media, y unas zapatillas pádel Mizuno que vamos a poder encontrar por buen precio, y que nos van a asegurar que vamos a poder comenzar a jugar sin riesgo a lesiones.

Corremos mucho riesgo de lesionarnos, si comenzamos a jugar con una pala muy pesada, que puede sobrecargar nuestras muñecas y nuestros hombros cuando no estamos acostumbrados a realizar los movimientos de pádel. Y lo mismo ocurre con las zapatillas de pádel, si comenzamos a jugar con un calzado que no ha sido pensado para el pádel, y venimos de un periodo largo de no practicar ningún tipo de deporte, entonces corremos mucho riesgo de lesionarnos. Es mejor hacer una pequeña inversión en unas buenas zapatillas y jugar tranquilos.

Calentamiento y estiramientos adecuados

La mayoría de lesiones en el mundo del pádel se evitan con un mínimo calentamiento previo. Si aplicamos un razonamiento lógico, vamos a darnos cuenta rápidamente en lo que tenemos que hacer hincapié. Basta tan solo con preguntarnos ¿a qué vamos a someter a un esfuerzo importante durante el juego? y de esta pregunta conseguiremos diseñar nuestro propio calentamiento.

Por un lado tenemos que acordarnos de las muñecas, practicar un calentamiento de muñecas girándolas en todas direcciones es importante, sufrirán y soportarán una carga importante no habitual. Los hombros también realizaremos varios movimientos circulares con los brazos y arriba y abajo, para calentar los hombros. También podemos realizar pequeños saltos levantando las rodillas, para de esta forma entrar en calor y además conseguir poner nuestras piernas a tono. Con esto será suficiente y ya podremos comenzar a jugar, y por último al terminar, es importante realizar estiramientos, para de esta forma devolver nuestros músculos y articulaciones a la normalidad.