sábado 21.09.2019
Economía y finanzas

¿Por qué es mejor pedir un crédito rápido online en lugar de uno tradicional?

Repasamos las principales ventajas de uno de los productos económicos más útiles de los últimos años

¿Por qué es mejor pedir un crédito rápido online en lugar de uno tradicional?

Seguramente, sepas de sobra lo que son los créditos rápidos. Esta inyección de dinero veloz, que se concede en el menor tiempo posible y que normalmente se destina a pagar algún gasto inesperado sin que la economía personal o doméstica se resienta más de la cuenta, es algo que dista mucho de ser novedoso, pero que sí ha evolucionado de una forma bastante interesante.

De hecho, en los últimos años, y gracias sobre todo a internet, los créditos online han aparecido, dando forma a una solución tan eficaz como rápida y flexible. Son una nueva forma de préstamo que se apoya en las nuevas tecnologías para facilitar las cosas a los consumidores, ofreciendo unas ventajas imposibles de disfrutar con cualquiera de las soluciones tradicionales.

Tales son sus bondades, que vamos a repasar aquí las más destacadas. Te vamos a explicar cuáles son las principales ventajas de los créditos online frente a los tradicionales para que entiendas por qué cada vez hay más personas acudiendo a ellos. Se han convertido en el principal recurso de quienes buscan una inyección económica rápida, y no es difícil entender el motivo cuando vemos sus bondades.

Cuatro motivos por los que es mejor pedir un crédito rápido en línea

 

Tanto si vas a pedir minicréditos rápidos, como si vas a pedir préstamos rápidos más cuantiosos, estas son las cuatro grandes razones por las que es mejor hacerlo a través de internet. Como podrás ver en los siguientes apartados que vamos a desgranar, estos productos económicos se han vuelto mucho más potentes y eficaces gracias a internet y la inmediatez que tanto le caracteriza, como también por la versatilidad que otorga.

Sin esperas

 

Una de las mayores bondades de los créditos online en general, es que su tramitación se lleva a cabo sin necesidad de acudir a oficinas, presentar toneladas de documentación y tener que concertar citas que vengan acompañadas de largas esperas. Lo único que tienes que hacer es entrar en la web de la financiera que decidas, marcar importes y plazos, rellenar datos y ya está.

Así, se elimina rápidamente uno de los mayores inconvenientes de cualquier trámite relacionado con los créditos tradicionales, que no son más que las continuas esperas para poder recibir una respuesta o tan siquiera hacer una solicitud.

Donde quieras y cuando quieras

 

Dado que ya tenemos teléfonos móviles que permiten conectarnos a internet en cualquier parte, y que el único requisito de los portales online de las financieras es disponer de una conexión a la red para poder entrar, puedes solicitar estos préstamos rápidos desde cualquier lugar y a la hora que te apetezca.

No hay horarios de apertura ni limitaciones por cuestiones de ubicación, tienes total libertad para hacer la solicitud cuando te plazca, siempre y cuando vayas a cumplir con las condiciones que imponga la financiera a la hora de concederte el crédito.

Compatibilidad con ASNEF

 

El gran problema de la morosidad y figurar en los listados de ASNEF ya no lo es tanto cuando se trata de pedir un préstamo. Antes, las entidades bancarias podían rechazar cualquier solicitud de esta clase al tener dudas sobre las capacidades del solicitante a la hora de pagar el importe concedido; pero en la actualidad todo se ha simplificado y flexibilizado.

Ahora, a la hora de pedir estos préstamos a las financieras a través de internet, el proceso se complica ligeramente, con el único añadido de que es necesario aportar documentación que garantice que hay solvencia económica. Con una nómina, puedes despreocuparte de figurar en Asnef a la hora de pedir tu crédito online.

Tu dinero, en minutos

 

Sin duda, este es uno de los puntos más interesantes y atractivos para cualquier persona que se plantea pedir un préstamo, además de los intereses. Cuando solicitas un crédito por internet, tienes la respuesta en segundos, y si se aprueba, el dinero puede llegar a tu cuenta en menos de 5 minutos.

Es posible que el plazo se prolongue en el caso de que surjan complicaciones, haciendo que el periodo de espera se dilate durante unas horas. No obstante, por lo general, en el mismo momento que se da la aprobación, el dinero va directo a la cuenta bancaria indicada.

Recuerda que, en el caso de que tenga que pedir un préstamo rápido, internet te va a ofrecer la solución más eficaz, a la vez que la más versátil. Ya no es solo una cuestión de rapidez a la hora de llevar a cabo el proceso o de recibir el dinero, es también de flexibilidad. Pocas entidades se comprometen a dar créditos a personas que figuran en ASNEF, pero, desde que ha llegado internet, este nuevo producto ha cambiado por completo las cosas.

¿Por qué es mejor pedir un crédito rápido online en lugar de uno tradicional?
Comentarios