Viernes 16.11.2018
Algunas recomendaciones para tu empresa

¿Por qué es importante contar con una empresa de marketing online?

A estas alturas del siglo XXI no hace demasiada falta insistir en la importancia de dar el salto a internet en la promoción y presencia de tu empresa, pero todavía queda mucho camino por recorrer para quienes piensan que improvisar una página web sencillita o abrir algunos perfiles en las redes sociales más utilizadas es suficiente en el complejo mundo del marketing online

Trataremos de exponer, de manera concisa y estructurada, las principales causas por las que recomendamos encarecidamente que optes por delegar esta tarea en las manos de una empresa de marketing online que optimice al máximo tu presencia en internet. ¿Comenzamos?

Una cosa es hacer algo, otra muy diferente hacerlo bien

No te ofendas si has estado intentando implementar un buen SEO y un marketing a la altura de las exigencias de internet por tu cuenta. No estamos queriendo menospreciar tus esfuerzos, y si de verdad te has dedicado a ello, esa determinación y voluntad de esfuerzo es muy valiosa; jamás lo pondríamos en duda. Sin embargo, debemos advertirte que probablemente los estás invirtiendo de una forma poco óptima (en los apartados siguiente volveremos sobre ese tema).

Es sencillo; la pura fuerza de voluntad no basta. A ella deben sumarse los conocimientos y la experiencia. Alguien que sea, por así decirlo, amateur, no puede esperar que el resultado final que obtenga pueda compararse al de los auténticos expertos en marketing online. Es así de simple; hablamos de personas que han estudiado mucho y trabajado muy duramente para ganarse esa consideración. A menos que tengas el tiempo, la oportunidad y las ganas de estudiar una carrera (o mezcla de carreras) adecuada y volcar largas horas en perfeccionar tu conocimiento del marketing por la red, no podrás igualar sus capacidades, como es natural. 

El SEO, por ejemplo, no consiste simplemente en repetir determinadas palabras en los títulos y textos de tu página web. Requiere un conocimiento mucho más profundo de los algoritmos empleados por buscadores como Google, así como práctica y fluidez a la hora de, digamos, “seducir” a dichos buscadores. No basta con conocer los términos claves, necesitas saber dónde, cómo y cuándo emplearlos, además de tener conocimientos de linkbuilding que te permitan tejer un entramado de enlaces que beneficie al portal (puesto que mal entretejido podría ser contraproducente) y otros aspectos vitales del posicionamiento web.

Y ponemos como ejemplos el SEO y el linkbuilding porque a menudo son de los que más se oye hablar, pero como ya sabrás el marketing online abarca muchas otras dimensiones que han de ser atendidas y actualizadas si se espera aumentar de verdad las probabilidades de recabar buenos resultados.

El marketing es una herramienta tan caprichosa como indispensable

Y es que no podemos aspirar tanto a resultados efectivos como a mejoras en la probabilidad de éxito. La publicidad es un terreno resbaladizo, donde incluso las mejores estrategias pueden fallar, o lo que era una idea estupenda ayer podría suponer arrojar piedras a tu tejado mañana. El mundo del marketing convencional ya es dado de por sí a fluctuaciones, a cambios y a arranques temperamentales, como un animal vivo siempre listo para morderte o jugar según le apetezca en el momento. Y como suele ocurrir, en internet este carácter tempestuoso y cambiante tiende a magnificarse.

Por hacernos una idea, imagina que eres un pescador que acostumbra a llevar su pequeña barca por un río que desemboca al mar. Sí, puede haber rápidos, subidas, bajadas, corrientes...puede que incluso alguna roca traicionera. Ahora imagina que, al enterarte de que hay mejores capturas pasada la costa, te aventuras por el mar abierto. Sigue siendo agua, ¿verdad? Hasta que te encuentras con que, al haber más espacio y mejores oportunidades, hay muchos otros pescadores, incluso grandes barcazas que podrían partir la tuya en dos con apenas rozarla. Y las tormentas, oh, las tormentas. ¿Te has parado a pensar en lo que podría ocurrir si cayeras por la borda? Sin duda, planificando bien tus salidas y contando con marineros experimentados podrías obtener un botín varias veces mayor del que nunca hubieras soñado en el río, pero el riesgo y la dificultad aumentan de forma exponencial.

No pretendemos con esto que se te meta el miedo en el cuerpo; no temas, ningún tiburón va a preguntarse a qué sabe tu pierna. Más la metáfora del río y el mar abierto nos parece un buen reflejo de una norma básica en los negocios: para que aumenten las ganancias, primero deben aumentar las apuestas. Juega fuerte o no juegues.

Un negocio en que no se delega es un negocio condenado

Como decíamos, muchas de estas apreciaciones se pueden aplicar en términos generales a cualquier dimensión del mundo empresarial. Siempre que un negocio crece se va haciendo cada vez más difícil que su propietario se encargue de todo, o de casi todo. Al enfrentar el esfuerzo titánico de hacerte un hueco en el vasto mundo del marketing online, lo mejor que puedes hacer es permitir que otros más cualificados expresamente para ello te quiten esa pesada carga, de manera que puedas seguir concentrándote en la gestión de tu empresa.

Esto es natural; cuando por ejemplo un empresario se encuentra con que las especificaciones de seguridad cambian al crecer su negocio, y los conocimientos de que dispone empiezan a quedarse cortos, contrata expertos o incluso agencias externas. Cuando las finanzas de una empresa se tornan demasiado complejas, ahí están los contables. Si surge algún problema legal, ¿te encargas en persona o recurres a un letrado? Ya sea en los casos en que la carga de trabajo se vuelve excesiva para soportarla en solitario, o cuando algo logra escurrirse más allá de tus capacidades, la estrategia más inteligente será delegar. Y en el caso del marketing online, suelen darse ambas circunstancias.

¿Por qué es importante contar con una empresa de marketing online?