martes 4/8/20
jardineria

Cuidados necesarios de los árboles de jardín

Disponer de un jardín o terreno de nuestra propiedad es un lujo que no todos tienen a su alcance, pero también requiere un gran trabajo para mantenerlo y cuidarlo en óptimas condiciones

Cuidados necesarios de los árboles de jardín.
Cuidados necesarios de los árboles de jardín.

Si el jardín o el terreno tiene árboles, en algún momento será necesario realizar trabajos de poda, tala o trasplante de árboles. Todos estos aspectos requieren la intervención de una empresa profesional y especializada en el cuidado y manejo de árboles, como naturclimb.com, un grupo profesional de expertos en Málaga y Andalucía. En la actualidad, Natur Climb desarrolla su actividad profesional también en Francia, ubicados en puntos próximos a Lourdes y a Aviñón.

Nos gustaría recordar que la decisión de la elección de especie para la ubicación donde se quiere plantar el árbol, sea seguramente la más importante. Conocer la ecología del pie arbóreo, es decir, necesidades hídricas, rango de temperaturas en el que se desarrollara con plenitud, tipo de suelo tanto en estructura como en composición, resistencia a vientos y tipos de viento, especie de sol o de sombra, etc.

Los cuidados que se le realicen durante los primeros años de vida, afectarán su forma, vigor y longevidad, si bien cada especie vegetal se diferencia e identifica genéticamente por una silueta en concreto. Por ejemplo, un ciprés mediterráneo (Cupressus sempervirens) se identifica por su forma columnar o tronco-cónica, mientras que un pino piñonero (Pinus pinea) lo hace por su forma globulosa. Siguiendo los siguientes consejos, te asegurarás de que el árbol se mantenga saludable durante toda su vida.

Antes de planta un árbol, un ser vivo, no debemos olvidar el hecho, aunque obvio a nuestro entender, que necesitará unos cuidados para cumplir con las funciones que se esperan de él: ornamental, contacto con la naturaleza, sombra, calidad medioambiental, bienestar personal, entre otras muchas funciones hoy en día ampliamente reconocidas.

Trabajos de poda

Podar un árbol puede tener muchos beneficios. El primero y más importante, es proteger a las personas que suelen estar cerca del árbol. Una rama muerta tiene un alto riesgo de caída y puede desprenderse de un árbol en cualquier momento, poniendo en peligro a personas, animales, edificios o líneas eléctricas cercanas.

Eliminar las extremidades peligrosas y mantener un árbol seguro, es siempre la mejor opción. Sin embargo, dependiendo del tamaño del árbol y la ubicación de las ramas a podar, la poda en sí misma también puede ser muy peligrosa.

Para garantizar su propia seguridad, es recomendable dejar que un experto, como Natur Climb, empresa de poda de arboles en Málaga, realice la poda que no resulte absolutamente segura para aquellas personas que no dispongan ni de los conocimientos técnicos de trepa y desplazamiento, ni de los elementos y materiales de trabajo certificados y empleados por Natur Climb. Todo ello, sin olvidar que al tratarse de una profesión relacionada con los trabajos verticales, Natur Climb cuenta con un amplio y completo Seguro de Responsabilidad Civil y una revisión anual obligatoria de todo el Equipo de Protección Individual (cuerdas, mosquetones de triple cierre, salva-cambium, arnés, etc.).

Otra razón para podar un árbol, es que puede influir en la forma en que crece y se desarrolla el árbol. Con una poda adecuada, Natur Climb modela y adapta la forma y silueta del árbol a sus necesidades.

El mantenimiento de la estructura del árbol ayuda a reducir el riesgo de ramas rotas y caída de ramas, especialmente mediante el uso de las podas de formación, podas de mantenimiento y, en algún caso, podas sanitarias. Es importante recordar, que Natur Climb está especializada en el diagnóstico y la instalación de sistemas de sustentación artificial en arbolado, de esta manera reduce mediante el uso de cuerdas y/o cables de acero, el riesgo de caída de grandes ramas y evita tener que realizar podas agresivas contra el patrimonio vegetal. En la mayoría de los casos, podas de gran calibre facilitan la entrada de agentes patógenos en el árbol, reduciendo su vigor y longevidad, pudiendo crear situaciones de mayor riesgo de caída del que existía antes de la intervención de corte.

Por tanto, en un árbol bien podado, se reducirá el riesgo de caídas de ramas y su aspecto nos resultará saneado y limpio.

La poda puede mejorar en gran medida el aspecto general del árbol. Si la estética es importante para ti, una poda adecuada puede hacer que un árbol crezca de la manera deseada.

Recuerda, que es importante que durante el año existen dos momentos idóneos para realizar los trabajos de poda, o mejor dicho, hay dos periodos en los que la poda se debe evitar. El primer periodo en el que no se debe podar es cuando la savia, tras haber pasado el invierno, se activa desde los puntos de reserva del árbol y desde el sistema radicular para que las yemas se diferencien en nuevas ramas, hojas o flores. En este caso y utilizando la jerga hay quien dice que el árbol se puede desangrar si se realizan cortes. El segundo periodo en el que no se debe podar, es cuando los nutrientes contenidos en las hojas, tras haber pasado el verano, descienden para almacenarse en la estructura del árbol y en el sistema radicular.

Por lo tanto, podríamos decir que existe un periodo de poda invernal, donde el árbol se encuentra en parada vegetativa y al mismo tiempo, los insectos hibernando y los hongos inactivos debido a las bajas temperaturas; y un periodo estival, donde la poda se define como poda de verano o poda en verde, y en la que si la empresa de poda sigue unos criterios adecuados a este periodo, el árbol será capaz de cicatrizar con mayor rapidez debido a que cuenta con la savia para ello.

Trabajos de tala, derribo y apeo en retención o directos

Antes de talar un árbol deberíamos aplicar todas las medidas paliativas convencionales para evitarlo, porque cuando lo plantamos tuvimos en cuenta que a lo largo de su vida necesitaría de un mantenimiento adecuado, que inevitablemente conllevaría un coste económico: la poda, el riego o la habilitación del entorno.

Cortar o talar un árbol, requiere una planificación cuidadosa y un alto grado de habilidad. Es un trabajo potencialmente peligroso que es mejor dejarlo a profesionales capacitados, como esta empresa de tala de arboles en Málaga, formada por un equipo de expertos arbolistas.

La tala de un árbol, se ve justificada por tres razones:

●     Riesgo de fractura del árbol

●     Valor del árbol

●     Salud del árbol

En caso de que se vea justificado el apeo tras analizar estos tres aspectos,  Natur Climb realiza los trabajos de tala y apeo del árbol en retención o en directo. Los trabajos se deberán planificar correctamente para reducir y minimizar el riesgo, pues son operaciones en las que el arbolista debe tener la formación y los materiales adecuados. Los derribos en retención exigen unos materiales específicos con unas características técnicas en cuanto a rotura, que el arbolista debe conocer en función del trabajo que vaya a realizar. Son operaciones en los que el árbol se desmontará utilizando poleas, cuerdas trenzadas, cuerdas con carga máxima de utilización adecuada a las tronzas, mosquetones de acero de triple cierre, etc.

Trabajos de trasplante

Algunas veces, no importa cuán cuidadosamente planees un jardín, necesitas desplazar un árbol de su ubicación actual y trasplantarlo en otro sitio.

El trasplante de árboles y arbustos establecidos, es un tanto arriesgado, porque dañará muchas de las raíces principales durante el proceso de trasplante. Para minimizar el impacto en la planta, es recomendable en función del estado y la especie vegetal, realizar una correcta planificación de podas previas al trasplante, para asegurar el éxito de este. No debemos olvidar, que consecuencia de la pérdida del volumen de raíces, el árbol se verá obligado a reequilibrarse a nivel fisiológico y anatómico.

Si estás decidido a reubicar árboles o arbustos grandes, considera contratar a una empresa de trasplante de arboles profesional con el equipo y el conocimiento para hacer el trabajo. Excavar y mover árboles puede ser una propuesta difícil y muy pesada, y no es un trabajo para todo el mundo.

Comentarios