jueves 09.04.2020
cambio de moneda

¿Cuánto cuesta?

Salir de viaje o simple curiosidad. Estos son los principales motivos por los que queremos saber el valor de las cosas en una moneda que sepamos usar

¿Cuánto cuesta?
¿Cuánto cuesta?

El cambio de moneda es algo que no es nuevo. Desde tiempos antiguos, cada territorio ha contado con una forma de pagar, y cuando alguien se movía de un lado a otro, necesitaba cambiar el dinero que llevaba por el que tuviera validez en ese lugar. Por ejemplo, a la hora de hacer negocios.

Hoy, vivimos en un mundo globalizado, y viajar de un lugar a otro del mundo es tan cotidiano como ir a la vuelta de la esquina. Aunque seguimos necesitando cambiar en muchas ocasiones el dinero que tenemos por moneda de curso legal en otro país. También hay quien no se adapta todavía al euro y sigue pensando en pesetas, con lo que intenta calcular lo que costaría algo si aún estuviera “la rubia” como moneda de curso legal. Para eso, lo mejor es utilizar una calculadora de conversión.

Saber lo que costaban las cosas en la moneda de antes

Si te cuesta saber aún cuánto cuesta algo en euros, seguramente sufran bastante. No consigues calcular si algo es caro o barato y hasta puede que te reprimas de comprar alguna cosa por temor a estar pagando de más. Es algo con lo que las nuevas generaciones no tendrán problema, pero si tienes unos 40 o 50 años posiblemente te encuentres en esta situación.

A algunas personas les ha servido una norma simple, pero efectiva. Se llamó la regla del 6 x 1000, porque consiste en dividir el precio de algo entre 6 y añadirle tres ceros. Y es que los cálculos son que 1000 pesetas equivalen a unos 6 €. Aunque no es una regla exacta, puede que te sirva.

Sin embargo, si no quieres estar haciendo cuentas, o lo que buscas es asegurarte de lo que cuesta realmente, lo mejor es que uses un conversor de euros a pesetas. Así sabrás si algo es caro o barato y podrás hacer tus compras con más seguridad.

Organizar un viaje al extranjero

Si no sales de la Unión Europea, no tendrás que estar calculando porque compartimos moneda. Otra historia es que viajes a un país de fuera, como Estados Unidos, el Caribe o Asia. En ellos e maneja una moneda distinta, por lo que necesitarás hacerte con ella para hacer tus compras. Sean dólares, yuanes o pesos, lo habitual es que te surjan las dudas de si algo tiene un precio razonable.

De nuevo, una calculadora conversor se convertirá en el mejor aliado. No solo para saber cuánto dinero necesitarás al preparar tu viaje, sino también para ver si el cambio que te están ofreciendo es el adecuado, ya que en algunos negocios de cambio de moneda se cobra una comisión, que puede llegar a ser muy alta. Cuanto más cerca esté del cambio real en el momento, mejor.

Otros tipos de cambios y conversiones

Existen otros elementos que pueden necesitar una conversión, no solo las monedas. Pesos, medidas y más cambian en función del país en el que te encuentres, por lo que es normal que a veces no sepas muy bien a qué se corresponde cuando te hablan de millas, libras o pulgadas. Quizás te parezca que el precio que piden por un galón de gasolina es barato, pero al comprobar cuántos litros son, veas que no es tan asequible como pensabas.

Nada mejor para aclararse que una calculadora de conversiones. Así podrás saber en todo momento lo que pesa, mide o cuesta todo aquello que estés mirando y te plantees comprar.

loading...
Comentarios