EMPRESAS

Consejos para transmitir la magia de la navidad

Cuando se es niño la navidad es una época mágica en la que, además de recibir regalos, se disfruta de la compañía de la familia, una deliciosa cena y, en general, se disfruta todo el ambiente navideño incluyendo la decoración. Pero al crecer todo cambia y se pierde la verdadera magia de la navidad

Consejos para transmitir la magia de la navidad.
Consejos para transmitir la magia de la navidad.
Consejos para transmitir la magia de la navidad

Es obvio que al crecer el mundo pierde cierta magia que solo se disfruta cuando se es muy joven, sin embargo, la navidad no solo tiene que ser gastos, ya sea teniendo que comprar la cena y los regalos, de la navidad se ve desde otra perspectiva puede recuperar parte del encanto que tenía antes. Es cierto, como adulto es un hecho que se tendrá que gastar dinero, sobre todo si se es padre o madre, pero los gastos no tienen que arruinar la época de fin de año, ya que, más allá de gastos, tiene muchos significados más.

Recuperar el espíritu navideño tiene muchas ventajas, especialmente cuando se tiene niños. Cuando una persona mira hacia atrás y recuerda la navidad como una época mágica que esperaba todos los años con muchas ansias, ¿por qué no hacer lo mismo por los hijos? Hacer que ellos disfruten de la navidad de la misma forma o mejor, que cuando crezcan y miren hacia atrás, tengan muchos recuerdos que atesora.

Pero lo cierto es que recuperar la magia de la navidad par que los niños la disfruten puede ser una excelente ocasión para comenzar a disfrutar de nuevo como adulto. Además del hecho de juntarse con toda la familia a cenar, poder ver la magia de la navidad a través de los ojos de los hijos es una gran experiencia y también son recuerdos que se atesoran.

Comenzar a recuperar el espíritu navideño no es muy complicado, comenzar con la decoración y por buscar algunas imágenes para compartir en navidad con aquellas personas que estarán lejos son pequeños detalles que ayudan mucho.

Cómo disfrutar la magia de la Navidad en familia

Uno de los motivos principales por los que los adultos no disfrutan mucho de la navidad o por el que incluso puede llegar a convertirse en una época llena de estrés y frustración es el consumismo desenfrenado. Pero la Navidad puede ser una buena oportunidad para que los niños comiencen a aprender sobre el valor de las cosas y que no siempre lo más importante son los regalos.

Pasear por la ciudad y disfrutar de toda la decoración navideña que ha preparado el gobierno y las distintas tiendas, las luces, los árboles de navidad, las decoraciones con osos polares, pingüinos y Papá Noel siempre ayudan a sentirse dentro de la navidad y que aquella magia comience a regresar.

Las películas navideñas también tienen un gran efecto para recordarle a la gente que está en esa época del año y recordar que no todo es regalos, ya que la mayoría de las películas de navidad, aunque hacen referencia a los regalos de un modo u otro, por lo general refuerzan la idea de estar cerca de la familia. Hay muchas películas entre las que se pueden elegir.

Escribir junto con los hijos las cartas para Papá Noel o los Reyes también es una excelente opción para recordar lo que se sentía ver la navidad con muchas ansias y desde los ojos de un niño. Las cartas no siempre tienen que ser una lista de compras, también pueden pedir buenos deseos para la familia o los amigos.

En caso de que Papá Noel y los Reyes no visiten la casa, no se tiene que perder la magia de abrir un regalo de navidad. Estos regalos siempre pueden venir de papá y mamá, y aunque tal vez no quieran permanecer despiertos para ver a Noel entrar a la casa, igual disfrutarán sus regalos de la misma forma.

Escuchar música navideña y villancicos también ayudan mucho a crear un ambiente navideño en la casa, así que tampoco pueden hacer falta.