jueves 24.10.2019
No todo está perdido

Como conseguir financiación con ASNEF y sin nómina

Lo malo de que no te vayan bien las cosas es que se te van cerrando paulatinamente las puertas para solucionar tus problemas económicos

Como conseguir financiación con ASNEF y sin nómina

Si pierdes tu puesto de trabajo, dejarás de tener una fuente estable de recursos y eso puede obligarte a pedir dinero prestado. Si la situación no mejora, terminarás no pudiendo pagar las deudas, y la entidad que te dio el dinero informará a ASNEF. La Asociación Nacional de Entidades Financieras, que es lo que significan tales siglas, tiene el mayor fichero de morosos de España, así que si un banco, o cualquier otra empresa, hace saber a ASNEF que tienes una deuda con ellos te añadirán a su lista. Eso significa que ningún banco tradicional te dará crédito. ¿Qué hacer si repentina o urgentemente necesitas dinero?

Para eso precisamente nacieron las entidades de créditos en línea, también conocidas como empresas de microcréditos: para que las personas que llegan a dichas situaciones se puedan financiar. Aparecer en el ASNEF no quiere decir necesariamente que uno sea una persona insolvente. En ocasiones, como consecuencia de un desacuerdo con una empresa, por ejemplo, con nuestro proveedor de telefonía móvil o con nuestro suministrador de electricidad, tal compañía ha podido decidir como castigo informar de un impago que puede que no sea tal, o que simplemente esté en disputa.

Eso lo saben estas entidades, y por eso el criterio prioritario para conceder un crédito es que la persona que lo solicita tenga una fuente estable de recursos, y que no esté endeudada en ese instante con una entidad bancaria. Que no se tenga una nómina no significa que no se generen ingresos. Subvenciones, la prestación de desempleo, la renta de un alquiler, las facturas de un autónomo, la ayuda regular de la familia en casos como los de estudiantes u opositores, todas son fuentes de dinero que estás entidades de microcrédito valoran positivamente como garantía de devolución.

Lo que tienes que tener en cuenta es que estas empresas no conceden grandes cantidades de dinero. Normalmente, sirven para obtener hasta un máximo de 1200 euros y el tiempo de devolución suele ser de 30 días. Acudir a ellas sirve para una reparación doméstica de emergencia o para acometer un pago imprevisto. Tampoco debes pensar en estos micropréstamos como una forma estable de conseguir dinero. Las penalizaciones por impago son tan altas, que una pequeña deuda se puede convertir rápidamente en una deuda imposible de devolver.

Tienes que tener muy claro si de verdad necesitas el dinero, y si podrás pagar el préstamo en el plazo acordado. Ve a los comparadores y los simuladores que hay en Internet, y entérate de cuánto dinero tendrás que devolver por tu préstamo, y en qué plazos. Hay varias entidades de crédito online que ofrecen dinero a clientes sin nómina y con ASNEF, y las condiciones van a ser las mismas que las de cualquier otro cliente. Eso sí, si la deuda registrada en ASNEF supera los 2000 euros y tienes deudas con un banco será difícil que te concedan el crédito.

Los requisitos para obtener estos microcréditos son realmente muy pocos. Ser mayor de edad, aunque en el caso de estar en ASNEF suelen subir la edad a 25 años, DNI, residencia en España, un correo electrónico, un número de móvil y una cuenta en un banco, que es donde te ingresarán el dinero. Si la cuenta la tienes en bancos como el Sabadell o el Santander, el dinero te lo pueden conceder inmediatamente. En cualquier caso, el procedimiento no durará más de 24 o 48 horas, que es el tiempo que se toma la entidad para evaluar el riesgo de conceder el crédito. Sobre todo, lee bien todas las condiciones del préstamo, para evitar sorpresas y, si no comprendes perfectamente algo, pregunta. Estas entidades tienen teléfonos y chats en línea para resolver tus dudas.

Así que no todo está perdido si tienes una deuda estando en la lista de la ASNEF y careces de nómina fija. Ahora las entidades de microcrédito te dan una nueva oportunidad de acometer tus contratiempos financieros.

Comentarios