miércoles 23.10.2019
RECOMENDACIONES LABORALES

Conceptos prácticos de un teletrabajador de la 3.0

Es muy habitual que las empresas soliciten más personas que reúnan características muy específicas, y en muchas algunas ocasiones, se prefieren las contrataciones 'freelance' antes que la incorporación de un personal estable.Con el fin de adaptarse a estas realidades, es necesario conocer algunos aspectos esenciales para no pasarlo mal en ningún momento

Teletrabajador.
Teletrabajador.

Para ser competitivos en estos últimos años de la segunda década del siglo XXI, no basta con la voluntad y las ganas de partirse el lomo trabajando de sol a sol. La era digital amenaza con arrebatar muchos puestos de empleo tradicionales, y el abaratamiento de estos costos será una realidad dentro de poco. Cada vez las empresas solicitan más personas de características muy específicas, y en muchas oportunidades se prefieren las contrataciones 'freelance' antes que la incorporación de un personal estable.

Para adaptarse a estas rutinas, a estas realidades, es necesario conocer algunos aspectos básicos para no pasarla mal en ningún momento.

Hay que organizar las finanzas

Desde ahorrar dinero hasta el buen uso del financiamiento. Desde solicitar préstamos online hasta mantener a raya las cuotas de las tarjetas de crédito. Tener una cultura financiera flexible permitirá sortear todas las dificultades a las que un trabajador de la era digital se enfrenta cada día, y particularmente cada fin de mes.

Para que las cuentas den números verdes, es fundamental que los cálculos favorables ya estén asentados, pensados y diagramados. La improvisación en el tema financiero es una de las claves para fracasar. La exquisita planeación, por el contrario, es una garantía de éxito al mediano y largo plazo.

Conocer las ventajas omnipresentes del trabajo en la nube

Estar en todos lados a la vez. Trabajar con personas de otras latitudes, comprar productos en una ciudad, recibirlos en otra sin salir de tu casa en una tercera ubicación. Este factor de movilidad constante, sea física o virtual, es imperioso en la sociedad laboral de estas épocas que se avecinan.

Un buen día tienes en mente tarjetas, flyers, folletos, cartelería, talonarios, carpetas, etc.., y contactas una imprenta barata para imprimir en Valencia. Otro día, sin embargo, es útil comprar un cartucho para la impresora en Badajoz, antes de tomar un vuelo low cost hasta Barcelona para reunirse vía Skype con socios tailandeses. El que se adapte a esas rutinas, vencerá.

Saber ahorrar en los viajes y en los hospedajes

Páginas como https://www.tecnocio.com/blog/es/cupones-airbnb, permiten ahorrar dinero al reservar el Airbnb. Como se sabe, Airbnb es la web líder en reservaciones de hospedaje P2P, donde es posible conseguir desde un hotel 5 estrellas en la Quinta Avenida hasta un iglú en el Polo Sur.

Conseguir viajar de forma económica, adaptarse a estilos de vida nómadas y, por el camino, ahorrarse la mayor cantidad de dinero por conceptos de hospedaje y gastos propios de la estadía, serán fundamentales para que la carrera del tele trabajador despunte, y no se quede a medio andar, producto de gastos evitables.

La preparación fuera de lo académico es clave

Uno de los principales problemas y dilemas a los que se enfrenta un trabajador independiente de la era del internet es a la de los estudios. Generalmente, se asocia a estas personas con disociados universitarios. Personas que por ningún lugar consiguen adaptarse a las normas de las universidades tradicionales y, en cambio, y quizás por símbolo de protesta, adoptan formas de aprendizaje autodidactas.

Lo importante de cualquier método es que el trabajador autónomo entienda la importancia de continuar cada día preparándose, aprendiendo y practicando nuevos conocimientos y aptitudes. Cualquier nueva información, por extraña que parezca, puede ser la diferencia entre la elección de uno u otro profesional para proyectos futuros.

La separación del tiempo: vital para evitar la adicción al trabajo

Trabajar por internet a menudo significa no saber diferenciar cuándo se está en el trabajo, cuándo se está con la familia, descansando, haciendo absolutamente nada, o estudiando. Es muy común ver a personas que trabajan 12 o 15 horas diarias en su trabajo de forma independiente. No manifiestan ningún síntoma de adicción al trabajo o agotamiento, aunque de plano es menester decir que eso es nocivo para la salud. Saber separar y segmentar las jornadas, es vital.

Saber cuándo es momento de unas vacaciones

Siguiendo el hilo de lo anterior, tener conocimiento de que se factura dependiendo de lo que se trabaje, puede acarrear consecuencias negativas. Una de ellas tiene que ver con el deseo de no detenerse nunca, porque da la sensación de estar perdiendo dinero. Sin embargo, tener unas vacaciones es un deber para con el organismo, para con el cuerpo en eso de fomentar el auto respeto.

Muchos clientes entienden y valoran más a quienes les dicen muy amablemente que no podrán estar disponibles entre tales y cuales fechas porque se tomarán unas vacaciones, en detrimento de aquellos que parecen máquinas sin sentimientos y no se detienen nunca.

Conocer las obligaciones tributarias

Todo trabajador autónomo, sobre todo los que trabajan por vías digitales, deben estar conscientes de que no están exentos de la responsabilidad fiscal para con su país. Antes de comenzar cualquier proyecto, es necesario informarse acerca de cómo se deben realizar las declaraciones de impuestos, cómo se presentan los balances, facturas y demás, para ser un excelente profesional en todos los aspectos.

Aprovecharse del apalancamiento de personal

En tiempos en los que no se quiera, o pueda trabajar, y también en tiempos en los que una indisponibilidad de cualquier tipo, o una llegada de mucho trabajo, hagan inviable trabajar solo, es necesario contratar más gente. Personas que ayuden a realizar tareas puntuales y cobren por objetivos cumplidos. Ese apalancamiento de personas, no es más que comprar tiempo ajeno para realizar tareas que por cualquier circunstancia no pueden realizarse de forma personal.

Conviene conocer cada uno de esos términos y sus bifurcaciones. Hoy sabemos mucho. Mañana, quizás, se deba volver a aprender.

Comentarios