viernes 19.07.2019
Consejos

Comprar un coche de segunda mano: ¿vale la pena en el 2017?

Comprar un coche, o cambiar el que ya se tiene. Para muchos es religión y se transforma en el plan principal de cada cierto tiempo. Para otros es una necesidad imperiosa. No todos gozan con la posibilidad de comprar un coche totalmente nuevo, por lo que el mercado de segunda mano es la única alternativa

Comprar un coche de segunda mano: ¿vale la pena en el 2017?
Comprar un coche de segunda mano: ¿vale la pena en el 2017?

A pesar de que las estadísticas europeas arrojan que España es uno de los países en los que los compradores de coches prefieren adquirir modelos totalmente nuevos, desde el mes de enero de 2016 hasta la fecha se vende un 70% de coches usados o de segunda mano frente a la cantidad de vehículos nuevos.

Esto quiere decir que por cada 50 coches nuevos que se venden en el país, se venden 85 de segunda mano. Una conducta de consumo que pareciera no estar cambiando en los primeros meses del año 2017.

Principales problemas con los coches usados

El principal problema al que se enfrenta el mercado de los coches ocasión Madrid usados, es a la falta de regulación en algunas transacciones.

Esto tiene que ver con los acuerdos entre comprador y vendedor, sin que exista una revisión exhaustiva de que el coche puede seguir andando por las carreteras españolas. Una norma que se echa en falta y que no sólo afecta a los costos asociados al mantenimiento posterior del vehículo, sino también a la seguridad pública.

Un problema que se ha hecho notorio en las ventas de coches de más de 10 años de antigüedad, y que por algún motivo sus propietarios no han querido realizar una revisión antes de vender, o en su defecto, venderlos a través de profesionales de concesionarios especializados.

¿Por qué vale la pena comprar coches de segunda mano en Madrid?

Los coches de segunda mano Madrid son para muchas personas la única oportunidad de tener un vehículo propio. El principal factor a favor de esta decisión por los de segunda mano tiene que ver con el precio. No hay dudas.

El costo de un coche usado, con menos de 5 años de antigüedad, puede descender hasta un 50% con respecto a su precio al haber salido totalmente nuevo de un concesionario. Esto abre las puertas para muchas personas que, por algún motivo, quisieran un vehículo de altas prestaciones pero que no pudieran adquirirlo 0 KM.

La tasación a través de internet, con millones de ejemplares distintos para establecer promedios, permite que el comprador siempre lleve la ventaja al decidir los precios mínimos y máximos que puede pagar. De este modo, el mercado de los coches usados funciona con un dinamismo mucho mayor al de los coches nuevos, lo que se demuestra en el 70% de ventaja sobre los coches sin uso, y que incluso podría verse incrementada a lo largo del año 2017, según los entes reguladores de este mercado.

No obstante, como consejo y apunte final, se recomienda encarecidamente que todas las transacciones de compra de un coche usado se realicen directamente con profesionales certificados del sector. En este caso, se hace referencia a los concesionarios.

Comentarios