martes 10.12.2019

¿Cómo usar datos y estadísticas para encontrar oportunidades de comercio internacional?

Hoy en día, una creciente parte de los negocios son una actividad globalizada. En el pasado, el comercio internacional era una actividad reservada a empresas de mediana y gran envergadura. Pero la micro-logística de paquetería y el eCommerce cambiaron todo eso
¿Cómo usar datos y estadísticas para encontrar oportunidades de comercio internacional?

Ahora los pequeños productores y comerciantes participan de las ventajas de no estar geográficamente limitados a su entorno inmediato. Por este motivo, es muy importante entender que el comercio internacional es el siguiente nivel al cual muchos emprendedores deben apuntar, especialmente aquellos ubicados en países emergentes.

Sin embargo, aún son muchas las barreras que los emprendedores en países en vías de desarrollo deben enfrentar. Las principales serían:

  1. La logística para entregas en zonas rurales y urbanas.
  2. Coste total de la logística transfronteriza.
  3. Impacto del costo de despacho de aduanas para envíos de bajo valor.
  4. Impacto de procesos de aduanas lentos.
  5. Devoluciones de mercancías y garantías a larga distancia.
  6. Interoperabilidad de los distintos sistemas y plataformas de pagos en países emergentes.
  7. Normas fiscales e impuestos.
  8. Acceso de los compradores a las tarjetas de crédito y costo de los mismos.
  9. Control del fraude en los pagos en línea.
  10. Leyes de responsabilidad legal.
  11. Costo de la banda ancha.
  12. Alfabetización digital de la población.
  13. Disponibilidad de financiación en etapas tempranas y capital de crecimiento (Venture capital).

Según una encuesta realizada a empresas que utilizan la plataforma ‘Connect Americas’ del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), alrededor del 35% de los encuestados mencionó que la mala logística era el obstáculo más grave para el comercio electrónico transfronterizo, mientras que poco más del 30% señaló las gravosas regulaciones aduaneras.

El sector privado puede desempeñar un papel en la creación de capacidad en cuestiones relacionadas con las fronteras del comercio electrónico. Por ejemplo, DHL ha participado en proyectos de creación de capacidad en los Balcanes y en África, para apoyar la aplicación de procesos de pre-arribo de paquetería para gestionar mejor el pequeño comercio.

Las obras de infraestructura e incremento en las eficiencias de gestión de gobierno y logísticas tomarán tiempo. De momento sólo hay soluciones parciales a los problemas antes mencionados.

El lado positivo: Datos de mercado en tu país

Si lo que uno pretende es importar bienes y distribuirlos en tu localidad, e incluso exportar los productos del propio país, existen diversas bases de datos (dependiendo de la localidad) que se pueden utilizar para analizar las bondades o barreras de la ciudad o país del emprendedor potencial. Podría existir demanda insatisfecha, se podría tal vez conocer qué competencia hay en dichos mercados, qué oportunidades podría haber en diferentes segmentos de mercado. Mucho dependerá qué tan abierta o cerrada es la data de comercio de cada país.

En Perú, por ejemplo, se puede investigar datos de comercio exterior de cada empresa para saber exactamente qué productos son importados, exportados y comercializables. Esta información nos aportará elementos de juicio que facilitarán la creación de un plan de negocios.

Algo similar sucede con los servicios. Esto claro, sin el impacto negativo de la logística y la burocracia. Hoy en día se ven muchos casos de personas ofreciendo toda clase de servicios a través de canales online: clases de idiomas, música, diseño, informática, etc.

Diversidad de datos de mercado en muchos países

Las bases de datos de mercado en diversos países, se encargan de publicar datos de comercio exterior específicos y divididos por categorías.

De esta manera, se pueden identificar nichos de mercado con demanda que estaría insatisfecha.

El uso de datos de mercado para el comercio internacional también será de utilidad para identificar oportunidades de suministro. Dependiendo del país, las bases de datos públicas ofrecen (o no) datos de países de origen o incluso, la identificación plena de los productos más idóneos para el segmento de mercado que puedan interesar.

Por ejemplo, en el caso de las herramientas, se sabe que Alemania tiene un gran mercado y el reconocimiento de que muchas de sus empresas, son las mejores del mundo en la manufactura de este tipo de producto. Si ese segmento premium es el que se quiere atender, bien hará un potencial importador y distribuidor en analizar este tipo de transacciones. Es un trabajo arduo, pero de gran valor, pues a través de ese análisis, uno evitará peligros y vislumbrará oportunidades.

El comercio internacional no tiene porqué ser una lotería, para eso existen datos verificables que se pueden utilizar antes de realizar inversiones. Las herramientas de datos están a la mano, sólo hace falta utilizarlas. Los ejemplos abundan, como esta base de datos de la Universidad Georgia State. Investigar, informarse, analizar, eso es lo que todo emprendedor debe acometer antes de entrar en la fase de ejecución de un proyecto que involucre comercio exterior.

¡Les deseamos todos los éxitos!

Comentarios