miércoles 28/7/21

Cómo incrementar la fidelización de los clientes con una estrategia CRM

Los clientes son imprescindibles para que las empresas puedan funcionar, pero muchas veces estas no saben cómo aumentar y mejorar la fidelización de los consumidores
trabajo

Para ello, es necesario diseñar una estrategia de CRM que permita a cada organización conocer y analizar los gustos y las preferencias de los usuarios.

De esta forma, la empresa podrá satisfacer las necesidades de los clientes y, por consiguiente, incrementar el número de consumidores, aumentar la cuota de mercado y mejorar el posicionamiento. En este sentido, cabe señalar que para asegurar el éxito de esta herramienta es imprescindible que todos los trabajadores orienten sus tareas a la satisfacción de los clientes.

Sin duda alguna, el CRM es la mejor herramienta de marketing para lograr clientes satisfechos gracias al conocimiento de sus gustos y preferencias. Aquí entra en juego el papel de la agencia crm marketing. Estas agencias ayudan a los negocios a implantar una estrategia de CRM adaptada a sus necesidades.

¿En qué consiste el CRM?

El Customer Relationship Management (CRM), o también conocido como gestión de las relaciones con el cliente, es una de las estrategias más utilizadas en el mundo del marketing. Esta herramienta está diseñada para atender las necesidades de los clientes. Para llevar a cabo la gestión, la empresa debe verificar que cuenta con todos los medios necesarios. Además, los trabajadores deben centrarse en atender a los clientes de manera eficaz.

Asimismo, para que la estrategia de CRM sea un éxito es importante analizar a los clientes en profundidad para poder ofrecerles un servicio personalizado que satisfaga todas sus necesidades. En este sentido, es necesario diseñar estrategias, alinear la empresa con el propósito, hacer uso de las tecnologías y pasar por determinados procesos. 

CRM: un paso más allá del Marketing Relacional

El CRM está estrechamente ligado al Marketing Relacional, pero antes es necesario explicar en qué consiste este término. Se trata de una estrategia que se utiliza para identificar y satisfacer las necesidades de los clientes. Aquí entra en juego la tecnología, ya que tiene un papel protagonista a la hora de almacenar y analizar los datos de los distintos clientes.

Aunque es cierto que en el CRM no todo es tecnología. De hecho, esta estrategia está diseñada para formar una predilección en los clientes hacia una empresa en concreto. Esto se traduce en un aumento de los beneficios y en una mayor retención de los usuarios. Al fin y al cabo, el objetivo de esta estrategia es desarrollar relaciones de larga duración con los clientes gracias al análisis de las necesidades y los gustos de cada individuo.

Por tanto, la fidelidad de los clientes es sumamente importante para el CRM. Para lograrlo, el análisis de los clientes es fundamental. De esta forma, la empresa sabrá qué desean, cómo lo desean y cuándo lo desean. Aquí es importante matizar que no hay que crear ningún departamento para ello ni aplicar ninguna tecnología, basta con que cada uno de los empleados incorpore esta estrategia en cada una de sus tareas.

¿Qué procesos son necesarios antes de implantar una estrategia de CRM?

Definir correctamente los procesos antes de implantar una estrategia de CRM es fundamental para asegurar el éxito de la estrategia. Para ello, hay que empezar definiendo los roles de cada una de las personas implicadas en el proyecto. El siguiente paso, sería integrarlos en la herramienta CRM.

Una vez integrados, es imprescindible modificar la estrategia de CRM a los intereses y las necesidades de la empresa, ya que la organización puede fracasar si decide acogerse al modo estándar que ya viene integrado en algunos CRM’s como Hubspot. Así que es muy importante realizar las adaptaciones correspondientes al plan estándar que ofrece una herramienta CRM.

La estrategia orientada al cliente

Para el CRM es importante que toda la empresa esté enfocada en crear valor al cliente. Esto quiere decir que los procesos, la estrategia de la organización, los recursos humanos, la tecnología…, tienen que estar orientados a satisfacer las necesidades de los consumidores. Por otro lado, para conseguir la fidelidad de estos es importante crear vínculos emocionales.

En este sentido, el departamento de marketing tiene que estar perfectamente coordinado con la estrategia de la empresa y con todos los stakeholders que van a formar parte del CRM. Por este motivo, es importante que los trabajadores del negocio conozcan la estrategia y la implanten en su jornada laboral. Para ello, será fundamental una formación óptima y una comunicación estrecha.

Y como el principal objetivo del CRM es la fidelización del cliente, no solo hay que analizar las necesidades y las preferencias de cada cliente, también hay que conocer las últimas tendencias. De esta manera, la empresa siempre estará un paso por delante de la competencia.

En definitiva, el CRM ayuda a incrementar el número de clientes y a mejorar el posicionamiento con respecto a la competencia gracias a los consumidores satisfechos por la calidad del servicio ofrecido. Todo esto tiene como resultado un aumento de la cuota de mercado.

Las agencias más destacadas en soluciones CRM

Cada día, existen más agencias de marketing que se dedican a implantar soluciones de CRM en las empresas. Por ejemplo, la agencia Walterman cuenta con la tecnología más avanzada y el conocimiento de las últimas tendencias para diseñar una solución de CRM adaptada a las necesidades de las empresas. Por su parte, la empresa Artyco es experta en estrategias de CRM. Para ello, ayudan a la empresa a recoger la información de sus clientes de manera óptima para poder diseñar la mejor estrategia de CRM.

En cuanto a la empresa Qounext cabe señalar que se encarga de implantar soluciones de CRM en aquellas empresas que estén dispuestas a incrementar el número de clientes y establecer relaciones duraderas con ellos. Con respecto a la consultoría Redk, cabe destacar que realizan programas de CRM integrales. Para ello, tienen en cuenta las necesidades, los objetivos, los desafíos y las oportunidades de la empresa en concreto. 

Comentarios