viernes 30/10/20

Cómo hacer una mudanza internacional en tu empresa

Si te estás preparando para trasladar tu empresa a otro país, vamos a analizar los aspectos clave que deberemos tener en cuenta a la hora de organizar una mudanza internacional, destacando aquellos a los que deberemos prestar una especial atención, ya que son los que nos aportarán mayores ventajas durante el proceso de MUDANZAS INTERNACIONALES a la vez que nos darán la tranquilidad que tanto necesitamos
MUDANZAS INTERNACIONALES

Estudia bien el país de destino

A la hora de organizar mudanzas para empresas es muy importante que empecemos estudiando bien el país al que nos vamos a dirigir y en el que vamos a implantar nuestro negocio.

Está claro que esta decisión la hemos tomado con el objetivo de ampliar las perspectivas y posibilidades, con lo cual es esencial que analicemos de antemano tanto las necesidades que vamos a tener como las exigencias sobre todo a nivel burocrático.

Por ello es necesario trazar un plan que sea efectivo, nos permita estudiar cada detalle y que realmente nos dé a entender el modo en el que vamos a avanzar a partir de ahora, de la misma manera que deberemos estudiar todo lo que dejamos atrás, es decir, los proyectos que todavía están por terminar, clientes y en general todo aquello a lo que también deberemos atender.

Recuerda tener en cuenta el mobiliario

Una vez que hayamos tomado la decisión, seguramente os habrá pasado por la cabeza la duda acerca de si vale la pena hacernos con mobiliario nuevo una vez que lleguemos a la nueva oficina o por el contrario podemos seguir utilizando el que teníamos hasta la fecha.

Aquí queremos hacer hincapié en que precisamente el mobiliario de oficina es bastante caro, y supone un coste adicional para la empresa que podemos evitar contratando a una empresa de mudanzas internacionales para empresas; la cual nos puede servir no solo para trasladar todo nuestro mobiliario a la oficina de destino, sino también para realizar los intercambios que todavía queden pendientes conforme vayamos trasladando todo el trabajo a la nueva oficina.

En este sentido debemos hacer hincapié en la importancia que tiene el contratar los servicios de una empresa con experiencia en este sector, ya que no se trata de una mudanza tradicional, sino que cuenta con algunos requisitos importantes.

Por otra parte, la empresa deberá estar capacitada para ofrecer todo tipo de servicios como montaje y desmontaje, sistemas de protección del mobiliario, embalaje de piezas frágiles, debe contar con un buen seguro por si se produce algún tipo de pérdida o imprevisto, y por supuesto también deberá ofrecernos un servicio de guardamuebles.

Esto es lo que nos va a permitir poder disponer de un margen más amplio en nuestra mudanza, ya que es frecuente que nos veamos en la necesidad de depositar los muebles en algún lugar mientras llevamos a cabo todo el proceso, el cual puede durar varios días o incluso semanas en llevarse a cabo.

Crea un sistema eficaz para mantener tu cartera de clientes

Si has tomado la decisión de seguir manteniendo a tus viejos clientes, es muy importante que estudies un sistema que sea eficaz y que garantice que estos van a seguir recibiendo una atención esmerada como hemos ofrecido hasta ahora.

Cambiar el lugar de la oficina o incluso el país no tiene por qué significar una merma en nuestras capacidades y cualidades, pero requerirá una organización más intensa.

Realiza una copia de seguridad de todos tus programas y documentos

Antes de comenzar con la mudanza, es muy importante que nos aseguremos de que todos nuestros documentos y programas van a llegar a su destino en perfectas condiciones, para lo cual es necesario que realicemos una completa copia de seguridad y, de este modo, en el caso de algún imprevisto durante el proceso, estaremos respaldados y podremos estar mucho más tranquilos, respondiendo con rapidez y diligencia.

El personal de origen y personal de destino

Habitualmente no vamos a poder abandonar la vieja oficina al llegar a la nueva y que todo siga tal cual estaba, ya que los trabajadores que tenemos en la primera seguramente no vendrán a la segunda, pero a lo mejor los necesitamos para seguir manteniendo nuestra cartera conseguida hasta la fecha.

De esta manera hay que estudiar muy bien el control y cuidado de este personal, además de elegir aquel que esté bien cualificado en destino y que garantice que este nuevo emprendimiento se llevará a cabo con los mejores resultados posibles.

Teniendo en cuenta estos consejos, podremos realizar una mudanza internacional con gran efectividad y con la garantía de poder mantener la continuidad en el trabajo, evitando el deterioro de nuestro nombre y garantizando el normal funcionamiento de todos los procesos que estén pendientes, además de aprovechar los recursos de los que ya disponemos.

Comentarios