lunes 17/1/22

¿Cómo aplicar el email marketing en una estrategia publicitaria?

Para aplicar el email marketing, solo hace falta informarse sobre el tema y seguir una serie de pasos muy sencillos, entre los que se encuentran crear una base de datos, contar con un software de envío de correos masivos y segmentar el público objetivo
ordenador

El email marketing es actualmente una de las herramientas más eficaces para el aumento de las conversiones, esto es posible gracias a que el correo electrónico es el canal de comunicación más directo entre las empresas y sus clientes.

Además, es un medio masivo utilizado por más de un tercio de la población mundial. Por esta razón, cada día más marcas y empresas acuden a fuentes de información como un blog de marketing para conocer todos los aspectos de esta herramienta.

Aunque existen muchas fuentes informativas, aún una gran cantidad de personas se pregunta cómo aplicar el email marketing y cuáles son las formas de conseguir los mejores resultados. La respuesta es muy sencilla: solo es necesario conocer un poco mejor este concepto y seguir unos sencillos pasos.

¿Qué es el email marketing?

El email marketing se basa en una serie de prácticas en las que se utiliza el envío de correos masivos para hacer llegar a los clientes de una marca diversos mensajes informativos o publicitarios. De esta forma, se logra establecer una relación a largo plazo, en la que se dan a conocer aspectos como los eslóganes de la empresa, se incentiva la decisión de compra y se invita a la recurrencia.

Estos mensajes se caracterizan por su alto contenido de valor sobre los productos o servicios de una empresa. En ellos se incluyen noticias, promociones, nuevos lanzamientos o materiales relacionados, como descargables o tutoriales.

Una de las grandes ventajas del email marketing es su capacidad de segmentación y personalización, esto ayuda a que los mensajes lleguen directamente a las personas que se encuentran verdaderamente interesadas en recibirlos. También, permite un trato más cercano con los clientes, lo cual ayuda a construir confianza en la marca y sus productos.

Es así como el email marketing resulta una herramienta ideal para fidelizar clientes y captar leads que se encuentren indecisos. Además, aunque se basa en comunicaciones masivas, no busca en ningún momento ser invasivo o caer en malas prácticas como el spam. Estos mensajes solo se envían a una base de datos conformada por personas que dieron su autorización para mantenerse al tanto de las actualizaciones de la empresa.

¿Para qué sirve el email marketing?

Existen diferentes tipos de estrategias de email marketing, las cuales se dividen según el objetivo específico que quieren conseguir. Por ejemplo, con las newsletters se pretende compartir contenido completamente informativo, mientras que con el mailing, el enfoque es mucho más publicitario. Lo mismo sucede con los emails administrativos o los mensajes de fidelización.

Sin embargo, aunque persigan propósitos diferentes, todos brindan una gran cantidad de oportunidades a las empresas, de hecho, es válido combinar varias para conseguir mejores resultados.

En resumen, el email marketing sirve para:

  • Tener un canal de comunicación permanente con los clientes.
  • Convertir a la marca en una constante para los consumidores.
  • Actualizar al público sobre las últimas noticias de la empresa.
  • Convertir leads.
  • Acelerar el proceso de compra.
  • Generar tráfico hacia la página web de la empresa.
  • Conseguir un mayor alcance en el mundo virtual.

Al tener en cuenta todos estos aspectos, se podría decir que el email marketing sirve para conectar con el público y promover una marca, hasta el punto de hacerla una parte más de la vida cotidiana de sus usuarios.

¿Cómo poner en práctica el email marketing?

Una de las grandes ventajas del email marketing es su sencillez, cualquiera que lo desee puede llevarlo a cabo sin ningún tipo de complicación: la clave está en tener constancia y seguir unos pocos pasos.

Crear un buen eslogan

El eslogan es uno de los aspectos más reconocibles de la imagen de una marca. Durante las campañas publicitarias funciona como el alma de la empresa, pues allí están comprendidos la esencia y filosofía que representan al negocio.

El eslogan es una frase corta, llamativa e impactante, que se recuerda con facilidad y ayuda a reconocer la identidad de la empresa. Por ello, resulta tan importante incluirlo dentro de las campañas de email marketing.

Crear una base de datos

Para comenzar a enviar mensajes, lo primero que se necesita es contar con una base de datos de personas interesadas en recibir la información de la empresa. Existen distintas formas de crearla, bien sea preguntando a los clientes sus datos directamente o a través de estrategias creativas como anuncios pop-up en la página web. 

Escoger una buena herramienta de envío de correos masivos

Contar con un buen software de envío de correos masivos es la mejor forma de llevar a cabo una estrategia de email marketing cuando no se cuenta con conocimientos en programación. Estas plataformas se encargan de automatizar todo el proceso y reducir el trabajo a unos cuantos clics. Son muy intuitivas y permiten otras funciones, como por ejemplo, administrar contactos y diseñar a través de plantillas.

Segmentar los contactos

Una vez establecida la base de datos es importante segmentar el público según su edad, sexo y gustos. Si bien el email marketing es una estrategia de comunicación masiva, no a todos los clientes les interesan los mismos productos y servicios. Por ejemplo, si un spa quiere compartir una promoción de tratamientos para el cuerpo, lo más probable es que le llame la atención solo a las mujeres. En cambio, si van a anunciar descuentos en todos sus servicios, lo más recomendable es ampliar el espectro comercial.

Personalizar los mensajes

El email marketing logra fidelizar a los clientes gracias a que los hace sentir especiales. Esto se logra a través de mensajes personalizados dirigidos exclusivamente a cada cliente, de esta manera, se crea una relación de confianza incalculable.

Establecer una frecuencia de envío

Una campaña de email marketing funcionará siempre que se mantenga la constancia. Enviar un mensaje y luego no continuar será perjudicial para las marcas. Con una frecuencia previamente definida, tanto los clientes como la empresa, podrán establecer una comunicación más eficiente.

Como se puede ver a través de los pasos indicados anteriormente, es posible llevar cualquier negocio a un nuevo nivel. Está comprobado que el email marketing es 40 veces más efectivo que cualquier otra red social, por eso no es de extrañar que las empresas lo prefieran.

Comentarios