miércoles 14/4/21

Estrella Digital

deuda y finanzas

Clientes morosos: qué hacer y cómo evitar los impagos

La morosidad es una de las situaciones más difíciles a las que, en ocasiones, han de hacer frente las empresas, ya que tener uno o varios clientes morosos puede llegar a suponer un verdadero problema de liquidez. No obstante, existen vías y herramientas que puedes utilizar para evitar y solucionarlo

Cómo incluir el nombre del deudor en un fichero de morosos

La morosidad es uno de los grandes problemas de las empresas. Esta lacra afecta al 55 por ciento de los autónomos y da lugar a que hasta uno de cada cuatro de ellos se vean obligados a cerrar sus negocios.

Y es que estos impagos pueden ser un grave problema para las finanzas de una empresa, especialmente si esta es pequeña y dispone de poca liquidez. Esto se debe a que en la mayoría de los casos, estas han realizado pagos previos para poder realizar el servicio, lo cual les supone un importante agujero económico.

Por esta razón, en los últimos años han aparecido portales en los que es posible registrar el nombre de las personas que tienen deudas. De este modo se puede evitar que, al menos, en el futuro esta persona no tenga la ocasión de dejar deudas pendientes con otras personas o empresas.

Uno de estos portales es ICIRED, una empresa experta en cobrar deudas que posee un fichero de morosidad online abierto y accesible a todos los usuarios. Puedes obtener más información sobre estos servicios como cobradores de morosos en el enlace.

El portal cuenta con un fichero en el que los usuarios intercambian la información de morosidad de personas y empresas con el objetivo de solucionar estos problemas. Este tipo de compañías opera de forma totalmente legal.

Esta empresa opera de forma completamente legal y su funcionamiento es el siguiente: en primer lugar, verifican que la información que facilita el acreedor del impago es correcta. Una vez realizada la validación, proceden a contactar con el deudor.

Una vez verificada la información sobre el impago, se envía un requerimiento de pago al deudor. Esto es, una notificación certificada en la que le se insta a la persona morosa a que liquide la deuda y pague la cantidad que se le solicita.

En el caso de que el deudor decida no realizar el pago, este será incluido en un fichero de morosidad, lo cual le es notificado mediante una carta certificada. Dicha notificación la envía el propio portal de morosidad.

¿En qué beneficia esto a la persona a la que le deben el dinero? Realmente, la decisión final es del propio deudor. No obstante, la presión de que su nombre esté inscrito en un fichero público que es consultado a diario por miles de personas y entidades financieras suele ser un fuerte aliciente para que, finalmente, este se decida a pagar la deuda.

Tanto es así, que este tipo de empresas está logrando casi un 80 por ciento de cobros de deudas por esta vía extrajudicial, sin necesidad de que el afectado tenga que, finalmente, acudir a juicio.

Los ficheros de morosos, una vía para evitar este problema

En temas de morosidad, la mejor vía es la prevención y, en consecuencia, la información acerca de la persona en cuestión. Para ello es importante documentarse bien sobre las personas con las que establecemos cualquier tipo de vínculo comercial y económico.

Esto es posible además gracias a que internet es una fuente de información en la que se pueden realizar averiguaciones de todo tipo. Es el caso de personas que tengan deudas contraídas que no hayan pagado para evitar cerrar negocios con ellas.

Una de las recomendaciones antes de cerrar un contrato con una persona en la que está en juego una suma importante de dinero es consultar gratis un fichero de morosos. Con una simple búsqueda a través de esta página podrás consultar ficheros de morosidad.

Consultar una lista de impagos en la lista de morosos de ICIRED, por ejemplo, es una de las alternativas para poder confirmar que la persona con la que vamos a hacer algún tipo de contrato está limpia de impagos.

Informarse en este portal ofrece múltiples ventajas. Por una parte, el servicio de consulta de impagos es gratuito. Para acceder a esta lista, el usuario debe únicamente de registrarse en la web y, de este modo, puede solicitar la consulta sin coste alguno.

La información que se le ofrece a dicho usuario es totalmente veraz y cuenta con las garantías legales necesarias, ya que la información es proporcionada directamente por los acreedores del impago y, además, verificada por un equipo de abogados.

Como ves, enfrentarse a una situación de impagos puede tener solución. Solo es necesario acudir a una empresa experta en cobro de deudas y hacer uso de las herramientas legales que ofrecen.

Comentarios