lunes 16.09.2019
Hogar

Con cerramientos integrales se aprovechan mejor los espacios en las viviendas

Colocar techos, pérgolas, paredes o paneles en espacios externos revaloriza un inmueble. Son complementos muy funcionales porque reducen el ruido externo y regulan la temperatura. Una terraza acristalada es perfecta si el paisaje de los alrededores es espectacular

Con cerramientos integrales se aprovechan mejor los espacios en las viviendas

Utilizar cerramientos integrales que pueden ser techos, paredes, mamparas o paneles para áreas de la casa como terraza, balcón, piscina o porche es una excelente opción para acondicionar un espacio que siendo externo logra integrarse a la casa tal y como si fuera parte de su interior.  Con este complemento la vivienda prácticamente se amplía al añadirle una estancia agradable y acogedora que se puede aprovechar de diferentes formas.

Una de las características más favorecedoras de los cerramientos integrales es su versatilidad, cualidad que los convierte en la mejor alternativa. Y es que más allá de proteger de los rayos del Sol o la lluvia, añaden un elemento estético muy interesante a espacios externos que con este complemento se constituyen en un área con un diseño innovador.

Es importante contar con la asesoría necesaria al momento de decidirse por un cerramiento, ya que no es un asunto que debe responder a un mero capricho, incluso se deben hasta revisar las restricciones legales u ordenanzas que puedan existir en lo que respecta, por ejemplo, a estructuras que sobrepasen los límites exigidos hacia el exterior del inmueble, más aún si se trata de una propiedad horizontal.

¿Qué tipo de cerramiento elegir?

El tipo de cerramiento a elegir depende de diversos factores tales como las características del espacio que se va a adecuar, el ambiente que le rodea, el clima de la zona y la utilidad que se le dará a la estancia.

Todos los cerramientos se componen de una estructura que pueden ser fija o móvil, además podrá estar fabricada de diversos tipos de materiales siendo muy utilizados el aluminio, policarbonato, cristal o materiales metálicos, esto va a depender de si es techo, pared, mampara o panel.

Algunos de los cerramientos de terrazas más utilizados son los siguientes:

 

  • Techos fijos o móviles: se escogerá uno u otro dependiendo del uso del espacio. Los fijos se presentan con un acabado conocido como “sándwich” que podrá ser de varios espesores y terminaciones. Los móviles tienen una apertura de 66% o 75% de la superficie, la que puede ser manual o motorizada, puede ser también un panel tipo sándwich. Ambos, por lo general, están elaborados con policarbonato alveolar o cristal, además se presentan como estructuras metálicas del color que se desee.

 

  • Cortinas de cristal: conocidos también como cerramientos sin perfilería vertical. Crean el efecto de que el cristal estuviera como suspendido, por lo que da la impresión que el espacio, aunque está cerrado, no tuviera nada. Resulta un complemento ideal para balcones y terrazas, áreas en las que impactará por la visión que da del ambiente externo que rodea el lugar. También son utilizados como una manera de separar espacios creando un ambiente nuevo sin romper la integralidad.

 

  • Puertas plegables: comúnmente conocidas como puertas de acordeón o de libro se instalan con el objetivo de permitir una amplia abertura de espacios y procurar un aislamiento térmico y acústico.

 

  • Pérgola bioclimática: es una estructura con lamas de aluminio móviles impermeable, que tiene como ventaja principal que regula la temperatura y protege del Sol, el viento y la lluvia. Es uno de los cerramientos que se sirve más de la tecnología. Este contiene un sistema de sensores que detectan factores climatológicos para así controlar valores, incluso si no hay personas en el espacio. Además, cuenta con elementos como calefacción, luces LED y hasta música que se controlan con mandos o a través de una aplicación en el móvil. También tiene canales que permiten extraer el agua del lugar cuando llueve.

 

Otra clasificación que se les da a los cerramientos viene dada según la forma, en este sentido pueden ser verticales, horizontales y con curvas simples o dobles.

De acuerdo al material, como algunos que ya especificamos, pueden ser traslúcidos u opacos, siendo importante mencionar en este punto de los materiales que hay cerramientos de madera que aporta calidez al ambiente, de hecho usarlo aporta un elemento decorativo interesante.

Las ventajas son muchas

A la par de lo que hemos mencionado, utilizar cerramientos integrales ofrece muchas más ventajas. Mencionamos algunas:

  • Proporciona aislamiento acústico, el ruido externo se reducirá considerablemente hacia dentro de la vivienda.
  • Un cerramiento además, proporciona aislamiento térmico al no estar el área externa expuesta a la intemperie, convirtiéndose en una ventaja durante el invierno al hacer las veces de barrera térmica. Si es de cristal, el Sol durante esta época servirá para dar calor, mientras que en verano, cuando la estructura es móvil, se puede abrir aportando aire a las estancias.
  • Una terraza acristalada podrá hacer las veces de solárium, es decir, las personas pueden tomar el Sol sin tener exponerse al viento o frío. Aún siendo una estructura cerrada ofrece una visión panorámica sin ningún tipo de obstáculo como herraje o perfil que interfiera lo que se observa.
  • Al ser muchas veces estructuras sin perfiles, la limpieza es mucho más sencilla frente a los sistemas tradicionales. Asimismo, un cerramiento impedirá que la suciedad, polvo y otros elementos contaminantes del ambiente entren al espacio.
  • Los materiales que se utilizan son resistentes y duraderos, además son anticorrosivos, por lo que aguantan el paso del tiempo. Las estructuras han sido especialmente elaboradas para soportar los factores climatológicos al ser diseñados para áreas exteriores.
  • Un cerramiento integral se constituye en parte de las acciones a tomar en materia de seguridad, ya que al cerrar el espacio, que por lo general es abierto, se disminuye el peligro de robos.
  • Una terraza o azotea de gran tamaño se puede dividir con paneles creando ambientes que se integren el hogar dejando de ser externos, por ejemplo una habitación, un estudio o sala de estar.
  • Un área externa como el balcón por lo general no es un área privada de la casa. Un cerramiento adecuado aporta privacidad a este ambiente que no dejaba nada a la imaginación.

 

Comentarios