martes 20.08.2019
La nueva forma de moverte

Carsharing frente al alquiler de coche tradicional: ventajas e inconvenientes

El carsharing es un nuevo concepto de transporte que ha entrado con mucha fuerza en España debido a las numerosas posibilidades que ofrece a sus usuarios

Carsharing frente al alquiler de coche tradicional: ventajas e inconvenientes

Se ha dado especialmente en las grandes ciudades debido, principalmente, a las restricciones en la circulación en el centro de las capitales.

Cada vez más personas optan por el carsharing pero, ¿cuáles son realmente sus ventajas e inconvenientes con respecto al alquiler de coches tradicional?

Antes de nada no olvidemos lo más importante. A la hora de alquilar cualquier automóvil, tanto carsharing como alquiler de coches tradicional, siempre debemos ponernos en manos de especialistas como puede ser Pepecar, un comparador que ofrece una amplia gama de vehículos a precios muy competitivos.

Inconvenientes del Carsharing

Escasa disponibilidad

La disponibilidad de los vehículos del carsharing está siempre sujeta a disponibilidad. Esta situación puede provocar un importante desabastecimiento en las ciudades durante las horas puntas del día. Para evitar esto, es importante consultar con suficiente antelación cuántos coches se encuentran disponibles en tiempo real.

No es rentable para trayectos largos

Este método no resulta nada rentable para trayectos de largas horas o días debido a que la tarificación se realiza por minutos. Este aspecto puede producir enormes quebraderos de cabeza en los usuarios, los cuales se pueden ver con una factura bastante elevada por una prolongada utilización del servicio.

Para  este tipo de casos, lo mejor que ponerse en contacto con una empresa de alquiler de coches, que permita fijar un precio fijo por la utilización del automóvil.

Ventajas del Carsharing

Tarificación por minutos

Esta opción resulta mucho más económica que el alquiler convencional si lo necesitamos para un breve espacio de tiempo o un trayecto corto. Esto se debe a que en el carsharing se tarifica por minutos, y por tanto el usuario solo pagará en función del tiempo que haya utilizado el vehículo.

Por tanto, se puede decir que esta opción de transporte se encuentra en una zona intermedia. Es, en definitiva, un poco más costosa que el transporte público y más barata que la utilización de un taxi.

Sin embargo para aquellos usuarios que quieran hacer un uso de los vehículos durante el día al completo o varios días puede resultar más económica la opción de alquiler más tradicional.

Proximidad

El carsharing permite localizar el vehículo que se encuentre más próximo al cliente, posibilitando un ahorro considerable de tiempo en el desplazamiento hacia el coche. Es más, existen ayuntamientos en España que permiten estacionar este tipo de vehículos de forma gratuita, con el objetivo de incentivar su uso.

Es ideal para su utilización en trayectos dentro de ciudad

Es una excelente opción para el transporte dentro de la ciudad, especialmente en ciudades como Madrid con restricciones en el tráfico. Este tipo de servicio cuenta, en su totalidad, con vehículos eléctricos.

Entonces, ¿qué es opción me conviene más?

Tras haber analizado las ventajas y desventajas que ofrece el carsharing, seguro que todavía te sigues preguntando qué opción es la que más te conviene. Por ello, a continuación te despejaremos cualquier tipo de duda:

El carsharing NO es para ti si:

  • Quieres hacer un viaje de larga distancia. Debido a que el carsharing se tarifica por minutos, no tiene mucho sentido apostar por este medio si vas a estar un par de días de vacaciones.
  • Necesitas un coche por más de 24 horas. Aunque no vayas a recorrer largas distancias, si necesitas un coche por más de 24 horas te merecerá la pena sin duda alquilar un coche.
  • Buscas un coche más específico. En la mayoría de ocasiones, las empresas de carsharing cuentan con el mismo modelo de vehículos. De ahí que no puedas elegir uno “a la carta” que se ajuste mejor a tus gustos o necesidades.

 

El carsharing ES para ti si

  • Te ha surgido imprevisto de última hora y necesitas un coche de manera inmediata para un par de horas.
  • Necesitas moverte por la ciudad con trayectos cortos. De hecho, existen muchos trabajadores autónomos que lo usan para visitar clientes que se encuentran en distintos puntos de la ciudad.
  • Tienes que realizar viajes cortos con multitud de paradas. Son muchos los usuarios que hacen uso del carsharing cada vez que quieren ir de compras.

 

En resumen, ambos servicios son grandes opciones de transporte a tener en cuenta. Por lo tanto, a la hora de elegir debemos tener presente el uso que vamos a dar al vehículo.

Comentarios