CRISIS SUOERMERCADOS

Las caídas de Día, Makro y Carrefour: el mercado espera a Amazon

Las caídas en las bolsas reflejan una profunda crisis en el sector, no solo en España, que requiere menos guerras de precios y más inversión

Las caídas de Día, Makro y Carrefour: el mercado espera a Amazon

Dia ha empezado la semana perdiendo en bolsa, tras una semana en al que parecía recuperarse. Sin embargo, el peor valor del Ibex, ha perdido en el último año un tercio de su valor.

Pero lo de Día no es una crisis aislada: Makro (del Grupo Metro), ha retrocedido cerca de un 28% en poco menos de tres meses; el francés Casino cotiza hoy casi un 30% por debajo de hace un año y Carrefour se mantiene los peores niveles en los últimos años, casi un tercio perdido en el desde la mitad de 2017.

Las cifras reflejan de forma incontestable que el mercado desconfía del sector. No solo es que los buenos tiempos económicos no vayan con el sector, es que la bolsa espera a los nuevos operadores como agua de mayo.

Cuando la economía va bien, las empresas de consumo básico suelen comportarse peor que las empresas de consumo según renta. Las empresas de consumo básiconno forman parte, habitualmente, de la recuperación del consumo cuando las cosas mejoran.

Por otra parte, los supermercados parecen haberse enzarzado en una guerra de precios que perjudica a sus rentabilidades y, en consecuencia, reducen su atractivo en bolsa.

La agencia Moody’s haseñalado que el modelo Mercadona, podía agravar la guerra de precios entre los minoristas que operan en España, con implicaciones negativas para su rentabilidad y solvencia. Simplemente ha acertado.

Ya no hay crecimientos para todos los operadores, debido a los crecimientos de población y a los cambios de hábitos en los consumos. Alguien tiene que perder y en un mercado con poca diferenciación de producto el precio es un arma muy peligrosa.

La compra on line es más una amenaza que un desafío. Elevadísimas inversiones que no pueden repercutirse al cliente y que no se sabe si servirán para algo: la llegada al sector de los operadores más disruptivos: la amenaza de Amazon se hace sentir en toda Europa.

Desde su entrada en el negocio del comercio básico en Estados Unidos, con la compra de la cadena de supermercados Whole Foods, el sector no ha dejado de percibir el riesgo de que la compañía que dirige Jeff Bezos intentara un movimiento similar en Europa.

Hasta ahora el  sector interpretaba que los acuerdos de distribución con Dia en España (similar al de Casino en Francia) indicaban cierta tranquilidad. Sin embargo los costes de adaptarse a la venta on line on muy elevados y están llevando a alinzas con fondos de inversión, lo que no deja de suponer una amenaza adicional: estos exigen unas rentabilidades que los supermercados no parece que puedan ofrecer a corto plazo.