lunes 14.10.2019
En Caja Madrid

Blesa justifica los sobresueldos del consejo por el aumento de sus funciones

Los sobresueldos irregulares que el expresidente de la antigua caja de ahorros pagó supusieron un perjuicio económico de 14,8 de euros para la entidad

El expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa ha justificado el aumento en la retribución de los directivos de Caja Madrid llevada a cabo en 2008 aludiendo a un incremento en paralelo de las funciones de sus nueve miembros, han informado fuentes jurídicas al término de su declaración en el Juzgado de Instrucción número 45 de Madrid.

Blesa y el exdirector financiero de la entidad Ildefonso Sánchez Barcoj han sido interrogados este miércoles en calidad de investigados por la juez de Instrucción número 45 de Madrid, Luisa María Prieto, en relación con la causa por los sobresueldos irregulares que según el FROB causaron un perjuicio económico de 14,8 millones de euros. Tras la declaración de ambos, la juez no ha acordado medidas cautelares.

El expresidente de Caja Madrid ha justificado la decisión de aumentar la retribución entre un 16 y un 26% del sueldo fijo en 2008, lo que implicaba mantener la masa salarial de un año anterior a pesar de que, entre medias, el comité de dirección pasó de diez a nueve miembros.

Según su versión, estos nueve directivos asumieron mayores funciones, algo que no ha sido corroborado por el otro investigado, Sánchez Barcoj, quien ha mantenido ante la juez que las funciones no se reordenaron tras la reducción de miembros con la salida de Ramón Ferraz Ricarte.

Las citadas fuentes presentes en la declaración han señalado que Blesa no ha aportado ningún documento interno salvo un acta de la comisión de retribuciones de Caja Madrid del 10 de octubre de 2008, es decir, posterior a la decisión de aumentar el sueldo de los directivos.

Blesa ha declarado por espacio de hora y media, unos quince minutos más que Sánchez Barcoj. Este último se ha limitado a defender que tenía un papel secundario en Caja Madrid, ya que, como director financiero, formó parte de la comisión de retribuciones pero no del consejo de administración. También ha revelado que entre los directivos de la entidad había discrepancias por la opacidad de criterios a la hora de asignar por parte de Blesa una mayor o menor subida del sueldo.

El exbanquero ha sido interrogado por el cumplimiento de los objetivos de sus directivos para ser 'premiados' con bonus en el sueldo variable. De su declaración, a momentos --según fuentes jurídicas-- nervioso después de que la juez le recriminara que leyera en exceso, se ha desprendido que era la caja quien asumía el coste fiscal de otras gratificaciones extraordinarias relacionadas con los planes de pensiones.

Protesta de preferentistas

El expresidente de Caja Madrid ha evitado cruzarse con un grupo de unos treinta preferentistas que protestaban desde primera hora de la mañana en la puerta principal de los Juzgados de Plaza de Castilla al usar, tanto a la entrada como a la salida, el garaje de los juzgados. Además, ha estado acompañado por varios agentes de la Policía y de la seguridad privada de estos juzgados.

La Fiscalía Anticorrupción denunció en enero de 2015 el perjuicio económico que presuntamente habían provocado Blesa y Sánchez Barcoj a las cuentas de Caja Madrid por el cobro por parte de altos directivos de "percepciones excesivas". En algunos casos, no existió constancia del cumplimiento de trámites como el paso por los órganos de gobierno.

Tras varios retrasos, Anticorrupción insistió en que este asunto debía investigarse de forma autónoma a la causa que el juez Fernando Andreu lleva en la Audiencia Nacional sobre el 'caso Bankia' y que se refieren fundamentalmente al periodo comprendido entre 2007 y 2010, bajo la presidencia de Miguel Blesa.

La letrada de la acusación particular en representación de Manos Limpias ha pedido este miércoles mayor diligencia por parte de la Fiscalía y ha apuntado a que la causa de los sobresueldos en Caja Madrid merece que se citen a otros tantos exdirectivos como Ramón Ferraz Ricarte o Enrique de la Torre.

Comentarios