lunes 6/12/21

Bankinter obtiene un beneficio de 1.250 millones incluyendo la plusvalía de Línea Directa

Bankinter obtiene un beneficio de 1.250,6 millones de euros, que incluye la plusvalía generada con la operación de Línea Directa, y supera en ingresos los niveles prepandemia

María Dolores Dancausa, CEO de Bankinter 2.jpg__1634817632294 (1)
María Dolores Dancausa, CEO de Bankinter

El Grupo Bankinter concluye el tercer trimestre de 2021 con una actividad en el negocio de clientes que mantiene el buen tono del ejercicio, aupada por un entorno económico que va dando signos de franca recuperación, lo cual tiene reflejo en los diferentes epígrafes del balance y en los márgenes de la cuenta, todos los cuales muestran crecimientos respecto al mismo periodo de 2020.

Con todo ello, el beneficio neto del Grupo Bankinter al 30 de septiembre de 2021 se situó en 1.250,6 millones de euros, el cual incluye la plusvalía generada por la operación de salida a Bolsa de Línea Directa, a finales de abril, que fue de 895,7 millones después de impuestos. 

Excluyendo esa plusvalía, el beneficio recurrente del Grupo se situaría en 354,9 millones de euros, el cual incluye los cuatro meses de ingresos generados por Línea Directa mientras estuvo en el perímetro del banco. Este beneficio compara con los 220,1 millones del mismo periodo de 2020 y con los 444 millones de igual periodo de 2019, si bien estos últimos contienen un apunte extraordinario de 57 millones procedentes de la operación de adquisición de EVO Banco.

Atendiendo a la evolución de las principales ratios, la rentabilidad sobre recursos propios, ROE, excluyendo la plusvalía de Línea Directa, es del 9,4% frente al 7,1% del tercer trimestre de 2020, periodo en el que el banco tuvo que afrontar mayores provisiones extraordinarias con motivo de la pandemia y el cambio a peor del entorno macroeconómico.

Por lo que se refiere al capital, Bankinter mantiene una ratio CET1 fully loaded en el 12,3%, frente al 11,97% de hace un año, y muy superior en cualquier caso al 7,68% exigido por el BCE.

En cuanto a la ratio de mora, se sitúa en el 2,40%, mejorando en 11 puntos básicos la de hace un año, y todo ello tras el fin de las moratorias hipotecarias, circunstancia que no ha producido ningún impacto en este epígrafe. La cobertura sobre esa morosidad es del 62,75%, también superior en 110 puntos básicos a la de hace un año.

En lo referente a la liquidez, Bankinter dispone de un gap comercial negativo, con una ratio de depósitos sobre créditos del 106,3%.

La óptima situación del banco en términos de solvencia, rentabilidad y calidad de activos, refrendada por las pruebas de esfuerzo realizadas por la Autoridad Bancaria Europea (EBA), en las que Bankinter resultó como el banco español con menor impacto en el escenario estresado y el tercero con menor impacto en Europa, han permitido a la entidad retomar desde el 1 de octubre su tradicional política de retribución al accionista, de un pay out del 50%.

 

Crecimiento de todos los márgenes de la cuenta.

A pesar de un tercer trimestre con la estacionalidad propia del verano, que siempre suele ser de una menor actividad comercial, Bankinter ha cerrado un trimestre brillante en todas sus líneas de ingresos, lo que anticipa un cierre de año cargado de buenas perspectivas. Así, la cuenta de resultados muestra crecimientos en todos los márgenes, tanto en comparación con el mismo periodo de 2020, como incluso respecto a 2019. Esto refleja, en primer lugar, que el banco anticipa con éxito la senda de la recuperación económica, y paralelamente, que cuenta con la diversificación y el potencial necesario como para cumplir sus exigentes objetivos de compensar con el negocio bancario, en un periodo aproximado de tres años, la ausencia de beneficios de Línea Directa.

El margen de intereses alcanza los 955,1 millones de euros, un 3% superior al del mismo periodo de 2020. Pese a ser un crecimiento moderado, hay que poner en valor que se produce en un entorno de tipos negativos, que ha tenido su efecto en el repricing hipotecario.

Por su parte, el margen bruto refleja los mayores ingresos generados en el periodo, hasta alcanzar una cifra de 1.422,9 millones de euros, un 9,8% más y en donde las comisiones han tenido un especial protagonismo, al suponer unos ingresos netos por este concepto de 443 millones de euros, que representan el 31% de este margen bruto. El crecimiento de esta partida con respecto al mismo periodo de 2020 es del 23%.

Este crecimiento de las comisiones es consecuencia de la mayor actividad llevada a cabo por el banco en la comercialización de productos y servicios de alto valor añadido. Así, por ejemplo, las comisiones derivadas de la gestión de activos se incrementan en un 26%, hasta los 143 millones de euros. Las de operativa con valores lo hacen en un 22% más, hasta los 84 millones. Y en un 12% las derivadas de seguros y fondos de pensiones, que suman 58 millones. Mención especial merece la comisión de éxito ingresada por el banco tras la venta del fondo de energías renovables Helia I al grupo canadiense Northland Power, dentro de su actividad de inversión alternativa con clientes de banca privada. Esta comisión extraordinaria, por importe de 45 millones, ha sido destinada íntegramente a anticipar todas las provisiones de tipo legal previstas para este año y siguiente.

En cuanto al margen de explotación antes de provisiones cierra el tercer trimestre en 798,7 millones de euros, un 15% por encima del mismo periodo de 2020, y un 23% más que hace dos años, con unos costes operativos que se incrementan un 3,8%. En cuanto a la ratio de eficiencia acumulada se reduce aún más, hasta el 43,9% frente al 46,4% de hace un año o al 47,5% de septiembre de 2019. Poniendo el foco sólo en España, la ratio de eficiencia se sitúa en un, todavía mejor, 39,9%.

Comentarios