martes 24/5/22

Andrea Zanon sobre las inversiones en Climate Tech en 2022

El pasado octubre, Andrea Zanon predijo que la inversión en ESG se convertiría en la nueva frontera del negocio en los próximos años

 

Andrea Zanon sobre las inversiones en Climate Tech
Andrea Zanon sobre las inversiones en Climate Tech

Las inversiones en ESG y las inversiones relacionadas con el cambio climático son impulsadas por una combinación de catalizadores recientes que incluyen la regulación climática, cada día más contundente; la crisis climática y su impacto económico, incrementado en 2021, y la coordinación general entre los líderes ESG que finalmente se está concretizando.

El Green Deal en Europa y el proyecto de ley Build Bank Better en los EE. UU. (de aproximadamente dos trillones de dólares) representan los dos mayores catalizadores globales para la aceleración de las inversiones ESG en 2022.

De la misma manera, la Comisión de Bolsa y Valores USA (SEC) y los bancos centrales de USA y la UE han priorizado la gestión del riesgo climático, posicionando la inversión ESG como la mayor oportunidad de generación de valor en 2022.

Nuevos riesgos y nuevas oportunidades

Con este impulso de inversión en torno a ESG, el “Greenwashing” se irá disparando ya que las empresas intentan posicionarse como empresas sostenibles.

“Greenwashing o marketing verde” es el proceso usados por las empresas cuando presentan un producto o cualquier propuesta como respetuoso ante el medio ambiente aunque en realidad, no lo sea. En el 2022, la lucha contra el “Marketing Verde” ocupará un lugar central en las acciones del regulador, pues muchas corporaciones se están posicionando como líderes en el sector ESG.

Las empresas ESG tendrán que demostrar sus "credenciales ecológicas" y esperar un fuerte escrutinio por parte de las autoridades así como de los inversores y de los consumidores. Aunque algunos de los compromisos ambientales de estas corporaciones sean reales, las empresas involucradas en “Greenwashing” exageran sus credenciales ecológicas para aprovechar al máximo su marca asociada con la sostenibilidad.

El reto “Greenwashing” va inevitablemente a ayudar a las corporaciones que han integrado la descarbonización y prácticas sostenibles en sus estrategias y operaciones de inversión. Las tecnologías emergentes, como los ledgers descentralizados, tecnología espacial, robótica e inteligencia artificial desempeñarán un papel cada vez más importante en la verificación de las credenciales ESG de las corporaciones, generando una nueva ola de innovación fintech vinculada a la sostenibilidad y el crecimiento verde.

Nuevas tendencias y productos financieros ESG

Solo en 2021, los fondos ESG recaudaron aproximadamente $120 mil millones impulsados ​por una mayor regulación y claridad en la divulgación de los datos climáticos. En 2022, AndreaZanon estima que el aumento de la inversión ESG continúe a un ritmo aún más rápido.

Un evento catalítico clave es que los gobiernos nacionales y los bancos centrales lideren el proceso de descarbonización según lo acordado durante la Cumbre Climática COP26 de Noviembre 2021.

En 2022, también veremos que los productos de financiación climática alcanzan una demanda y una oferta sin precedentes. Habrá lanzamientos de productos financieros sostenibles como bonos verdes y bonos de resiliencia, hipotecas verdes hasta cuentas bancarias verdes con características de sostenibilidad.

Tendremos también lanzamientos de nuevas criptomonedas verdes y plataformas DEFI (Finanzas Descentralizadas) enfocadas en ESG. La demanda de nuevos productos financieros ESG se verá inflada por un interés abrumador de los millennials y la generación Z. Más del 60% de estos consumidores han expresado interés en invertir en empresas que toman en serio ESG.

¿Qué está pasando en el ecosistema de las startups?

Según el experto en ESG Andrea Zanon, en 2022 la inversión en tecnología climática se acelerará a un ritmo sin precedentes. La inversión en tecnología para mitigar el riesgo climáticoalcanzó $88 mil millones, según lo informado por PWC en 2021 antes del 30 de junio. Esto representa un aumento de más del 200% con respecto al año anterior.

Según la misma fuente, en 2021 por cada dólar de capital de riesgo invertido, 14 centavos fueron invertidos en nuevas empresas de tecnología climática. El tamaño promedio de estasinversiones aumentó a un promedio de $95 millones en más de 600 proyectos, y los sectores priorizados fueron la tecnología alimenticia, la movilidad y las finanzas.

Si bien la inversión inicial de 2021 fue de naturaleza más oportunista con impactos limitados de mitigación climática, en 2022 veremos un cambio hacia proyectos con un enfoque más fuerte en la descarbonización particularmente en los sectores de agronegocios, energía y gestión de desechos.

Con visión hacia el futuro

Un informe del IFC de noviembre de 2021 (el fondo de inversión del Banco Mundial) estima que los mercados emergentes jugarán un papel importante en la catalización de la “inversión verde” durante la próxima década.

El análisis realizado en 21 economías emergentes, que representa un 50% de las emisiones globales (en base a sus compromisos de inversión de impacto climático), indica que para el 2030 tendremos $23 billones de probable inversiones en la sostenibilidad.

Si sumamos los $130 billones comprometidos por la Alianza Financiera de Glasgow Net Zero para financiar la transformación energética futura, se supone que tendremos una década con enormes inversiones para la protección del medio ambiente. Esperemos solo que estoscompromisos ambiciosos se conviertan en inversiones de capital concretas.

*Andrea Zanon es un ejecutivo ESG y asesor de inversiones que ha desarrollado estrategias climáticas para más de 20 países y ministros de finanzas y que asesora a instituciones y corporaciones financieras globales sobre cómo desarrollar estrategias resilientes y planes de inversión.

Andrea Zanon sobre las inversiones en Climate Tech en 2022
Comentarios