jueves 2/12/21

La AMAC reivindica un único almacén centralizado de residuos radiactivos

La Asociación Española de Municipios en Áreas de Centrales Nucleares (AMAC) ha reivindicado un único almacén temporal centralizado (ATC) de residuos radioactivos 

cementerio nuclear

La Asociación Española de Municipios en Áreas de Centrales Nucleares (AMAC) ha reivindicado un único almacén temporal centralizado (ATC) de residuos radiactivos en vez de varios almacenes individuales (ATI), como planea el Ejecutivo central, por motivos de seguridad, y ha advertido de que hará lo posible para paralizar este modelo.

En rueda de prensa en Tarragona, el presidente de AMAC y alcalde de Yebra, Juan Pedro Sánchez Yebra; el vicepresidente y regidor de Vandellòs, Alfons García, y el alcalde de Ascó, Miquel Àngel Ribes, han alertado sobre las incógnitas que se plantean con el almacenamiento de los desechos radiactivos generados por las centrales nucleares.

El pasado 27 de julio, el Ejecutivo aprobó que Enresa -empresa pública que gestiona este tipo de residuos- sacara a licitación la creación de estos ATI en las centrales de Almaraz, Ascó, Cofrentes y Vandellós II, con un presupuesto de 220 millones.

Los residuos de Vandellós se procesan ahora en Francia, a un coste de 20 millones de euros anuales, pero Almaraz, Ascó y Cofrentes contarán con doble ATI: los que ya disponen ahora y los de nueva creación, que tendrán una tecnología distinta.

El calendario prevé que estos nuevos ATI estén operativos en 2026, un modelo que permitirá, según Alfons García, "mantener los residuos hasta mucho más allá del cierre de las centrales", lo que hipoteca la capacidad de decisión de los municipios afectados.

Además, los tres alcaldes de la AMAC muestran recelos sobre si las centrales que albergan acogerán también los residuos de Zorita, Trillo y Garoña, de cuyos desechos no se ha concretado nada.

García ha señalado, en este sentido: "No es descartable que, si un día hay un problema en un contenedor de Trillo, lo traigan a Vandellós o a Ascó".

También han advertido de que, a pesar de estar pensados para ser operativos a largo plazo, los nuevos ATI no estarán equipados con celdas calientes, una suerte de cámara blindada para contener la radiación.

Esto significa que, en caso de necesidad, no podrá manipularse con seguridad el contenido radiactivo del ATI.

Por todo ello, Sánchez Yebra ha tachado de "incomprensible" el "cambio de estrategia" que supone cambiar un ATC por -ha ironizado- "pseudosATC" y, además, "sin consultar a ninguno de los municipios afectados".

El alcalde de Ascó ha reprochado al Ejecutivo: "Los ayuntamientos no podemos enterarnos de esta noticia de calado por la prensa" y ha remachado que "esto es impensable en Europa".

"No queremos los residuos nucleares repartidos por toda España, sino un ATC por cuestiones de seguridad", ha zanjado el alcalde de Vandellòs.

La AMAC, ha subrayado García, reclama "un acuerdo general entre el Estado y los municipios para la gestión de los residuos radiactivos" y, en este sentido, la asociación que les representa siempre se ha mostrado favorable a un único almacén.

Esta postura se justifica, por una parte, para no dispersar los residuos radiactivos por todas las centrales y, por otra, para ayudar a reactivar la zona rural escogida para la ATC, que captaría una gran inversión, ha recordado Yebra.

Hace unos días, la AMAC ya manifestó por escrito su rechazo a los ATI en una carta enviada al Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico.

Ahora, advierten los alcaldes, adoptarán todas las acciones posibles para paralizar "esta estrategia de pequeños ATC en las centrales nucleares que ni tan siquiera reúnen las mínimas condiciones de seguridad, al no disponer de celdas calientes". 

Comentarios