Miércoles 18.07.2018
Empresas, Decoración

3 consejos para amueblar la casa a tu gusto

Una de las tareas más gratificantes para las personas que estrenan piso o casa es planificar la decoración y elegir el mobiliario. Estructurar las estancias con libertad y rodearnos de objetos de nuestro agrado ayuda a crear hogar, por eso es importante prestar atención y no decidir con prisas

El presupuesto no ha de ser un condicionante. En internet se pueden encontrar muebles baratos y de calidad; solo es cuestión de revisar catálogos y tener muy claro lo que se busca.

Si estás a punto de estrenar casa o tienes pensando redecorar tu hogar, te vamos a ofrecer unos sencillos consejos. El confort y el bienestar van de la mano, y todo empieza con una buena planificación.

  1. Elige un estilo que cuadre con tu personalidad

¿Moderno?, ¿clásico?, ¿rústico?, ¿vintage?, ¿nórdico?... hay una gran diversidad de estilos y a veces cuesta decidir. Lo importante es elegir un tipo de mueble que encaje con el tipo de vivienda y nos haga sentir bien. Las modas van y vienen pero los muebles se quedan, así que es preferible no arriesgar y adquirir un producto que encaje con nosotros.

Las personas jóvenes suelen optar por la estética moderna y funcional, con combinaciones atrevidas y colores llamativos. En el lado opuesto están las líneas clásicas y señoriales, pero existe una franja intermedia que cuenta con un gran número de adeptos. Es la decoración vintage, donde la versatilidad y el concepto de lo ecléctico ganan protagonismo. Es un estilo donde cabe casi de todo, pero dentro de una armonía: maderas envejecidas, decapados, herrajes, estampados antiguos, cenefas, metal… solo es cuestión de gusto y un cierto criterio a la hora de elegir.

Otro tipo de mueble que triunfa es el de estilo nórdico, con maderas naturales, tonalidades claras, funcionalidad y una apuesta por lo diáfano; confort y equilibrio asegurados. Sea cual sea el estilo, lo importante es no elegir con prisas. Hay muebles baratos de todo los estilos y no están reñidos con la calidad.

  1. Toma bien las medidas

Por obvio que parezca, hay que ser muy preciso a la hora de tomar medidas. Las tiendas de muebles, sobre todo las grandes superficies, están llenas de devoluciones por culpa de errores en las medidas. Son tiendas donde se compra por impulso, y luego llegan los disgustos.

Para acertar en las mediciones, conviene pensar en las zonas de paso y en el espacio que precisan los armarios para poder abrirse. Ten presentes también las alturas, la distancia con los radiadores y el sentido de obertura de puertas y ventanas. Son cuestiones de sentido común que muchas veces se pasan por alto.

  1. Pregúntate: "¿para qué?"

A la hora de comprar muebles y objetos decorativos, el corazón manda más que la razón. Nos dejamos llevar por los impulsos y eso es bastante peligroso. Si no quieres llenar tu casa de muebles y elementos inútiles, pregúntate siempre "¿esto para qué lo quiero?", "¿dónde lo voy a poner?", "¿encaja con el resto de decoración?".

Si respondes a estas preguntas con rotundidad, la compra será acertada, pero en caso de duda piénsatelo dos veces. La decoración no es algo que se cambia cada día, así que vale la pena tomar las decisiones con serenidad.