sábado 14.12.2019
COMITé EJECUTIVO NACIONAL DEL PP

Mariano Rajoy se presentará al Congreso "abierto" que propone Aznar

El líder del PP asegura que apurará los plazos que le da la ley para formar Gobierno y advierte de que "la fragmentación de fuerzas políticas no puede ser un elemento de bloqueo, parálisis e innacción". Anuncia que tras el 20D ha hablado con Pedro Sánchez (PSOE) y se ha mensajeado con Albert Rivera (Ciudadanos)

Mariano Rajoy comparece en Génova. | Foto PP
Mariano Rajoy comparece en Génova. | Foto PP

El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, afronta con "fuerza y ánimo" para continuar al frente de la formación conservadora y anuncia que se presentará al Congreso Nacional "abierto" que ha propuesto el presidente de Honor del PP, José María Aznar, a puerta cerrada en el Comité Ejecutivo Nacional que ha tenido lugar este lunes en la sede nacional de la formación. Rajoy ha asegurado que celebrará este Congreso en cuanto acabe "este proceso" -en referencia a la conformación de Gobierno tras el 20D- y que se siente apoyado por sus compañeros de partido para seguir al frente del PP.

El ya presidente del Gobierno en funciones no se plantea un Ejecutivo liderado por el PP en el que él no esté al frente; y asegura que ningún dirigente le ha planteado este lunes que se aparte de este proceso. Rajoy ha asegurado que el Congreso Nacional que celebrará el PP en 2016 será abierto, "como todos los que ha celebrado la formación", Ha reconocido que va con retraso en la convocatoria de este cónclave -el último tuvo lugar en 2012- y ha puesto como excusa las elecciones. Hace varios años que su liderazgo está en entredicho, pero lo cierto es que Rajoy se negó a convocar este Congreso antes de las elecciones del 20 de diciembre.

Para sofocar las protestas internas que existían, Rajoy organizó una Convención Nacional -el máximo órgano del PP entre Congreso- en enero de 2015. En esta cita, los 'populares' plantearon una nueva reforma electoral -para asegurar que pudiera gobernar la fuerza más votada- y abrieron la puerta a diseñar un mecanismo de elección de líderes más democrático del que existía hasta el momento. Entonces no quisieron hablar abiertamente de "primarias", pero sí anunciaron que habría cambios. Hoy Aznar ha hablado de un "Congreso abierto" y Rajoy se ha limitado a contestar que como "todos los celebrados" hasta la fecha.

El presidente de Honor del PP, José María Aznar, reconoció en sus memorias que él eligió personalmente a su sucesor: Mariano Rajoy. También reconoció que no fue la primera opción -Aznar tanteó antes a Rodrigo Rato-, pero sí dejó claro que fue su dedo el que apuntó al hoy presidente del Gobierno. Hoy Rajoy no ha querido hablar del pasado. "Le recomiendo no viajar por las hemerotecas porque podría encontrarse con cosas complejas", ha sido su respuesta a este respecto. El líder del PP no ha querido polemizar con Aznar y se ha limitado a agradecerle públicamente el apoyo que éste le ha dado en el Comité Ejecutivo -a puerta cerrada- para que intente formar Gobierno.

El PP no levanta cabeza desde las elecciones europeas de 2014. No le fue bien ni en Andalucía, ni en las municipales y autonómicas del 24 de mayo, ni tampoco en Cataluña. "Nadie es imprescindible", se ha atrevido a advertir el líder 'popular' extremeño, José Antonio Monago. Aunque por el momento, la máxima preocupación en el Partido Popular es dar con la fórmula mágica que le permita conformar gobierno.

Rajoy ya ha hablado con Sánchez y Rivera tras el 20D

Lo único que ha dejado claro Rajoy es que apurará al máximo los plazos legales para llegar a un acuerdo. El 13 de enero se constituyen Las Cortes y a partir de ahí tiene dos meses para lograr se investido nuevo presidente del Gobierno, siquiera por mayoría simple. Se ha negado a desvelar su estrategia durante estos meses. "Intentaré formar un gobierno estable. Afronto este proceso con generosidad porque quiero dar certidumbres a los españoles", ha insistido Rajoy, quien ha asegurado que las fuerzas políticas con las que hablará deberán de cumplir unos principios mínimos: la unidad de España, la soberanía nacional y la igualdad de españoles, la consolidación del crecimiento económico y el cumplimiento de los compromisos con la Unión Europea.

No ha anunciado ni cuándo iniciará la ronda de conversaciones, ni qué formaciones serán las primeras con las que se pondrá en contacto. Eso sí, Rajoy ha desvelado que tras los resultados electorales ha tenido la oportunidad de mantener una conversación telefónica con Pedro Sánchez (PSOE), se ha mensajeado con Albert Rivera (Ciudadanos) y ha recibido un SMS de Pablo Iglesias (Podemos) con una pregunta, que no "era importante", ha matizado.

El presidente del PP, lejos de hacer autocrítica en su persona, sin embargo sí ha reconocido que ha perdido votos porque los tiempos que le ha tocado gobernar "han sido difíciles" y porque la corrupción le ha hecho "mucho daño". De hecho, ha vuelto a recurrir a la herencia recibida. Aún así, ha sacado pecho por la campaña electoral del PP: "Hemos ido de menos a más". Y ha aprovechado esta comparecencia para reivindicar su derecho a formar gobierno, puesto no sólo es la fuerza política más votada, sino que además le diferencia con la segunda fuerza es de 1.700.000 votos. "Esto es lo que ha ocurrido siempre desde 1977", ha dicho Rajoy.

El líder del PP ha asegurado que abordará el diálogo que afrontará a partir de ahora "con generosidad, amplitud de miras y con la vista puesta en el interés general". Rajoy se ha negado a aclarar si su objetivo es formar un gobierno de coalición o conseguir acuerdos puntuales de investidura, pero sí ha insistido en la "estabilidad" y ha apelado a la responsabilidad del resto de formaciones política. "La fragmentación del Parlamento Nacional no puede ser un elemento de bloqueo, parálisis e innacción", ha zanjado el candidato conservador.

Mariano Rajoy se presentará al Congreso "abierto" que propone Aznar
Comentarios