viernes 13.12.2019
UN DíA DE CAMPAñA

Herzog: "Me quedaría huérfano antes que votar a otro partido"

Estrella Digital ha pasado una jornada con el cabeza de lista de UPyD, Andrés Herzog. El candidato resume su primera campaña como "positiva", cuenta que lo que menos le gusta son las tertulias y describe en pocas palabras al resto de líderes políticos

“Un ciudadano normal, honrado y que quiere mejorar España”. Así se define Andrés Herzog, el candidato a la Presidencia del Gobierno de Unión Progreso y Democracia (UPyD), en sus declaraciones a Estrella Digital.

La carrera para llegar al Gobierno empezó hace unas semanas y la meta está en el punto de mira. Andrés Herzog vive unos días convulsos, cargados de entrevistas y actos públicos. Su jornada laboral “empieza cuando me levanto y acaba cuando me voy a acostar, pero esto forma parte de las campañas electorales”. O sea, no tiene horario. A escasos días de las elecciones generales, hacía frente a una jornada con cuatro entrevistas en medios de comunicación y un acto público sobre educación, acompañado por Fernando Savater, su candidato para el Senado.

Andrés Herzog tiene unos últimos días de campaña repletos de actos

Herzog se enfrenta a su primera campaña electoral “luchando mucho”. Es consciente de que su partido "es incómodo en muchos aspectos, porque llevamos a los tribunales a mucha gente muy poderosa". Ese es, a su juicio, uno de los motivos por los que cree que no fue invitado al debate a cuatro que se produjo el pasado 7 de diciembre. Explica que “estoy luchando para que se respete el pluralismo político”, un derecho que le pertenece a los ciudadanos y no al resto de oponentes. Ahora que su formación cuenta con representación parlamentaria tampoco son invitados a debates de gran calado como el que tuvo lugar en Atresmedia. “Lo que se está haciendo va en contra de la ley”, denuncia el candidato.

Balance positivo

Cuando la campaña toca a su fin, Andrés Herzog cree que “ha sido muy muy interesante desde el punto de vista personal. Estimulante, porque tienes que hacer cosas distintas, tienes que estar continuamente tratando con medios. En general ha sido positiva”. En general, dice, siente gracias al contacto con la gente que las ideas de UPyD “son necesarias”. Un contacto directo que “me resulta muy chocante”. El entusiasmo se palma en sus palabras, aunque “no creo que me vaya a cambiar la vida, sean cuales sean los resultados”, sentencia.

Debido al “modesto” presupuesto del partido rosa, en estas elecciones generales hay que usar mucho la “imaginación”. Herzog cuenta a este diario que se han lanzado con “propuestas atrevidas, como la que hicimos con las caretas presentándonos en el debate. Somos audaces”, relata.

UPyD tiene que hacer uso de su "imaginación" debido al "modesto" presupuesto

UPyD tiene que intentar llegar a todos los rincones siendo realista con ese presupuesto del que habla su candidato a la presidencia del Gobierno. Su exclusión de los debates importantes, que son un medio para que los ciudadanos conozcan las ideas de los líderes de cada partido, les dejan como únicos recursos de información “la calle y las redes sociales”, el espacio en el que nacieron.

El candidato del partido rosa se siente “la persona adecuada para transmitir las ideas de UPyD”. Aún así, no está contento con todo lo que tiene que hacer para conseguirlo. Subraya que le gusta el contacto con la gente, pero preferiría evitar las tertulias, en las que “es muy difícil debatir”.

No queda casi nada para conocer el nombre de quién dirigirá España durante los próximos cuatro años. Andrés Herzog no tiene muchas esperanzas en que sea él, y tampoco parece que le importe demasiado, para él lo sustancial es “que el mensaje llegue al mayor número de sitios”.

Pocos días

El partido que lidera ha perdido mucha fuerza desde su nacimiento en 2007. Las formaciones emergentes como Ciudadanos y Podemos dejan a UPyD en una posición casi invisible. Andrés Herzog reconoce a este diario que, en el caso de que fuera un ciudadano de a pie y no pudiera votar a su partido, “probablemente me quedaría huérfano”. Reconoce que en el pasado sí que voto al PP y al PSOE, pero a renglón seguido añade que “siempre me han defraudado y no volvería a votarles”.

El candidato tiene puestas sus esperanzas en Fernando Savater, el aspirante al Senado. Herzog no tiene dudas respecto a sus objetivos para el 20D: “Sin duda estar en el Congreso y con una nutrida representación”.

El líder de UPyD no tiene miedo de hablar de los líderes de la oposición, a los que describe con pocas palabras. Mariano Rajoy es “el inmovilismo tranquilo y carente de carisma”; Pedro Sánchez “el marketing llevado a la política”; “el populismo” es el adjetivo para Pablo Iglesias; y al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, se refiere como “el oportunismo patrocinado”.

Por la mañana estuvo en Telemadrid, después el día continuó con varias entrevistas de radio, y a media tarde un acto de educación. A este último llegó tarde. “El tráfico es complicado”, justifica su equipo de comunicación. Para terminar el día, otra entrevista más en TVE. Entre acto y acto aprovecha para hablar con su equipo y comer algo para coger fuerzas. Tras el evento en educación, algunos medios le esperaban para pedirle algunas declaraciones. No muy largas. “Poco rato, para que le de tiempo a cenar algo antes de ir a TVE”, comenta su encargada de comunicación. Demasiados actos para una única persona.

Comentarios