Viernes 24.05.2019

Casado insta a no dar el partido por perdido hasta el final, como hace Nadal

El líder del PP, Pablo Casado, ha instado este martes a "no dar una sola bola por perdida" como hace el tenista manacorense Rafa Nadal y ha asegurado que va a "pelear el partido hasta el final", en referencia a las elecciones del 26M en las que quiere "remontar" los malos resultados de las generales

En un acto en Palma, acompañado del candidato del PP al Govern balear, Biel Company, Casado ha advertido de que, como en el tenis, "nunca hay que pensar que ese último set no se va a recuperar" y ha destacado que el PP es una "gran partido" que ha vivido "momentos complicados y momentos dulces" pero siempre se ha recuperado.

Un partido que ha tenido "grandes victorias y resultados decepcionantes" y al que, ahora, al no haberse cambiado la Ley electoral para que gobierne la lista más votada, como proponía el PP, le va a tocar "amalgamar" coaliciones y pactos tras las elecciones del mes de mayo para "mejorar la vida de los vecinos".

Por eso, ha pedido a los militantes que estén "contentos y confiados" en conseguir la remontada el 26M "con humildad y responsabilidad", ya que el PP es la "casa común" del centro derecha y volverá a "echarse el país a la espalda" para sacarlo del "atolladero en el que lo han dejado la izquierda y los nacionalistas".

El PP presenta personas con experiencia que ya han gobernado, ha destacado Casado, aparte de un "partido preparado" para volver a merecer la confianza de los españoles a la hora de votar.

Casado ha hecho un repaso por sus propuestas económicas, como la bajada de impuestos, y ha criticado la nueva legislación que han entrado en vigor el pasado domingo 12 de mayo, según la cual las empresas están obligadas a registrar cada día la hora a la que sus trabajadores empiezan y terminan su jornada laboral.

Para el líder del PP se trata de una muestra más del "intervencionismo" de la izquierda, que quiere regular hasta la "geolocalización" de los trabajadores para saber cuándo salen a fumar o van al baño o hasta dónde comen, a modo de un Gran Hermano para controlar lo que hace el empresario y los empleados.

Tras el acto, Casado ha dado un pequeño paseo por la zona del Borne, acompañado de Company; el candidato a la Alcaldía de Palma, Mateo Isern; el secretario general del PP balear, Toni Fuster; y la diputada electa, Marga Proens, antes de sentarse en un conocido bar a tomar un aperitivo.

En su recorrido desde la plaza de la Reina hasta este local, el presidente del PP se ha detenido a hablar en inglés con una pareja de turistas estadounidenses y también ha posado con simpatizantes. 

Comentarios