viernes 14/5/21

Sánchez acusa al independentismo de hinchar el sueldo del presidente catalán

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha aplaudido que el candidato socialista en las elecciones del 14F, Salvador Illa, haya prometido bajarse un 30 % el sueldo si es presidente de la Generalitat y ha acusado al independentismo de haber hinchado la retribución del "president" "mientras abandonaba Cataluña a la decadencia"

pedro sanchez

"Cataluña necesita a un president al servicio de la gente, y no a un president que se sirva de la gente", ha dicho en un mitin en Lleida, en el que también han intervenido el candidato del PSC a las elecciones catalanas del 14 de febrero, Salvador Illa; la presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet; y el número uno de los socialistas por Lleida el 14F, Òscar Ordeig.

Actualmente, el presidente de la Generalitat es el presidente autonómico que más gana, con 153.235,5 euros anuales, seguido por el lehendakari vasco, que percibe 105.825,58, ambos por delante del presidente del Gobierno, que tiene un sueldo anual de 84.845 euros.

Ante esta situación, el presidenciable de los socialistas catalanes anunció este viernes que si se convierte en el próximo presidente de la Generalitat se bajará el sueldo un 30 % para equipararlo al del lehendakari, Iñigo Urkullu.

Sánchez ha explicado que, al oír la propuesta de Illa y las cifras que manejaba, se preguntó: "¿Cómo es posible que mientras la política emponzoñaba Cataluña, mientras la política abandonaba Cataluña a la decadencia, el sueldo del presidente de la Generalitat subiera, subiera y subiera? ¿Eso era un premio a la peor gestión? ¿Era un incentivo a la división y a la confrontación?".

Para el presidente, las elecciones del 14 de febrero representan un momento clave para que Cataluña "pase página" a una década de "decadencia" y "división", y reoriente sus prioridades para centrar todos los esfuerzos en la lucha contra la crisis sanitaria, económica y social derivada de la covid-19.

Y es que, ha alertado, la sociedad catalana ya está "empachada de una política que no aporta nada más que dogmas, ineficacia y división".

"Es el momento de dar un paso nuevo en la política catalana (...) Cataluña no necesita más división, necesita gestión; no necesita más decadencia, necesita decencia; no necesita más mezquindad, necesita más unidad; no más estrechez de miras, sino más sensatez; no más monólogos, sino más diálogo, más negociación y más capacidad de acuerdo", ha expuesto.

Para lograr este cambio, ha sostenido Sánchez, es preciso concentrar el voto en el único candidato que no quiere "seguir dándole a la manivela de la bronca": Salvador Illa, a quien ha definido como "inteligente", "trabajador" y, ante todo, "buena persona". 

Comentarios