viernes 26/2/21

Ciudadanos sumaría con el PSOE, pero tira la llave

Ciudadanos sumaría con el PSOE para formar gobierno, como Pedro Sánchez le ha pedido directamente durante esta campaña, pero el líder del partido naranja se ha cerrado en banda y mantiene la puerta cerrada a la posibilidad de reeditar el pacto de "El Abrazo", como se conoce al acuerdo fallido que firmaron en 2016

sanchez_rivera

Con 57 escaños y el 15,85 por ciento de los votos, el partido naranja ha optado por asumir a partir de ahora el papel de líder de la oposición después del enorme batacazo del PP, del que se han quedado a tan solo nueve diputados.

Pero es que ha habido territorios donde Cs se ha situado incluso por delante de los populares: en Madrid, Andalucía, Aragón, Cataluña y Baleares y muy pegados en Murcia, Comunidad Valenciana y Extremadura.

Si había alguna duda de que Rivera podía cambiar de opinión en el caso de que los números le dieran para sumar con los socialistas, este domingo han quedado totalmente despejadas, cumpliendo así el acuerdo que la Ejecutiva adoptó por unanimidad en febrero pasado de no pactar con Sánchez, a quien consideran un "enemigo público" por apoyarse en los partidos independentistas.

Esta ha sido la principal estrategia argumental de la formación de Rivera desde entonces y también durante toda la campaña, en la que se han centrado además en ligarlo con la crisis de Cataluña y en la mano tendida al PP, aunque ya no sirve de nada porque no suman ni de lejos.

En este último año, ha habido un antes y un después en la trayectoria de Ciudadanos debido a la moción de censura, que trastocó los planes de Rivera porque él lo que quería es que fuera Mariano Rajoy quien convocara elecciones tras hacerse pública la sentencia de la Gürtel.

Pero Rajoy no lo hizo y triunfó la moción de censura, y esas encuestas que Ciudadanos tenía de su parte antes de que ésta saliera adelante se fueron desinflando.

Sin embargo, puso a partir de entonces el foco en atacar al "sanchismo", jugándoselo todo a esa carta, y le ha salido bien. Su objetivo era taponar las fugas que pudiera tener por el centro derecha y los resultados muestran que ha acertado.

A su favor, ha tenido también el tirón de Andalucía, donde comparte el Ejecutivo con el PP, lo que ha permitido a Rivera que se visualizara un escenario de gobierno y de gestión.

Partían de 32 escaños y el 13,06 por ciento de los votos que obtuvieron en 2016 y han rebasado con creces las expectativas que les había marcado el sondeo preelectoral del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que les daba entre 42 y 51 escaños.

Ahora asumen el rol de la oposición para coger impulso y ganar las próximas elecciones generales. Ese es el compromiso de Ciudadanos, que en sus terceras elecciones ha sido el partido que más ha crecido después de los socialistas. 

Comentarios