lunes 10/8/20

Abascal duda que las elecciones sean “libres y democráticas” tras el rebrote

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha apuntado este domingo que, ante el confinamiento de la comarca de A Mariña por el rebrote de covid-19, habría que preguntarse “si estamos ante unas elecciones libres y democráticas”, algo “sobre lo que habría que reflexionar"

Abascal duda que las elecciones sean “libres y democráticas” tras el rebrote

“Han tenido que confinar a parte de la población, a la que le han dicho que no van a poder votar; la Xunta decidió adelantar las elecciones únicamente por fines políticos y ahora hay vecinos que ni siquiera van a poder acudir a las urnas”, ha apuntado Abascal en un mitin celebrado en la Plaza de España de Ribeira al que han acudido unas 300 personas.

El líder de la formación de extrema derecha también ha insistido en que ha presentado una denuncia contra el delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, por “delito electoral, omisión del deber, prevaricación y tráfico de influencias” por no haber impedido una concentración antifascista en Lugo.

“No todas las formaciones concurrimos en igualdad de condiciones: hay libertad para todos menos para los que votan a Vox, que tenemos que aguantar como nos dicen que vamos a acabar en las cunetas delante de la Policía Nacional, que no practica ninguna detención porque no le deja el delegado del Gobierno”, ha proseguido.

Asimismo, Abascal ha avanzado que incluirá en su denuncia los hechos sucedidos hoy en Ribeira, donde un grupo de jóvenes -en su mayoría menores de edad- han protestando ante el mitin de Vox con banderas LGTBQ+ coreando “fuera fascistas de nuestra tierra”, “no pasarán” o con pancartas que rezaban “yo no comparto el discurso de odio”.

“Estos grupúsculos disfrazados de antifascistas no son más que una manada de totalitarios, matones del delegado del Gobierno del señor Pedro Sánchez, quien está permitiendo actos de hostigamiento constantes y que haya personas cometiendo delitos electorales en nuestros actos”, ha asegurado.

Tras esto, Abascal ha señalado que “lo normal” sería que la Policía Nacional interviniese y “disolviese” la concentración, para lo que “no harían falta pelotas de goma”, ya que los manifestantes “se irían a la primera media porra”.

El líder de Vox ha apuntado que reciben “amenazas” por “expresarse en libertad” y por “haber desafiado el consenso de la izquierda”, lo que les ha llevado a obtener “los votos del 15 % de los españoles y del 13,63 % de los vecinos de Ribeira”, localidad en la que fue tercera fuerza en las elecciones generales con 1.747 votos.

De cara al 12-J, Abascal ha llamado a “hacer historia” con la entrada de Vox en el Parlamento de Galicia frente a un Feijóo “que mira con un ojo a la izquierda y con otro al nacionalismo” mientras “no condena las agresiones y el hostigamiento permanente” de su formación.

“A todo aquel que no está de acuerdo con la dictadura izquierdista lo acusan de crispación; si crispar es defender tus ideas y convicciones, crisparemos todo lo que haga falta y todo el tiempo necesario hasta convencer a todos los españoles”, ha proseguido.

Así, ha contrapuesto la “locura izquierdista” y la “tiranía comunista” con el “sentido común” y “la libertad consagrada en la Constitución” de Vox, así como “el nacionalismo ridículo de los ‘bloqueiros’” con “la unidad nacional de España, que siempre han defendido los gallegos”.

“Ya estamos atisbando con claridad cuál es la estación de llegada del Gobierno socialcomunista: millones de parados y españoles en ERTE, la ruina y la división entre españoles, ya sea por el separatismo localista o por leyes tan absurdas como la memoria histórica”, ha añadido.

Ante este escenario, Abascal ha defendido a Vox como la salvaguarda de “la libertad y la tradición de los españoles” ante “el Islam como religión oficial en un futuro”, así como la alternativa a “la imposición lingüística de Núñez Feijóo” y la garantía de “la defensa de los intereses nacionales frente a los herederos de ETA que influyen en el Gobierno de España”.

El líder de la formación de extrema derecha ha concluido su intervención exclamando un “viva Ribeira, viva Galicia y viva España”, un grito que fue coreado por los asistentes, quienes añadieron gritos de “presidente, presidente” y de “viva España, viva Santiago”.

El cabeza de lista por A Coruña, Ricardo Morado, ha incidido en la situación de la flota de bajura de Ribeira, “maltratada por las cuotas de Bruselas”, y ha preguntado a los asistentes si quieren “que Galicia se convierta en Cataluña”, toda vez que existe una “deriva nacionalista” en Núñez Feijóo, que actúa “como en Cataluña hace unos años”.

La atleta Ana Peleteiro, natural de este municipio gallego, ha escrito un tuit dedicado a Abascal en el que le dice que "lo único que tiene de verde Galicia son los montes".

Comentarios