viernes 16/4/21

Estrella Digital

Los universitarios logran mejores notas durante las horas centrales del día

Los universitarios obtienen mejores notas en los exámenes que se celebran en las horas centrales del día y peores en las franjas más tempranas y tardías de la jornada, según concluye un estudio de la Universidad de Baleares, difundido hoy miércoles

universitarios
universitarios

El análisis de 6.059 observaciones procedentes de 2.501 alumnos y 229 pruebas realizadas durante el curso 2018-2019 en la Universidad de Baleares concluye además que los alumnos rinden peor a primera hora de la mañana y las alumnas a última hora del día.

El hecho de que haya un peor rendimiento cuando las pruebas son en las franjas más tempranas y tardías del día se debe, por un lado, a la fatiga cognitiva conforme transcurre la jornada y, por otro lado, a los ritmos circadianos de los adolescentes y jóvenes adultos.

Esto último, "les hacen susceptibles de sufrir efectos adversos en el rendimiento" en las franjas más tempranas del día.

La combinación de estos dos efectos -la fatiga cognitiva y el ritmo circadiano- es consistente con los efectos hallados en el estudio de Pau Balart, profesor de economía de la Universidad de les Illes Balears, publicado por las fundaciones Ramón Areces y Europea Sociedad y Educación.

“En el contexto de un sistema educativo descentralizado, donde cada escuela e instituto fija las pruebas y los horarios de manera autónoma, es importante tener presentes estos efectos y, en la medida de lo posible, dar unas pautas sobre los horarios más convenientes. Esto podría ser también relevante en aquellas pruebas con consecuencias irreversibles y que determinan el futuro académico", por ejemplo la Ebau, afirma Balart.

Atendiendo al género del alumno, las estudiantes muestran un mayor declive en el rendimiento que los varones en las franjas de horario tardías, siendo su rendimiento estadísticamente más bajo en la última franja horaria.

En cambio, los hombres muestran un peor resultado que las mujeres en las franjas horarias más tempranas, siendo estadísticamente significativa esa diferencia a primera hora.

Explica el autor que “los hallazgos de este estudio son relevantes desde el punto de vista académico, organizativo y de políticas públicas, especialmente en lo que respecta a la discusión actual sobre las medidas encaminadas a mejorar la racionalización de los horarios en España”.

En el contexto de la actual crisis sanitaria, el estudio recuerda que el sistema educativo se encuentra con restricciones a la hora de habilitar espacios donde llevar a cabo pruebas de evaluación.

La forma más habitual es habilitar espacios y vigilantes adicionales para llevar a cabo el examen o bien dividir a los estudiantes en dos grupos y hacer las pruebas de manera consecutiva.

Los resultados de este trabajo "desaconsejan el uso del segundo mecanismo. Si bien permite ahorrar costes en términos de espacio y de vigilantes de las pruebas, se ha mostrado que, en caso de aplicarse la prueba en momentos distintos del tiempo, el efecto del horario podría estar afectando negativamente a la equidad”. 

Comentarios