viernes 6/8/21

La revolución de profesores de Lengua para preparar a sus alumnos en los exámenes finales es Syntagma Digital

Ni que decir tiene que la sintaxis es la responsable de la mayoría de quebraderos de cabeza que suele padecer el alumnado durante los dos años que dura el Bachillerato
unnamed

Si bien aprobar el examen de Lengua Castellana y Literatura en Selectividad no depende única y exclusivamente de ella, un error en la ejecución del ejercicio puede traer consigo un descenso considerable en la nota final de esa asignatura. Los estragos que esto puede provocar son de gran magnitud, ya que la simple bajada de varios puntos alejaría a cualquier estudiante de cursar su carrera soñada a partir de septiembre. Por suerte para ellos y el resto de profesores, la herramienta virtual Syntagma Digital permite realizar análisis sintáctico online, el cual reduce tiempo y esfuerzo.

Beneficios

Pese a que antes de la pandemia tanto el profesorado como los alumnos ya se habían acostumbrado a trabajar y estudiar haciendo uso de las múltiples plataformas que ofrecía la red, el confinamiento no solo obligó a los más rezagados a subirse a la ola cibernética, sino que el uso de internet ha venido para quedarse. Este último dato es sumamente importante, pues los estudiantes no tendrán ningún inconveniente a la hora de emplear el analizador sintáctico, dado el vasto conocimiento que tienen en el manejo de la web desde hace varios años.

ordenador

Por otro lado, los docentes tampoco se verán obligados a invertir gran parte de su tiempo en la corrección de las frases debido a que la citada herramienta las corrige de manera automática

Modo de empleo

Además de los beneficios que aporta para los profesores análisis sintáctico automáticoSyntagma Digital destaca por ser gratuita y permitir a cualquier persona el acceso a su página sin necesidad de registro. De este modo, el alumnado no podrá alegar una complicada usabilidad como excusa para no enviar los ejercicios de sintaxis vía online.

Por su parte, dicha plataforma está habilitada para que los encargados de explicar esa compleja rama de la Lengua Castellana puedan registrar las oraciones que consideren oportunas y enviarlas mediante una URL. Una vez recibida, los estudiantes tan solo deberán disponer de una buena conexión a internet con el fin de demostrarles su conocimiento en la materia. Todo esto sin necesidad de moverse de casa.

Ejemplo de gamificación

Aunque nos cueste creerlo, los alumnos que se enfrentan este año a la temida sintaxis selectividad nacieron en el siglo XXI. Han crecido de la mano de la tecnología y, por ello, el uso de esta última durante una etapa tan imprescindible en sus vidas como la que abarca el Bachillerato resulta altamente positivo. Mientras que el empleo de papel y boli les recuerda constantemente que son estudiantes, está probado que la realización de determinadas tareas a través de cualquier dispositivo con acceso a la red les ayuda a estar más motivados y predispuestos a enfrentarse a un problema académico, entre otras cuestiones. De igual manera, el feedback entre ellos y el docente es mucho mayor, lo cual reduce la posible sensación de ansiedad que genera la falta de respuestas.

Comentarios