domingo 29/5/22

Dentro de la currícula escolar básica, las matemáticas cumplen un rol fundamental, junto con el lenguaje. Esto se debe a que, junto con la alfabetización, desarrollar este tipo de conocimiento es clave para el desarrollo de aptitudes intelectuales tempranas en los niños.

Se trata, sin embargo, de un área de estudio que muchas veces es vista con recelo porque es complejo dominar el nivel de abstracción que requiere. Sin embargo, conocer sus ventajas puede ser provechoso para comprender la importancia de este aprendizaje y acompañarlo.

A continuación, contamos cuáles son los siete principales beneficios de aprender matemáticas a temprana edad.

1. Desarrollo del pensamiento lógico

El primer beneficio de aprender matemáticas a temprana edad es el desarrollo del pensamiento lógico. Esto ayuda a aumentar la capacidad intelectual para adquirir todo tipo de conocimiento.

Por eso, es recomendable que la formación inicie a los tres años y se refuerce con la escolarización. Luego podremos, por ejemplo, sacar una potencia de potencia y desarrollar un pensamiento más complejo.

2. Mejora de la aptitud de aprendizaje

La enseñanza temprana de matemáticas es la puerta de entrada a todo tipo de aprendizajes, tanto por la estimulación como por el manejo de los símbolos. Si notamos alguna dificultad de aprendizaje en los niños, es fundamental buscar apoyo en sitios seguros como Tutorela.

3. Autonomía

Las matemáticas forman parte de nuestra vida inevitablemente. Por eso, el aprendizaje a corta edad marca los inicios de nuestra capacidad de autonomía para comprender y desenvolvernos. Así, será más fácil manejar dinero, horarios, fraccionar saberes, practicar deportes, participar de juegos de mesa, etcétera.

4. Noción del espacio y los objetos

Si bien es común relacionar las matemáticas con el desarrollo de conocimiento abstracto, también son un gran apoyo en lo concreto. La geometría, por ejemplo, es de gran ayuda para dimensionar el espacio, relacionar formas, determinar áreas y tomar medidas.

5. Desarrollo de la creatividad

El estudio y ejercitación en matemáticas a temprana edad fomenta el desarrollo de la capacidad creativa. Esto se debe a la inducción del pensamiento lógico y el razonamiento.

El devenir del pensamiento matemático invita a buscar soluciones creativas a toda circunstancia. De esa forma, aumenta la capacidad investigativa del niño y este siente la necesidad de crear y probar alternativas constantemente.

6. Agilidad mental

Otro beneficio de procurar un acercamiento temprano a las habilidades matemáticas es el incremento de la agilidad mental. Esto se debe al desarrollo de la capacidad de concentración y relaciones lógicas, que posibilitan una reacción rápida de la mente para interpretar y resolver problemas.

7. Manejo de la ansiedad

Si logramos crear un ambiente seguro y positivo para el aprendizaje de las matemáticas a temprana edad, podemos contribuir al manejo de la ansiedad. Esto responde, principalmente, a la acción resolutiva de los ejercicios.

A medida que el niño adquiera capacidad para resolver distintos ejercicios, los logros se vuelven satisfactorios. Posteriormente, la búsqueda de esa satisfacción y seguridad adquirida harán que la persona sostenga una actitud resolutiva en todos los ámbitos.

7 beneficios de aprender matemáticas a temprana edad
Comentarios