domingo 11/4/21

Estrella Digital

¿Sale gratis robarle a los parados andaluces?

82724CD7-DA05-460B-95D7-ABB54CB26A1C

De manera injustificadamente asidua se sostiene en España la expresión de que al que la hace no le pasa nada nunca o al que la hace le sale gratis siempre. Y no es así. No es norma implacable, desde luego; porque ello revelaría no la emergencia o consolidación de una sociedad enferma sino de un Estado de Derecho y una Administración de Justicia derruidos el uno y la otra, atascados en el fango y la miseria.

            Tres socialistas andaluces tienen reservada plaza en prisión durante un tiempo por cobrar mordidas a los parados. Se trata de dirigentes de la Fundación Guadalquivir, condenados finalmente a nueve años de prisión, pese a que las acusaciones pedían penas que llegaban a superar los treinta. No habrá juicio porque se ha alcanzado un acuerdo con la Fiscalía por parte de los culpables: Ángeles Muñoz, su hijo Cristian Menacho y José Antonio González; los tres atentaron contra el derecho de los trabajadores e incurrieron en fraude de subvenciones en las administraciones públicas.

            El nivel de golfería y sinvergonzonería es ‘top’ cuando hay personas que se dedican, delictivamente y sin tregua, a detraer dinero de las nóminas de decenas de empleados contratados gracias a ayudas de la Junta de Andalucía, reduciendo así su jornada laboral. Con el Código Penal en la mano, poca escapatoria tienen a la estancia, durante un periodo, entre barrotes. Pero habrá que esperar.

            La Audiencia Provincial de Córdoba podría aún suspender la pena y el ingreso en prisión, en base a que los acusados no tienen condenas anteriores y harán frente al pago de todas las indemnizaciones y multas que su deplorable conducta acarrea. La ley es la ley, y hay que respetar su aplicación, pero sería un final decepcionante.

            Al más puro estilo mafioso, estos individuos no sólo cobraban las mordidas detrayendo parte del salario pagado en metálico de forma directa, sino que forzaban un compromiso de donación por transferencia posterior al ingreso de la nómina, también coaccionado éste por amenaza de despido.

Los artífices de comportamientos, en organización y planificación repetida una y otra vez, más dignos de la camorra napolitana, ni pueden ni deben irse de rositas. Nunca debería ser así.

¿Sale gratis robarle a los parados andaluces?
Comentarios