domingo 22/5/22

Wall Street se interesa por empresas verdes

Desde 2019, con el aumento del interés hacia Medioambiente, Inclusividad Social y Gobernanza (ESG) Moody's, Standard & Poor y Dow Jones han estado invirtiendo miles de millones de dólares en plataformas de análisis de riesgo climático
andrea zanon

En 2022 veremos una consolidación de esta tendencia y la creación de nuevas plataformas de análisis de datos climáticos para facilitar las inversiones ESG.

El reciente frenesí de adquisiciones en torno a ESG es bueno y malo. Es bueno porque el mercado finalmente admite que existen riesgos climáticos y sociales y que estos riesgos deberían estar integrados en el precio de los activos. Y es malo porque a medida que el mercado especula sobre todo lo que está relacionado con ESG (particularmente enfocado hacia los problemas climáticos y la descarbonización económica), habrá más marketing verde así como presiones inflacionarias.

Externalidades negativas como las mencionadas y otras más sucederán si la transición hacia la descarbonización ocurren demasiado rápido sin políticas adecuadas.

Esta tendencia de adquisición está impulsada por inversores y empresas que exigen análisis basados ​​en datos más confiables para respaldar sus decisiones de inversión y estrategia ESG, inversiones de impacto y finanza verde. Andrea Zanon ha estimado que a medida que ESG se consolida a lo largo de 2022, tendremos más fusiones y adquisiciones en torno a estas compañías que ofrecen inteligencia de riesgos climáticos. Esto ayudará a ofrecer de manera más sistemática análisis geoespaciales, evaluación de riesgos (tanto climáticos como tecnológicos y sistémicos), evaluación de la vulnerabilidad y de la exposición al riesgo de los diferentes activos.

Las grandes empresas que lideran estos esfuerzos (Bancos, Instituciones Financieras y Fondos Norteamericanos) quieren convertirse en los proveedores de servicios de riesgo climático de referencia ya que habrá un gran aumento en la demanda de estos datos.

Señales de mercado

A continuación se muestran algunos ejemplos recientes de esta tendencia en los mercados financieros.

En agosto del año pasado, Moody's (la agencia de calificación crediticia) pagó más de 2.000 millones de dólares para adquirir una de las principales empresas de modelización de riesgos, RMS. Esta es una firma de ingeniería de riesgo global con ingresos anuales de alrededor de $300 millones. A través de esta adquisición, Moody podrá integrar estrategias transversales de evaluación de riesgos y prevención de riesgos para sus clientes en la industria de seguros. 

Otra adquisición destacada, que confirma el gran interés de Wall Street en el cambio climático,  es la adquisición de S&P Global en enero de 2022 por parte de Climate Service, una firma de modelos de riesgo climático con sede en Carolina del Norte. Con esta adquisición, así como con el lanzamiento de su fondo centrado en ESG en 2021, S&P Global se vuelve más competitivo, particularmente con los clientes más sensibles a los temas ambientales. 

S&P Global ahora puede ofrecer a sus clientes una cantidad integral de servicios, como datos de riesgo, evaluación comparativa y puntuación para integrar mejor el riesgo natural y tecnológico (como desastres climáticos, desigualdad digital y choques de seguridad cibernética) en sus decisiones de inversión.

Mientras Andrea Zanon recopilaba los datos expuestos en este artículo, otra institución de Wall Street, el Dow Jones, lanzó su “Sustainability Data Platform”, una plataforma para agilizar sus procesos de inversión ESG. Según Yahoo Finance, a través de esta plataforma de datos, el Dow Jones podrá proporcionar análisis de riesgo diarios y scoring climáticos en más de 6.000 empresas que cotizan en bolsa.

Esto ayudará a las empresas financieras a tomar mejores decisiones de inversión ESG basadas en fuentes de datos sostenibles más dinámicas, precisas y transparentes.

A nivel bancario, los grandes bancos estadounidenses y canadienses como Wells Fargo, Bank of America y Royal Bank of Canada han establecido un consorcio para medir y comunicar mejor el riesgo climático. Estos líderes financieros quieren convertirse en los bancos globales líderes climáticos ofreciendo servicios a sus clientes que son “climate friendly”.

Tendencia en el futuro

Los mercados de capitales están sistematizando la integración del riesgo climático en todas sus operaciones y el reciente entusiasmo de Wall Street, apoyado por los cambios regulatorios en EE. UU. y la UE, está creando fuertes incentivos para otras instituciones a seguir el mismo camino. Esta tendencia está demostrada también por la reciente participación sin precedentes de bancos, fondos de inversión y compañías Fortune 500 en la Cumbre Climática COP26 que tuvo lugar en el Reino Unido en noviembre de 2021.

Por primera vez, los grandes bancos, compañías de seguros y reguladores financieros están trabajando juntos para facilitar una transición ordenada hacia una economía con emisiones cero.

En conclusión, los mercados están convencidos que se podrían generar muchos ingresos a través de la venta de datos que analizan el riesgo y las tendencias climáticas futuras. Preparaos a un 2022 con muchas inversiones y la creación de nuevos trabajos en la industria ESG.  

*Andrea Zanon, es un experto internacional de ESG que ha asesorado a instituciones financieras internacionales y a más de 20 países y a varios ministros de finanzas en el desarrollo de estrategias de ESG, resiliencia y sostenibilidad.

Wall Street se interesa por empresas verdes
Comentarios