viernes 3/12/21

La UE confía en alcanzar un acuerdo "histórico" con Mercosur antes del 2011

Varios miembros de la UE alertan de los riesgos de un posible acuerdo con el bloque económico sudamericano para sus mercados internos

El presidente de la delegación para las relaciones con el Mercosur del Parlamento Europeo, Luis Yáñez-Barnuevo García, afirmó este viernes en Buenos Aires que esperan alcanzar un acuerdo "ambicioso" e "histórico" de asociación estratégica entre ambos bloques, posiblemente para fines de este año. "Se espera que durante el resto del 2010 o esté muy avanzado o incluso se finalice", explicó el eurodiputado español en una conferencia de prensa con la que la delegación europea concluyó una visita a Brasil y Argentina para impulsar el comienzo de las negociaciones entre la Unión Europea y el Mercosur.

 

Yáñez-Barnuevo anunció que a fines de junio tendrá lugar en Buenos Aires la primera ronda de negociaciones, "ya con contenido específico y con la clara intención de avanzar sobre todo en el capítulo comercial", después de que ambos bloques oficializaran este mes en Madrid, en la Cumbre UE-América Latina y Caribe, que se reanudan las conversaciones, bloqueadas desde 2004.

 

El eurodiputado español, que durante esta semana mantuvo en las capitales de Brasil y Argentina una nutrida agenda de reuniones acompañado de otros seis eurodiputados, aseguró que no buscan un acuerdo de mínimos sino uno "de gran calado, ambicioso y equilibrado".

 

Reconoció que existen "algunos obstáculos", principalmente las barreras de Argentina y Brasil a las importaciones de productos tecnológicos e industriales de la UE y "los aranceles que algunos países europeos pueden poner a las importaciones agroalimentarias" de los dos países suramericanos, "que son muy competitivas".

 

No obstante, opinó que estas dificultades "no son para nada insuperables" y confió en encontrar una "vía del acuerdo por la cesión parcial de ambas partes".

 

Francia, Irlanda, Grecia, Hungría, Austria, Luxemburgo, Polonia, Finlandia, Rumanía y Chipre han alertado de los riesgos de un posible acuerdo con Mercosur para sus mercados internos.

 

Admitió también que hay una legítima preocupación de Europa "sobre todo por una serie de medidas tomadas por las autoridades argentinas, instrucciones verbales que han supuesto una restricción a las importaciones de productos europeos".

 

"A nosotros nos ha sorprendido. En el caso hipotético y coloquial de que habláramos de reciprocidad, y Europa tomara a su vez medidas restrictivas, Argentina saldría muy de lejos perdiendo", advirtió.

 

No obstante, insistió en que "no se trata de eso", sino de "llevar al ánimo de las autoridades argentinas el crear un clima de confianza", para hacerles notar que "lo que se está haciendo afecta a la credibilidad y a la confianza" y que "se levanten esas restricciones".

 

Estos "temas absolutamente solucionables y menores", dijo, podrían resolverse "en los próximos días o semanas".

 

Para el vicepresidente del Parlamento Europeo, el italiano Gianni Pittella, la lección que se debe aprender de la actual crisis es que "de ninguna manera podemos dejarnos contagiar por la enfermedad del proteccionismo, bastante latente en América Latina".

 

"Pero también la UE debe superar las tentaciones proteccionistas, y esto se podrá lograr gracias a un diálogo que refuerce y consolide las bases de un acuerdo (con el Mercosur) que todos deseamos", afirmó.

 

Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) y la UE empezaron a negociar hace una década un acuerdo de asociación que incluye capítulos comerciales y políticos, pero las negociaciones se paralizaron en 2004.

 

Los contactos se retomaron a comienzos de año, cuando Argentina y España asumieron las presidencias temporales de sus respectivos bloques.