martes 20.08.2019
Economía

Senado exime del impuesto de AJD a banco y cliente en la primera vivienda

El Senado ha modificado la nueva Ley Hipotecaria aprobada en el Congreso, al introducir, con la mayoría del PP, que el impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) sea tipo cero y no tengan que pagarlo ni el banco ni el cliente cuando se trate de la compra de una primera vivienda

Senado exime del impuesto de AJD a banco y cliente en la primera vivienda

La Comisión de Economía del Senado ha aprobado este miércoles introducir 27 enmiendas en la ponencia del proyecto de Ley, que inició su trámite en el Congreso y que continúa ahora en la Cámara Alta.

La mayoría de las enmiendas aceptadas son del grupo parlamentario del PP (19), pero también del PSOE (6) y de Cs (2), y entre ellas destaca que tanto la banca como el cliente puedan librarse del impuesto de AJD en la hipoteca de una primera vivienda.

Otro cambio fundamental es que en los contratos de préstamo a tipo fijo o mixto se pueda establecer por contrato una compensación o comisión a favor del banco, con un límite del 4 % del capital reembolsado si se produce en los primeros diez años de vida del préstamo o del 3 % más adelante.

Según el PP, las comisiones por reembolso anticipado acordadas en el Congreso son "especialmente graves" para los préstamos a tipo fijo.

El texto validado por el Pleno de la Cámara Baja el 20 de diciembre establecía estas comisiones en el 2 % durante los 10 primeros años y del 1,5 % a partir de este período, mientras el cliente debía elegir el tipo de amortización a tres o cinco años cuando su hipoteca fuera a tipo variable, con comisiones que sería del 0,25 % o del 0,15 %, respectivamente.

"Esas comisiones a tipo fijo pondrían dificultades al banco, que lo trasladaría al cliente encareciendo el crédito variable y no dando créditos a tipo fijos", ha señalado a EFE la senadora del PP Arenales Serrano, que ha destacado la inclusión de una enmienda que impulsa los créditos "verdes" y que fue rechazada en el Pleno del Congreso, pese a haberse incluido durante su trámite en comisión.

Se trata de activar préstamos "verdes" para fomentar los edificios energéticamente eficientes tanto para su compra como para su rehabilitación y que los bancos se beneficiarán de estas "hipotecas verdes" a cambio de no pagar el impuesto de AJD.

Otra modificación es que la banca pueda vender seguros ligados a la hipoteca, aunque deberá aceptar pólizas alternativas sin empeorar por ello las condiciones del préstamo y el cliente podrá renovarlas cada año.

"Se trata de dar protección y libertad", ha puntualizado Arenales, al tiempo que el PP ha apoyado más enmiendas socialistas que "los socios que le sujetan la silla a Sánchez" en referencia al rechazo que ha generado esta ley en Podemos.

El portavoz de Economía de la formación morada en el Senado Ferrán Martínez ha indicado a EFE que la nueva ley Hipotecaria "es una herencia del PP que recoge el Gobierno de Pedro Sánchez", y ha criticado que no prevea ni la dación en pago ni la garantía de una alternativa habitacional para las familias deshauciadas.

Entre las enmiendas introducidas del PSOE destaca que para los contratos anteriores a la entrada en vigor de la Ley, en los que se incluyan cláusulas de vencimiento anticipado, se aplicarán las nuevas cláusulas (12 cuotas impagadas o el 3 % del capital principal prestado en la primera mitad de la vida del préstamo, y 15 cuotas y el 7 % en la segunda mitad), salvo que la previsión que contengan resulte más favorable para el deudor.

No será de aplicación a los contratos cuyo vencimiento anticipado se hubiera producido con anterioridad a la entrada en vigor de esta Ley, se hubiese instado a un procedimiento de ejecución hipotecaria para hacerlo efectivo y estuviera suspendido.

El nuevo texto que será ratificado por el Pleno del Senado la próxima semana y que saldrá adelante con la mayoría popular también lleva cambios sobre la tasación del inmueble.

Se refiere a que la tasación se lleve a cabo por una sociedad, servicio de tasación de un banco o un profesional homologado con el objetivo de seguir dotando a las tasaciones hipotecarias de una especial seguridad frente al resto de valoraciones y dar así estabilidad al sector financiero.

Estas modificaciones deberán volver a ser votadas en el Pleno del Congreso.

Comentarios