jueves 21.11.2019
Inversión

Sectores económicos y financieros atractivos para la inversión

En un mundo de constante cambio y en el que las nuevas tecnologías están creando nuevos negocios relacionados con la era digital y nuevas oportunidades de inversión, siguen existiendo sectores o negocios tradicionales que concentran la atención de miles de inversores

Sectores económicos y financieros atractivos para la inversión

Durante el año 2016, el sector de la energía fue el más rentable a nivel mundial, con una rentabilidad que alcanzó el 14%, según datos extraídos por un estudio publicado por atlCapital.es. Las telecomunicaciones y los servicios públicos también obtuvieron datos muy positivos, pues su rentabilidad aumentó alrededor del 11%.

En el lado opuesto, sectores punteros hasta hace poco años como la biotecnología o las finanzas experimentaron una caída en su rentabilidad, del 5 y el 2%. No obstante, esto no significa que ambos sectores no resulten atractivos para los inversores, sino que hay quien ha elegido otro camino para hacer sus inversiones.

Si hablamos específicamente de inversiones financieras, resulta muy tentador el mercado forex, el trading de divisas. En www.forextradingbrasil.com podemos conocer algunos de los secretos de este mercado bursátil.

Con operaciones que mueven cada día cantidades cercanas a los 5.000 millones de dólares y cientos de miles de pequeños inversores en todo el mundo, el trading de divisas logra atraer la atención de muchas personas inquietas, y no es para menos, pues solo este mercado aglutina más participantes y más cantidad de movimientos que el resto de mercados bursátiles juntos.

En la web mencionada ofrecen una serie de consejos sobre cómo participar en este mercado en un país que ha crecido tanto económicamente como es Brasil, especialmente después de ser sede del Mundial de fútbol en 2014 y los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro en 2016.

El sector inmobiliario y de la construcción

Con el sector inmobiliario ocurre algo similar a lo que sucede con las finanzas, su rentabilidad ha caído con respecto a otras áreas de negocio, aunque en este caso la explicación es sencilla. La crisis de las hipotecas subprime y la caída del banco americano Lehmann Brothers hace ahora 10 años estuvo motivada por razones impulsadas por la pérdida de confianza en el sector inmobiliario.

Esta crisis rápidamente se trasladó al panorama europeo y países como España, cuya economía dependía en gran medida de la salud de la construcción, vio como la burbuja inmobiliaria se pinchaba y con ella se perdía millones de puestos de empleo.

La mejora de la economía en los últimos años ha supuesto un impulso importante para sectores como este, que han recuperado parte de su vigorosidad. Así, zonas turísticas como la Costa del Sol en Málaga vuelven a ser lo que fueron en los años 90 y la primera década de los 2000.

El interés por esta zona turística, un verdadero paraíso de sol, playa y buenas temperaturas es lo que hace que inmobilarias en Marbella y San Pedro de Alcántara, como las del grupo Almar Estates, ofrezcan una buena oportunidad para comprar o alquilar áticos, villas y apartamentos en la zona, especialmente casas y pisos en Marbella, el destino más deseado.

Por otra parte, el sector inmobiliario está creciendo en parte gracias a la asunción de esa nueva cultura de la sostenibilidad. Así, vemos que cada vez son más las empresas y particulares que apuestan por la construcción sostenible y la arquitectura bioclimática.

Los servicios a las personas mayores, un nicho todavía por explotar

A corto y medio plazo, las finanzas y el sector inmobiliario son dos buenos ejemplos de áreas de negocio que han sabido reconducir su situación para volver a resultar atractivos ante los inversores.

No obstante, nos encontramos por otro lado con áreas de negocio que todavía están por explotar y que pueden ocupar un nicho importante de inversiones. Ese es el caso de los servicios a las personas mayores.

Uno de los grandes problemas a los que se enfrentan los países desarrollados es la baja tasa de natalidad. Muchos analistas creen que la solución a estos problemas puede llegar de la mano de la inmigración, pero los debates políticos, sentimentales y de identidad hacen difícil esta situación.

Conscientes de que en los próximos años la población cada vez estará más envejecida y habrá menos jóvenes, son muchos los inversores que apuestan por garantizar servicios y prestaciones a la población de mayor edad.

Los emprendedores con buenas ideas ven sin embargo que su ilusión por hacer realidad su idea de negocio se vuelve imposible por la incapacidad de financiar su proyecto. En estos casos, herramientas como los minipréstamos pueden ser de gran ayuda. Los minipréstamos son una fórmula de financiación casi inmediata y en la que se gozan de muchas facilidades para acceder a liquidez en pocos días.

Relacionando esta idea de servicios a personas mayores con sectores tradicionales de la economía española que vuelven a estar en crecimiento nos encontramos con empresas como ascensores bilbao. Hablamos de una empresa de ascensores en Bilbao que se dedica, entre otras actividades, a la instalación de ascensores en Bilbao.

En España siguen siendo decenas de miles los edificios de vecinos que no cuentan con ascensor en sus espacios comunes. Un ascensor es una forma sencilla de facilitar la movilidad a las personas con problemas de este tipo, pues, de lo contrario, pueden llegar a verse abandonadas o aisladas de la realidad en su propia vivienda.

Con las personas mayores existen muchas áreas de inversión que van desde los servicios de acompañamiento, atención y cuidados médicos hasta el turismo especializado. Estos dos sectores son, quizás, los más conocidos y practicados desde hace años, pero otros como el entretenimiento, el deporte, las terapias y rehabilitación o las actividades artísticas también pueden tener un hueco si se diseña un proyecto atractivo.

Especialmente interesante puede ser la documentación de recuerdos. Las personas mayores son fuente inagotable de sabiduría y conocimiento, sobre todo en aquellas áreas de lo que se conoce como sabiduría popular. Para evitar que todo este arsenal de información se pierda con el tiempo, existen proyectos para recopilar toda esa información de manera digital y que así se preserve la cultura popular de nuestros mayores.

Comentarios