miércoles 15.07.2020

El rey ofrece a Iberoamérica la ayuda de España para frenar la pandemia

Felipe VI ha ofrecido este miércoles a los países de Iberoamérica la colaboración de España para frenar la pandemia en esta región al considerar que la experiencia acumulada en los últimos tres meses por las instituciones y los profesionales españoles "puede ser de utilidad"

El rey ofrece a Iberoamérica la ayuda de España para frenar la pandemia

El rey ha hecho este ofrecimiento en la reunión de los presidentes de organizaciones que integran el Consejo de Empresarios Iberoamericanos (CEIB), celebrada en la sede de la patronal CEOE en Madrid y en la que la mayoría de los participantes lo ha hecho de manera telemática.

El hecho de que la crisis sanitaria haya golpeado antes a Europa que a América, donde el número de casos ha aumentado progresivamente, ha supuesto, según don Felipe, que la propagación del virus no haya sido paralela en el tiempo en los dos continentes.

"Por ello, creo que la experiencia acumulada por nuestras instituciones y profesionales durante los últimos meses os puede ser de utilidad. Como país hermano, nos ponemos a vuestra disposición para colaborar en estos momentos tan complejos y dolorosos", ha afirmado el monarca.

Latinoamérica supera ya el millón de contagios, la sexta parte del total mundial, y las 51.000 muertes, lo que ha llevado a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a expresar su preocupación por la expansión del covid-19 en esta región.

Brasil es el segundo país con más contagios, con unos 527.000, y 30.000 muertes, por detrás de Estados Unidos, y Perú (170.000), Chile (105.000) y México (90.000) están también entre los diez primeros.

Felipe VI ha subrayado que las relaciones culturales y económicas entre España e Iberoamérica "son y serán siempre muy fuertes" y ha abogado por que lo sean "más aún en situaciones de extremada dificultad" como la causada por la pandemia, que ha agravado la caída de la economía en la región.

A los empresarios iberoamericanos, les ha transmitido su aliento convencido de que, con su "esfuerzo y entereza", van a desempeñar "un papel decisivo" en la recuperación.

De igual modo, les ha expresado la voluntad de España de mantener su apuesta "firme y sostenida" por las relaciones económicas y comerciales con América Latina en favor de "la continuidad de toda esa gran obra" construida en las últimas décadas.

El rey ha defendido "una economía abierta" y que la comunidad iberoamericana sea un espacio "más próspero y cohesionado, más innovador, y más sostenible e inclusivo".

"Necesitamos una Iberoamérica más unida, con mayor ambición, mucho más consciente de sus nexos y oportunidades como una de las grandes regiones del futuro", ha añadido don Felipe en el discurso distribuido por la Casa Real.

En el foro, celebrado a puerta cerrada, han participado la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan; la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, y el presidente de CEOE, Antonio Garamendi, quienes han llegado con mascarilla a la sede de la patronal.

De manera telemática, han intervenido el presidente del CEIB, el andorrano Gerard Cadena, el de la Organización Internacional de Empleadores (OIE), el turco Erol Kiresepi, así como los responsables de la veintena de patronales de países latinoamericanos.

El lema de la reunión ha sido "Más Iberoamérica, nuestra empresa cómún", del que don Felipe ha apuntado que "no es casual", al reflejar "la apuesta decidida de todos por apoyar más que nunca a esta gran comunidad".

Garamendi ha incidido en la importancia del consenso y el diálogo social como -"algo que conocemos bien", ha apuntado- como herramienta para favorecer el desarrollo económico y la salida de la crisis.

La CEOE decidió suspender la negociación con el Gobierno el pasado 21 de mayo por el pacto de PSOE y Unidas Podemos con EH Bildu para derogar la reforma laboral, si bien las explicaciones del Ejecutivo le convencieron para retomar el diálogo esta semana.

Grynspan también ha abogado por el pacto social para que, además de remontar la crisis, el futuro sea "más prometedor y justo", según fuentes de la Casa Real.

Los distintos dirigentes han coincidido además en que es momento de unir fuerzas y emprender "una cruzada por la inversión promovida desde el más alto nivel".

Comentarios