lunes 21.10.2019

La Reserva Federal urge al Congreso a que evite suspender los pagos de EEUU

Wall Street se tiñe de rojo y pierde el 0,28 % en la media sesión

El presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, urgió este jueves al Congreso a que apruebe un incremento del empréstito nacional y evite que EEUU incurra en una suspensión de pagos de efectos "caóticos" a escala mundial. Durante la segunda jornada de su informe semestral sobre política monetaria, Bernanke enfatizó ante el Comité de Banca del Senado que "la calificación de crédito es un símbolo de una reputación muy importante para Estados Unidos".

Después de la advertencia del presidente de la Fed, la Bolsa de Nueva York perdía el terreno ganado de la apertura y hacia la media sesión el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, bajaba el 0,28%. El presidente Barack Obama y el Congreso siguen trabados en una disputa sobre la reducción del déficit fiscal mientras se aproxima la fecha el 2 de agosto en la cual Estados Unidos llegará a su límite autorizado de 14,29 billones de dólares de endeudamiento.

Obama trata de convencer a los republicanos, en una serie de negociaciones a contrarreloj en la Casa Blanca, de que apoyen su plan para elevar el tope de endeudamiento ligado a una reducción del déficit en unos 4 billones de dólares en los próximos diez años. Sin embargo, los republicanos consideran la propuestas de Obama como "inaceptables porque incluyen aumentos de impuestos".

"Cese de pagos de la deuda"

Bernanke alertó este jueves de que "un cese de pagos de la deuda o de los beneficios sociales es, se mire como se mire, un incumplimiento de las obligaciones que tendrá un impacto sobre la economía pero, aún más, sobre la confianza". El presidente del banco central de EEUU afirmó que "en esta circunstancia no queda otra solución más que aumentar la deuda autorizada y luego trabajar en las formas de reducir el déficit fiscal, que es una amenaza mayor a largo plazo".

La agencia Moody's anunció el miércoles que está revisando la calificación, hasta ahora excelente, de los bonos del Tesoro de EEUU para una posible degradación como consecuencia de la posibilidad creciente de que el Congreso no eleve la capacidad de endeudamiento. También la agencia Standard & Poor ha indicado a legisladores y grupos empresariales que podría bajar la calificación del crédito de EEUU si el Gobierno suspende algunos de sus pagos, incluidos los del Seguro Social, aún si siguiera pagando los intereses de la deuda.

"Un deterioro de la calificación de crédito cuando faltan unas pocas semanas (para que se cumpla el plazo para elevar el nivel de endeudamiento autorizado) llevará a una pérdida de la confianza de los inversores", alertó el presidente de la Fed. Si Estados Unidos suspendiera los pagos de sus compromisos y deudas, según Bernanke, habría un aumento de los tipos de interés "incluidos los intereses del crédito, de las hipotecas, y ciertamente del déficit fiscal".

Un cese de pagos, agregó, llevará a "recortes en los pagos a cualquier persona que perciba beneficios sociales, en los pagos de servicios y de los sueldos de las Fuerzas Armadas". "Todo ello frenará la actividad económica y, seguramente, empeorará la situación del mercado laboral", según Bernanke.

Con un incremento de los tipos de interés "las empresas tendrán menos disposición a contratar nuevos empleados y si el Gobierno corta un 40% de sus pagos habrá una eliminación de empleos", pronosticó.