sábado 31/7/21

Prisa suscribe con sus acreedores refinanciación de 1.148 millones en deuda

El grupo Prisa asegura haber suscrito ya con todos los acreedores implicados el acuerdo pactado en octubre para refinanciar deuda por 1.148 millones de euros, lo que le permitirá reducir esa cifra en un 30 % y aplazar el vencimiento del resto hasta 2025, así como la venta de Santillana España

Grupo Prisa
Grupo Prisa

La compañía ha detallado este miércoles en un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que cuenta con la adhesión del 100 % de las entidades financieras acreedoras de la deuda derivada del contrato de financiación sindicada por importe actual de 1.148 millones de euros que logró en diciembre de 2013.

El pasado 19 de octubre Prisa anunció que había alcanzado un acuerdo de refinanciación con el 79,7 % de sus entidades financieras cuya ejecución quedaba supeditada a la venta del negocio de Santillana España a la compañía finlandesa Sanoma por 465 millones.

Con la suscripción ahora del 100 % de los acreedores, Prisa evitará tener que recurrir al denominado "scheme of arrangement" previsto en la legislación inglesa para refinanciar la deuda, lo que "simplificará la ejecución", según el grupo de comunicación.

El pasado 3 de noviembre, Prisa también anunció que había cerrado la venta del 64,7 % del grupo portugués de televisión Media Capital por 36,85 millones de euros, operación que fue anunciada en septiembre y que le reportará una pérdida contable de 48,5 millones.

"La operación supone la culminación del proceso de desinversión de Prisa en el sector audiovisual, de conformidad con la hoja de ruta de la compañía de focalización en sus activos de educación y medios de comunicación estratégicos", explicó entonces.

Está previsto que el próximo 18 de diciembre Prisa celebre una junta extraordinaria de accionistas para aprobar la venta del negocio en España de Santillana, referente mundial en contenido educativo en habla hispana.

El pasado 20 de noviembre, su Consejo de Administración rechazó unánimemente la oferta planteada tan sólo un día antes por el empresario asturiano Blas Herrero, junto a un grupo de inversores que no desveló, para comprar todo su negocio de medios de comunicación por un importe que, según algunos medios, rondaba los 200 millones de euros. 

Comentarios