martes 19/10/21

Las oportunidades de crecimiento que tiene la economía española

euros dinero

En España, cuyo tejido empresarial está conformado por alrededor del 75% de PYMES y autónomos, la pandemia ha supuesto una restricción muy grande desde el punto de vista de la oferta y la demanda ,  cuyo desequilibrio ha sido en nuestro caso nefasto para la economía ya que en nuestro país el turismo que ha sido a nivel mundial el principal sector afectado, supone una parte importante de nuestro PIB ya que en 2019 el turismo suponía el 12,4% del PIB  pero en 2020 este porcentaje se desplomó por debajo del  5% y las estimaciones para el 2021 a fecha de hoy es que el PIB del sector será de 77.200 millones, la mitad que en 2019 y en un escenario favorable.  

La situación y el contexto económico  por lo tanto es complejo, lo que ha llevado  al BCE a mantener los tipos al 0% para  de la política monetaria y que la mayor parte de los países de la UE hayan adoptado políticas fiscales expansivas reduciendo impuestos para aumentar la renta disponible y favorecer la demanda buscando el nuevo equilibrio con la oferta, como es el caso de los casinos online.

El Ministerio de Hacienda debe de hacer su trabajo, que es velar por el cumplimiento de las normas tributarias y perseguir a aquellas personas o empresas que incumplan la ley, pretender  cómo política económica hacer la vista gorda respecto a autónomos o PYMES que defraudan con el fin de evitar cierres y que ello repercuta negativamente sobre nuestra economía es sencillamente absurdo porque eso provocaría la caída de ingresos del estado y con ello se podrían ver afectas muchas partidas presupuestarias. Si se quiere ayudar a las empresas y que las mismas cumplan la ley , hay que llevar a cabo dos medidas fundamentales:  ayudas y rebaja fiscal.  Ahora bien, saltarse la ley para incentivar nuestra economía es gravísimo y además es un engaño, ya que la inspección ahora quizás no te condene pero el fraude está hecho y tarde o temprano tendrás que hacer frente a ello.

El gobierno de España por otro lado, pretende que los no residentes tributen en España algo que va en contra de la propia doctrina de la OCDE que publica en su Analysis of Tax Treaties and the Impact of the Covid-19 Crisis. En concreto la medida proponía que los no residentes que por la situación de la pandemia han decidido que España fuera su residencia, tributasen en España los días que estuvieran residiendo, algo que desde el punto de vista económico es un disparate .

En conclusión, España necesita políticas expansivas que ayuden a las empresas y a los contribuyentes a tener liquidez y renta disponible que permita consolidar la recuperación de la economía y este tipo de medidas son parches a corto plazo que en ningún caso servirán para el crecimiento a largo plazo de nuestra economía y que son dañinas para la atracción de la inversión tanto nacional como internacional.  ¿De qué sirve que la inspección mire para otro lado si no bajas impuestos o das ayudas a fondo perdido para las empresas?

Comentarios