sábado 26/9/20

Navarra reclamará a Siemens Gamesa unos 2 millones ayudas por incumplimiento

El Gobierno de Navarra reclamará a Siemens Gamesa la devolución de "en torno a dos millones de euros" de las ayudas recibidas y que, tras su anuncio de cerrar la planta de Aoiz, entiende que no cumplen con los requisitos para obtenerlas

Navarra reclamará a Siemens Gamesa unos 2 millones ayudas por incumplimiento

Así lo ha señalado en conferencia de prensa para hacer balance del año la presidenta del Ejecutivo foral, María Chivite, quien ha sido muy crítica con la actuación de Siemens Gamesa, cuyo anuncio de cierre de la planta navarra ha considerado "un ejercicio simple y duramente de deslocalización".

La presidenta ha sido cuestionada sobre las críticas de los trabajadores de la planta de Aoiz a la gestión de su Gobierno para evitar este cierre, y al respecto ha defendido que el Ejecutivo foral "ha estado acompañando en todo momento al comité de empresa".

Sin embargo, en "una labor de empatía" con la plantilla, "me pongo en su lugar y creo que se está viviendo efectivamente una situación muy complicada porque hace escasos tres meses tenían compromiso de trabajo y todo iba bien. La empresa ahí no ha sido honesta con sus trabajadores y trabajadoras, no ha sido transparente diciéndoles cuál era la situación", ha afeado Chivite.

También ha cuestionado la validez de las ayudas públicas entregadas por Navarra a Siemens Gamesa, habida cuenta del anuncio del cierre, por lo que ha anunciado la intención del Gobierno foral de "solicitar a la empresa la devolución de en torno a 2 millones de euros de las ayudas recibidas por no cumplir con los requisitos, ahora que parece que va a cerrar la empresa".

En cualquier caso, la presidenta ha reiterado que su Gobierno "ha trabajado de la mano del comité de empresa, con la colaboración también del Gobierno de España, poniendo alternativas a la propia empresa encima de la mesa para garantizar la viabilidad de esa empresa", pero ésta "no ha querido entrar a hablar" de esas propuestas, ha lamentado para considerar este "un caso clarísimo de deslocalización".

Por parte de la Administración foral, "hemos procurado hacer todo lo que ha estado en nuestra mano" y "no solo nos ha preocupado el trabajo de estas personas, que por supuesto era lo prioritario, sino también el impacto que tiene en la zona de Aoiz" el cierre de la planta.

"También hemos estado hablando con el alcalde y le hemos dicho que tenemos otras cuestiones sobre la mesa en medio plazo para garantizar el desarrollo y el equilibrio territorial en toda Navarra y concretamente de esa zona", ha planteado la presidenta. 

Comentarios